¿Alguna vez te has preguntado qué secretos esconde tu fecha de nacimiento? ¿Quieres descubrir tu verdadero propósito en la vida y desatar todo tu potencial? ¡Nuestra Carta Natal Numerológica es la clave que has estado buscando!

Imagina tener una guía personalizada que revela las vibraciones únicas de tus números personales. Desde tus talentos innatos hasta los desafíos que te esperan, cada aspecto de tu vida está escrito en el lenguaje universal de los números.

Con nuestra Carta Natal Numerológica, recibirás:

✨ Análisis Detallado: Descubre las influencias de tu fecha de nacimiento y nombre.
✨ Potencial Oculto: Identifica tus fortalezas y talentos innatos.
✨ Desafíos Personales: Conoce los obstáculos y cómo superarlos.
✨ Guía Personalizada: Consejos prácticos para alinear tu vida con tu verdadero propósito.

Cada carta es elaborada cuidadosamente por expertos numerólogos, ofreciendo una experiencia transformadora y precisa. Ya sea que estés en una encrucijada o busques un nuevo comienzo, nuestra Carta Natal Numerológica te brinda la claridad que necesitas para tomar decisiones con confianza.

No dejes pasar la oportunidad de conocerte a ti mismo en un nivel más profundo. Haz tu pedido hoy y empieza a escribir el siguiente capítulo de tu vida con certeza y propósito.


engañar a tu cerebro para que disfrute de las situaciones difíciles

Cuando era más joven, recuerdo que mi madre decía: “Nada que valga la pena es fácil”. En aquel momento, no le di mucha importancia a esta frase, pero ahora tiene más y más sentido cuanto más mayor me hago.

Por ejemplo, es fácil perderse haciendo algo que te gusta. Si te gusta ir de compras, probablemente podrías pasar horas de tu día comprando y nunca perderías la concentración. Por otro lado, si tuvieras que estudiar para un examen para completar una certificación para un trabajo, probablemente descubrirías que no sólo es difícil motivarte para estudiar, sino que también es difícil mantener la concentración. ¿A qué se debe esto?

La respuesta está en el centro de recompensa del cerebro. Cuando hacemos algo que prevemos que será una buena experiencia, incluso pensar en la actividad nos produce un gran placer. La dopamina, la hormona del placer en el cerebro, es la responsable de ello. No sólo recibimos un golpe de dopamina mientras realizamos una actividad placentera, sino también justo antes, para motivarnos a realizar la actividad. Por eso, si disfrutas de algo, el hecho de pensar en ello te empujará a realizar la actividad.

El problema con esto es que, aunque sería agradable no tener que hacer nunca algo que no disfrutamos, tampoco creceríamos o mejoraríamos o subiríamos de nivel en la vida si sólo tomáramos el camino fácil. Las cosas difíciles, como estudiar para obtener un título, merecen la pena. Puede que no sean las actividades más divertidas, pero nos benefician. Otro ejemplo es el de alguien con sobrepeso. Puede parecer más fácil seguir comiendo comida basura y no hacer ejercicio (a corto plazo) y cambiar a hábitos más saludables puede parecer difícil. Pero, sin el cambio, su salud nunca cambiará. ¿Ves lo que quiero decir?

Sigue leyendo 👉  Trabajando con Seres de Frecuencia Superior

Entonces, ¿cómo engañamos a nuestro cerebro para que piense que las cosas difíciles son divertidas o incluso agradables?

Cambia tu mentalidad

Tu mentalidad tiene mucho que ver con la forma en que ves ciertas tareas. Por ejemplo, si te dices a ti mismo
“Odio hacer ejercicio y comer sano”, le estás diciendo a tu cerebro que estas dos actividades son difíciles. Tu cerebro hará caso a lo que le digas, y te dará pavor hacer cosas como hacer ejercicio o cambiar de dieta. En lugar de pensar en negativo, céntrate en lo positivo. Reformúlalo. Encuentra un ejercicio que te guste y dite a ti mismo lo mucho que lo disfrutas. Y hazlo agradable. Si consigues que una tarea difícil sea divertida, querrás hacerla. Y tu cerebro producirá dopamina para mantenerte motivado a hacerlo.

Céntrate en lo positivo

Aunque no te encante hacer algo difícil, puedes reformular tu mente. Puede que no quieras estudiar, pero piensa en lo positivo: estudiar te ayudará a cumplir tu objetivo de conseguir el trabajo de tus sueños, y tendrás estabilidad económica. Céntrate en tu PORQUÉ. Si no sabes cuál es el tuyo, pregúntate qué me empuja a cambiar. Puede que pienses que perder peso es difícil, pero en el fondo quieres sentirte lo mejor posible. Céntrate en eso, no en lo que estás perdiendo por comer mejor y hacer ejercicio.

Establece pequeños objetivos.

En lugar de decir: “Voy a tener que terminar cuatro años de estudios para obtener mi título”. Divida su gran objetivo en otros más pequeños. Esto hace que el objetivo sea más manejable y también te permite celebrar tus logros, lo que alimentará tu viaje con aún más dopamina.

Sigue leyendo 👉  8 signos de ansiedad de alto funcionamiento que nunca deben ser minimizados

Utiliza el principio de placer/dolor.

Si consideramos que una actividad es más dolorosa que placentera, lo más probable es que la evitemos a toda costa. Y lo mismo ocurre con los malos hábitos. Si te gusta fumar por la forma en que te hace sentir la nicotina y eso es lo único en lo que piensas cuando intentas dejarlo, va a ser difícil. Pero, si recuerda lo mal que le hace sentir el fumar y lo mucho que no quiere que destruya su salud y su aspecto, le resultará mucho más fácil dejar de fumar.

Publicaciones Similares