Lo que la Luna Llena del 9 octubre en Aries significa para ti

Los secretos de tu fecha de nacimiento

Es el momento de encontrar el autoconocimiento y superar los obstáculos recordando quién eres realmente.

En medio de la pacífica estación de Libra, nos encontramos con la Luna llena en Aries. Regido por el fuego, Aries nos trae la oportunidad de quemar todo lo que bloquea nuestro camino hacia adelante. Esta Luna llena del domingo 9 de octubre de 2022 es un momento para alinearte con tu poder interior y sentir tu valor para superar cualquier obstáculo.

También es un momento para alinearte con tus pasiones. Aries nos guía en la misión de encontrar el propósito de nuestra alma. Encontrar este camino requiere compromiso, motivación y valentía. El camino de nuestra vida no siempre es un viaje fácil. Esta Luna llena está aquí para ayudarte a caminar un poco más lejos en él con más confianza de la que has sentido antes.

Lo que la Luna llena en Aries significa para ti espiritualmente

El primer paso para entender esta Luna llena es saber que puede hacer aflorar sentimientos de inquietud, impaciencia y frustración. Aries señala rápidamente dónde no estás alineado con el propósito de tu vida. Esta energía puede sentirse intensa y causar dudas en tus decisiones. Está aquí para inspirarte a romper todo lo que te retiene.

Cuando nuestra energía se estanca o no avanza, tendemos a sentirnos inquietos e impacientes. También tendemos a sentir estas cosas cuando no estamos tomando las decisiones necesarias para alinearnos con nuestro viaje. Es posible que no sepamos qué elecciones hay que hacer, lo que también puede ser frustrante.

Qué considerar durante esta Luna llena

Si no estás actualmente alineado con tu alma, esta Luna llena puede sentirse muy desafiante. Puede incluso causar rupturas energéticas en tu sistema, incluyendo rabietas internas, lágrimas e incluso estallidos de ira hacia los que te rodean.

La ira puede ser poderosa, y puede ayudarte a tomar medidas donde lo necesites en tu vida. También es importante tener en cuenta que cuando surge la ira, puede ser una señal de que tus límites están siendo, o han sido, infringidos. Cuando sentimos que nuestra energía está siendo invadida o que no somos vistos o respetados, nos enfadamos. Es una parte natural del ser humano y un indicio de que necesitas exponer tus necesidades con más firmeza.

Esto no significa exponerlas más agresivamente o con fuerza, sino simplemente con firmeza y poder. Puede ser un reto pedir lo que necesitas, especialmente a las personas más cercanas a ti. Esta Luna llena en Aries, sin embargo, es el momento de analizar cómo los límites en tus relaciones pueden ser débiles. Si la ira surge a menudo en tus relaciones, pregúntate si hay cosas que necesitas decir y que puedes estar evitando. Pregúntate por qué las evitas. A continuación, piensa en cómo puedes exponer tus necesidades de forma tranquila y constructiva, de manera que refuerces tus límites y disipes tu frustración. Puede que no sea el momento exacto para tener una conversación necesaria, pero sigue siendo un buen momento para pensar en qué palabras hay que decir.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones, tómate un momento para asentar tu energía. Existe una fina línea en el cerebro entre la ira y la motivación. Si te encuentras enfadado o frustrado en esta Luna llena, pregúntate qué puedes hacer con esa energía. Alinéate con tu respiración y mueve tu cuerpo. El ejercicio es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti en una Luna llena de Aries. Suda, mueve tu energía y fíjate en dónde te atacas a ti mismo o a los demás.

Todo es cuestión de dirigir tus emociones. En lugar de perderte en un mar de ira en esta Luna llena, debes saber que puedes dirigir este fuego interno. Úsalo para atravesar tus miedos, confusiones, dudas o despistes.

