Cómo preparar una celebración de Año Nuevo memorable tras un año decepcionante

No importa cuántas veces oigas a alguien decir que Nochevieja es una fiesta totalmente arbitraria, o que el concepto de enero como “nuevo comienzo” es falso, el final del año puede seguir pareciendo, de alguna manera, muy significativo. Y eso no tiene nada de malo; la estructura y las rutinas pueden dar sentido a nuestras vidas y, para algunas personas, el cambio de calendario puede resultar reconfortante.


¿Sigues buscando el propósito de tu vida? ¡No vas a creer lo que la ciencia de la Numerología puede revelar sobre ti!

Así es, la numerología de tu fecha de nacimiento, independientemente del mes en que hayas nacido, puede revelar información sorprendente sobre tu personalidad.

Desbloquea ahora los mensajes ocultos en tu Código de Personalidad con tu informe personalizado con más de 200 páginas con secretos sobre tu fecha de nacimiento.

Haz CLIC AQUÍ para aprender lo que la Numerología dice sobre tu vida usando sólo tu Nombre y Fecha de Nacimiento.


Sin embargo, el comienzo de un nuevo año no es para todo el mundo una señal de alegría, y reflexionar sobre los últimos 12 meses puede no ser tan agradable si has tenido Un Año. Por mucho que a algunos nos guste, no siempre podemos dejar atrás todo lo malo -como el dolor de una ruptura importante o el resentimiento persistente por el jefe que te despidió- cuando el reloj marca la medianoche del 31 de diciembre. Y no es por ser un aguafiestas, pero hacer un propósito de Año Nuevo (por ejemplo, no enviar mensajes de texto a tu ex o conseguir un nuevo trabajo) puede parecer más un mandato excesivamente crítico que un objetivo esperanzador si ya te sientes mal.

Todo esto viene a decir: Para mucha gente, el fin de año no trae sentimientos brillantes y evocadores, e incluso puede despertar ansiedad y temor. Si es tu caso, anímate: Hay algunas estrategias que pueden ayudarle a replantearse el nuevo año o, al menos, a hacer que sea más fácil ignorarlo.

Haz planes de Nochevieja que te ilusionen de verdad.

¿Cómo te apetece realmente entrar en enero? ¿De pie en un bar abarrotado mientras caen globos del techo (léase: ¿haciendo cola en la barra, ansioso mientras esperas tu copa de champán de 50 dólares)? ¿Es en un gran abrazo de grupo con amigos y/o familiares en una fiesta en tu barrio? ¿O en pijama, en ese espacio sublime entre la vigilia y el sueño, en tu casa?

No hay respuestas erróneas, pero intenta ser sincero contigo mismo y organizar tu celebración en consecuencia: ¿Está planeando una velada acorde con lo que realmente desea? ¿O estás haciendo lo que se espera de ti, aunque preferirías estar en casa con tus amigos o un ser querido? “No tengas miedo de desviarte de la norma y hacer algo diferente de lo que normalmente harías”, dice a SELF Madison Wise, LPC, terapeuta de Just Mind Counseling en Austin. “Puedes crear nuevas tradiciones en cualquier momento”.

Establecer tus propias tradiciones podría significar decir no a lo que otros quieren que hagas; por ejemplo, tal vez prefieras saltarte esa fiesta de bar con entrada este año en favor de quedarte en casa y pedir comida para llevar con un compañero. En ese caso, Wise recomienda mantener una conversación ligera pero sincera con tus amigos sobre cómo os gustaría dar la bienvenida al nuevo año.

Cuando des la noticia, puede ser útil adaptar tu enfoque a la persona con la que hablas. ¿Se trata de alguien con quien puedes ser realmente vulnerable, o bastará con un simple “sinceramente, tengo demasiadas cosas que hacer ahora mismo como para encontrar un Uber a las 12:30 de la mañana, así que voy a pasar este año sentado”? Parte de respetar tus propios límites implica ser consciente de cómo reaccionarán los demás. Por ejemplo, si compartes información personal con un amigo que siempre ha hecho caso omiso de tus sentimientos, es posible que quiera debatir contigo sobre los planes que propones o tu razonamiento. Permítete ser sincero sobre lo que quieres hacer el día 31 sin contar a todo el mundo toda la verdad sobre tu horrible 2022, si eso es lo que te parece bien.

Despídete de 2022 de la forma que te parezca mejor.

Aunque las cosas malas que ocurrieron en tu vida en 2022 sigan afectándote en 2023, puedes despedirte de elementos de ellas a final de mes. Por ejemplo, puedes hacer una lista de las cosas malas que tuviste que soportar el año pasado y que probablemente no tendrás que repetir en el nuevo. Si el año 2022, por ejemplo, fue el de una ruptura inesperada y desgarradora, es posible que aún tengas que lidiar con el dolor, pero el hecho en sí de poner fin a la relación o buscar un nuevo apartamento por tu cuenta es algo que puedes dejar atrás. O, si te despidieron de una empresa que realmente querías, puede que aún estés instalándote en tu nuevo trabajo, pero la actualización de tu currículum y las entrevistas ya han quedado atrás.