Solo te afecta si lo permites

Cuando Mahatma Gandhi estudiaba Derecho en Londres, un profesor de apellido Peters le tenía mala voluntad…pero, el alumno Gandhi nunca le bajó la cabeza y eran muy comunes sus encuentros.


¿Sigues buscando el propósito de tu vida? ¡No vas a creer lo que la ciencia de la Numerología puede revelar sobre ti!

Así es, la numerología de tu fecha de nacimiento, independientemente del mes en que hayas nacido, puede revelar información sorprendente sobre tu personalidad.

Desbloquea ahora los mensajes ocultos en tu Código de Personalidad con tu informe personalizado con más de 200 páginas con secretos sobre tu fecha de nacimiento.

Haz CLIC AQUÍ para aprender lo que la Numerología dice sobre tu vida usando sólo tu Nombre y Fecha de Nacimiento.


Un día Peters almorzaba en el comedor de la Universidad, Gandhi venía con su bandeja y se sentó a su lado.

El profesor muy altanero, le dice:

” Estudiante Gandhi, ¡Usted no entiende! Un puerco y un pájaro no se sientan a comer juntos”.

Gandhi le contesta:

¡Esté usted tranquilo profesor, yo me voy volando!

Y se cambió de mesa.

El profesor Peters lleno de rabia, porque entendió que el estudiante le había llamado PUERCO, decidió vengarse en el próximo examen… Pero el alumno respondió con brillantez a todas las preguntas.

Entonces el profesor le hace la siguiente interpelación:

“Gandhi, si usted va caminando por la calle y se encuentra dos bolsas, una de sabiduría y otra de dinero, ¿Cuál de las dos se lleva?”.

Gandhi responde sin titubear:

“Claro que el dinero, profesor”

El profesor sonriendo le dice:

“Yo, en su lugar, hubiera agarrado la sabiduría, ¿no le parece?

Gandhi responde:

“Cada uno toma lo que no tiene, profesor”.

El profesor ya histérico escribe en la hoja de examen: ” IDIOTA ” y se la devuelve al joven.

Gandhi toma la hoja y se sienta…al cabo de unos minutos se dirige al profesor y le dice:

” Profesor Peters, usted me ha firmado la hoja, pero no me puso la nota”.

MORALEJA…Si permites que una ofensa te dañe…Te dañará. Pero si no lo permites, la ofensa volverá al lugar de donde salió.

Esta historia supuestamente ocurrió con Mahatma Gandhi y no está confirmada en ninguna biografía.