Esta es también una Luna de perdón. Cada Luna llena nos brinda la oportunidad de perdonarnos a nosotros mismos y a los demás. Con Aries tematizando esta Luna llena, es un momento importante para ver cómo puedes estar guardando la ira hacia ti mismo o hacia otro. Luego pregúntate si estás preparado para perdonar. No perdonamos a otras personas por ellas. Las perdonamos por nosotros mismos.

Mantener el enfado consume mucha energía. Mantener el resentimiento hacia alguien consume nuestros valiosos recursos. También nos impide elevar nuestra vibración hacia el amor y la compasión. Es muy difícil existir en frecuencias más altas si estamos enfadados con nosotros mismos o con otra persona.

Es importante saber que cuando perdonas a alguien, no significa que condones o apruebes su comportamiento. Simplemente significa que estás liberando la energía que te une a ellos. A través de esta liberación, recuperas tu energía y tu poder. Cuando sigues enfadado con alguien, le das un poco de tu poder porque mantienes un espacio en tu campo energético para él. Seguir enfadado con alguien significa que necesitas pensar en él. Significa que está ocupando parte de tu espacio mental y consumiendo tu energía. Esta Luna puede ser un momento poderoso para romper con las limitaciones autoimpuestas que están causando estancamiento en tu vida.

En esta Luna llena, pregúntate si necesitas perdonar a alguien. También pregúntate si necesitas perdonarte a ti mismo. Permanecer enfadado contigo mismo es energéticamente agotador y puede impedirte avanzar en tu camino. Puede que incluso te estés autosaboteando por la ira o la frustración. Puede ser un reto perdonarse a sí mismo. Recuerda que sólo eres humano y que puedes cometer errores. No puede salir nada positivo si estás en guerra contigo mismo.

Permite que esta Luna llena abra tu corazón y te ayude a entrar en una frecuencia compasiva. Ten compasión por ti mismo y por los demás. Entonces, desde un lugar de compasión y coraje, perdónate a ti mismo y a los demás. No porque lo merezcan necesariamente, sino porque tú lo mereces.

Luna Llena en Aries con el Sol en Libra

Mientras la Luna aterriza en Aries, el Sol permanece en Libra, permitiéndonos trabajar con ambas vibraciones en nuestros cuerpos energéticos. En las Lunas llenas, el Sol se opone a la Luna, revelando un espectro de energías tanto altas como bajas. Tenemos la oportunidad de liberar cualquier frecuencia baja con la que nos estemos alineando y transformarla en una más alta.

Sin embargo, esto empieza por ser conscientes de qué frecuencias están disponibles para trabajar durante la Luna llena, y luego ser conscientes de con cuáles nos estamos alineando en nuestros comportamientos, pensamientos y emociones. Aries y Libra se sitúan uno frente al otro en el cielo y en la rueda del zodiaco. Aries alberga la primera casa del yo y está regida por Marte, mientras que Libra alberga la séptima casa de las relaciones y está regida por Venus.

A primera vista, estas dos energías son muy diferentes. Cuando miramos un poco más de cerca, pueden enseñarnos valiosas lecciones sobre cómo permanecer alineados con el viaje de nuestra alma mientras compartimos la experiencia de vivirlo con otro. Aries nos recuerda en esta Luna llena que tenemos un propósito en esta vida, y cuando lo encontramos, nos sentimos satisfechos. Libra nos anima a sentirnos en paz sin importar la situación, lo que se consigue más fácilmente cuando estamos alineados con el camino de nuestra alma. También tenemos más posibilidades de entablar relaciones y asociaciones saludables cuando tenemos un propósito y nos sentimos realizados por nosotros mismos.

Esta Luna llena en Aries nos recuerda que ya estamos completos. Las personas de nuestra vida no nos completan. Por el contrario, hacen que la vida sea mucho más dulce. La verdadera relación que hay que observar durante esta estación es la que se establece con uno mismo. Aries y Libra son portadores del espíritu guerrero. Aries es más agresivo, representando al típico guerrero dispuesto a luchar contra la adversidad para ascender al siguiente nivel. Libra es más bien un guerrero pacífico, que lucha sólo cuando se ha roto el equilibrio.

