El destino kármico contra la manifestación del libre albedrío

Los secretos de tu fecha de nacimiento

A menudo decimos que las cosas están “destinadas a ser”, o que estaban “predestinadas” y, por tanto, fuera de nuestro alcance. ¿Pero es esto realmente cierto? ¿Cuánto de lo que ocurre en nuestra vida es pura suerte, casualidad o destino predestinado? ¿Qué parte de nuestro destino controlamos realmente?

Mucha gente también cree que somos capaces de manifestar lo que queremos. Pero ¿cómo es esto posible si existe el destino? Si la predestinación o la voluntad divina gobiernan parte, o incluso la mayor parte de nuestra vida, entonces seguramente debe haber limitaciones o restricciones a lo que podemos manifestar.

Pues no exactamente. Existe el destino, pero también el libre albedrío.

Tengo entendido que el destino está relacionado con nuestras lecciones de vida kármicas, mientras que el libre albedrío es nuestra capacidad de hacer elecciones y manifestar aspectos de nuestra vida como deseamos. Muchas personas hacen esto inconscientemente la mayor parte del tiempo. Sin embargo, por mucho que tengamos libre albedrío, las lecciones kármicas que tenemos que aprender siguen estando entretejidas en nuestras elecciones de vida e integradas en nuestras manifestaciones.

Por lo tanto, algunos aspectos de nuestras vidas son realmente certezas predestinadas. Por ejemplo, experimentar ciertos eventos vitales importantes o traumas. Estos eventos o resultados inmutables e inmodificables están relacionados con las lecciones kármicas que hemos seleccionado para trabajar en esta vida.

Si una lección kármica elegida, por ejemplo, está ligada a la experiencia de la infertilidad, puede estar “predestinado” que la persona que eligió este camino no pueda tener sus propios hijos en esta vida, o al menos luchará por hacerlo. Este es un ejemplo de cómo una lección kármica puede limitar o restringir la manifestación. Pero, aunque pueda impedir la experiencia de la paternidad en esta vida, no bloquea la manifestación potencial de las experiencias de paternidad – hay otras opciones abiertas para convertirse en padre, como la adopción, la acogida o una familia mixta.

Puede que sólo vislumbremos nuestro destino, insinuado por las estrellas o los pliegues de nuestras manos; pero incluso este vislumbre es una prueba de nuestro contrato con el universo, de que somos jugadores en la gran rueda de la vida ~ Sygomery

Esta dinámica entre el destino y el libre albedrío nos desafía a permanecer abiertos a la voluntad e intervención divina, y a confiar en que el Espíritu, Dios, la Fuente, el Universo, la Divinidad y nuestro ser superior saben qué es lo mejor para cumplir nuestro propósito kármico en esta vida. La conciencia espiritual, mientras tanto, nos permite trabajar conscientemente dentro de estas limitaciones kármicas de una manera que no limita nuestra capacidad de manifestar nuestro mayor bien, alegría y plenitud.

El destino y el libre albedrío trabajan juntos para facilitar la manifestación de casi cualquier situación, circunstancia, evento o resultado que podamos desear – pero idealmente no a expensas de, o en detrimento de otros, ya que esto sólo servirá para aumentar nuestra carga kármica.

Sabe que en tu ser superior tienes todo lo que necesitas para hacer las mejores elecciones y decisiones kármicas para ti. A veces podemos necesitar una guía adicional cuando nos sentimos perdidos en nuestro camino, y esto es parte de la experiencia. La vida consiste en llegar a conocer nuestra verdadera alma en un nivel espiritual profundo y lo que está predestinado en nuestras vidas nos ayuda a acercarnos a esto. Ese es, en última instancia, el propósito del destino. Así que, en este sentido, es reconfortante.

Para mí es aún más reconfortante saber que tenemos el poder de explorar y experimentar en esta vida como deseamos. Lo que está predestinado vendrá a nosotros, esto no debe preocuparnos. En lugar de eso, céntrate en tu crecimiento y en la visión que te aportan las situaciones de tu vida. Así es como puedes trabajar con más intención con tu destino, tu intuición y el sistema de guía interno que es tu cuerpo emocional.


¿Sigues buscando el propósito de tu vida? ¡No vas a creer lo que la ciencia de la Numerología puede revelar sobre ti!

Así es, la numerología de tu fecha de nacimiento, independientemente del mes en que hayas nacido, puede revelar información sorprendente sobre tu personalidad.

Desbloquea ahora los mensajes ocultos en tu Código de Personalidad con tu informe personalizado con más de 100 páginas con secretos sobre tu fecha de nacimiento.

Haz CLIC AQUÍ para aprender lo que la Numerología dice sobre tu vida usando sólo tu Nombre y Fecha de Nacimiento.