Aries nos da la energía para conquistar algunos de nuestros demonios más duros, mientras que Libra nos ayuda a corregir los errores que nos han hecho o que hemos hecho a otros. Aries lucha con el fuego y la fuerza, mientras que Libra utiliza el aire compuesto de palabras y comunicaciones equilibradas.

Aries es directo y a menudo imparable. Cuando invocamos la energía de Aries, el cambio se produce. Enviamos el mensaje y no se puede malinterpretar el significado. Libra, en cambio, es más suave y a menudo puede dejarse influir por otro lado. Libra tiende a ver todos los lados por igual, lo que puede ser beneficioso. Pero también puede hacer que esta energía sea menos efectiva para crear cambios rápidamente. La vibración de Libra pide que primero entendamos el asunto desde todos los puntos de vista antes de tomar una decisión. Esta comprensión puede llevar tiempo y puede perder impulso.

Cuando observamos las vibraciones más elevadas de Aries, vemos valor, determinación, resistencia y empuje. Esta energía nos ayuda a tomar decisiones con rapidez y seguridad. También nos ayuda a disolver los obstáculos con determinación y pura fuerza de voluntad. Esta es la energía del carnero, dispuesta a actuar cuando sea necesario y sin permitir que nada la detenga.

Necesitamos esta energía en nuestras vidas cuando nos enfrentamos a adversidades, cuando empezamos algo nuevo o cuando decidimos centrarnos en nosotros mismos. Nos permite tomar decisiones desafiantes que exigen que nos pongamos en primer lugar. También nos ayuda a entender cuándo ser egoísta puede ser beneficioso para nuestra evolución y la vibración general del mundo.

Aries nos enseña que cuando nos ponemos a nosotros mismos y a nuestras misiones en primer lugar, todos se benefician. Nuestro camino puede requerir que lo elijamos una y otra vez. Aries nos da la energía necesaria para elegir el camino de nuestra alma incluso cuando no es el más fácil.

Aries en sus frecuencias bajas, o de sombra, se vuelve negativamente egoísta. Cuando nos alineamos con este lado, olvidamos que vivimos en un mundo lleno de otras personas. Perdemos nuestra capacidad de compromiso o de tomar decisiones en aras de la paz. Nos mantenemos firmes incluso cuando no vale la pena la batalla. Incluso podemos iniciar batallas sólo para demostrar un punto sin ninguna intención real detrás de la energía. Las frecuencias bajas de Aries hacen que nos convirtamos en la única prioridad. También hace que nos centremos sólo en nuestra perspectiva, dándonos una visión unilateral, ya que nos olvidamos de ver las cosas desde el punto de vista de los demás. El egoísmo es una línea muy fina. Necesitamos lo suficiente para mantenernos fieles a nuestro camino y no ceder a las exigencias de los demás cuando desafían nuestro compromiso con nosotros mismos.

Sin embargo, un exceso de egoísmo nos lleva a vivir una vida de soledad o de relaciones desequilibradas. Cuando tomamos demasiada energía, no nos sentimos bien. Sabemos intuitivamente cuando las relaciones están desequilibradas. Puede que no sepamos cómo corregirlo, pero sabemos que algo está mal. Esta sensación de desequilibrio provoca frustración e ira, que son otros de los lados bajos de Aries.

Mientras trabajas con la Luna llena, pregúntate dónde puedes haber cruzado la línea del egoísmo. ¿Dónde necesitas ser más egoísta por el bien de tu alma? ¿Y dónde necesitas ser menos egoísta por el bien de tus socios? Hazte a ti mismo una prioridad, pero también conoce dónde y cómo puedes comprometerte. Hay cosas en esta vida que no son negociables, y hay cosas en las que podemos aflojar. Decide en esta Luna llena por qué estás dispuesto a luchar, en qué estás dispuesto a mantenerte firme y en qué estás dispuesto a negociar por la felicidad de otra persona. Ayudar a los demás a ser felices puede ser a veces más importante que demostrar un punto.

Esta Luna llena en Aries también nos ayuda a despojarnos de las vibraciones más bajas de Libra, que pueden trabajar en contra de la búsqueda de nuestro propósito. El lado bajo, o sombra, de la balanza es la pasividad-agresividad y la indecisión. Cuando nos alineamos con este lado, vacilamos entre las opciones y a menudo nos frustramos. No podemos decidirnos por un camino y cuestionamos nuestro conocimiento instintivo. Perdemos la confianza en nosotros mismos y podemos correr en círculos, sin encontrar nunca nuestro camino.

Ser indecisos es otra forma de luchar contra nosotros mismos, y esta guerra puede extenderse a los demás. Esta constante vacilación puede presionar nuestras relaciones, ya que buscamos respuestas en los demás, sin comprender que ya tenemos las respuestas que buscamos. También tendemos a apoyarnos en el apoyo de los demás en lugar de en nuestra propia fuerza interior para que nos ayude en nuestro camino. Este comportamiento puede llevarnos a la codependencia y a la sensación de perdernos en el otro.

Si te encuentras alineado con las vibraciones más bajas de Libra, es mejor que pases algún tiempo en meditación, aprendiendo a confiar en ti mismo sin influencias externas. Hazte algunas preguntas y fíjate en las primeras respuestas que aparezcan. No las analices en exceso, sino que permite que provengan de tu intuición.

Pasa a la acción y sabe que, si las cosas no salen como quieres, siempre habrá una lección que aprender y espacio para crecer. Concédase la gracia de dar pasos en falso en su camino. Este permiso te animará a elegir un camino y a recorrerlo.

A medida que nos alejamos de las bajas vibraciones de Aries y Libra, nos permitimos alinearnos con el propósito de nuestra alma. Comprendemos que cuando nos sentimos satisfechos y realizados, todos en nuestra vida se benefician. Podemos equilibrar la prioridad y la responsabilidad hacia nosotros mismos con nuestras responsabilidades hacia los demás. Sabemos cuándo comprometernos, cuándo luchar por lo que amamos y cómo hacer las paces con el viaje de nuestra alma.

Tu invitación

Esta Luna llena tiene el poder de enseñarnos el propósito de nuestra alma y cómo perseguirlo mientras vivimos en el mundo con otras personas. Cuando integramos las vibraciones superiores de Libra y Aries, sabemos cómo apoyarnos a nosotros mismos y a los demás. También sabemos cuándo pedir apoyo e incluso elegir compañeros que nos ayuden a evolucionar hacia el siguiente nivel de nuestro viaje personal.

Esta Luna llena puede ayudarte a entender tu viaje más profundamente y, a su vez, a desarrollar relaciones más satisfactorias. Lo ideal es que quieras parejas que también entiendan cómo equilibrar su misión de vida con la tuya para que cada persona se sienta realizada y sin resentimientos. Alinéate con esta Luna llena para crear una vida llena de propósito, pasión y disfrute. Luego, aprende a convertirlo en una prioridad sin dejar de compartir la experiencia y la alegría de la vida con los demás.


¿Sigues buscando el propósito de tu vida? ¡No vas a creer lo que la ciencia de la Numerología puede revelar sobre ti!

Así es, la numerología de tu fecha de nacimiento, independientemente del mes en que hayas nacido, puede revelar información sorprendente sobre tu personalidad.

Desbloquea ahora los mensajes ocultos en tu Código de Personalidad con tu informe personalizado con más de 100 páginas con secretos sobre tu fecha de nacimiento.

Haz CLIC AQUÍ para aprender lo que la Numerología dice sobre tu vida usando sólo tu Nombre y Fecha de Nacimiento.