¿Sigues buscando el propósito de tu vida?

¡No vas a creer lo que la ciencia de la Numerología puede revelar sobre ti!

Así es, la numerología de tu fecha de nacimiento, independientemente del mes en que hayas nacido, puede revelar información sorprendente sobre tu personalidad.

Desbloquea ahora los mensajes ocultos en tu Código de Personalidad con tu informe personalizado con más de 200 páginas con secretos sobre tu fecha de nacimiento.

INGRESA AQUÍ para aprender lo que la Numerología dice sobre tu vida usando sólo tu Nombre y Fecha de Nacimiento.


Curación Esotérica: Libérese De Los Parásitos Energéticos | Soy Espiritual

A veces no nos sentimos nosotros mismos.

Actuamos de forma destructiva o autodestructiva, hacemos daño a los que queremos o perdemos la paciencia con los que no queremos, y enfermamos… Todo por culpa de una ansiedad agotadora y una inestabilidad emocional… Todo se amplifica y se descontrola…

Así son las cosas. No siempre somos nosotros mismos. Literalmente. Parecemos ser presa de fuerzas superiores a nosotros mismos. Así que averigüemos qué es y cómo librarnos de ello de inmediato.

Cuando la luz brilla más, proyecta una sombra muy oscura. Las fuerzas de la oscuridad se desatan cuando las fuerzas de la luz toman el control. Un aliento muy delgado nos separa tanto de los reinos más celestiales como de los más inferiores. Debemos comprender tanto la Oscuridad como la Luz. No podemos entender la otra, encontrarla o atenderla si no entendemos la primera.

YouTube video

Las energías pesadas se mencionan en el chamanismo andino. Hay energías que son sutiles, ligeras, agradables y beneficiosas. También hay energías pesadas que son difíciles de sostener e intoxicantes. La naturaleza está formada por fuerzas opuestas que coexisten…

Los sentidos humanos nunca han estado tan abiertos y frenéticos, con comunicaciones espirituales de 360 grados. Todo, incluidas todas las formas de energía, está a nuestra disposición. La energía se mueve por resonancia y afinidad. Todo ser vivo contiene tanto luz como sombra. A nivel cósmico, la batalla entre el Bien y el Mal tiene lugar dentro de cada uno de nosotros. Todos participamos activamente, nos demos cuenta o no.

¿Cómo atraemos a las fuerzas oscuras?

Por parentesco. Creando energías oscuras. No tienes que ser Hannibal Lecter (aunque sin duda ayuda), sólo tienes que ser muy sensible a veces. Las caídas emocionales son peligrosas en general (excepto en casos extremadamente raros en los que las energías son tan altas y brillantes que son inaccesibles a ataques de cualquier tipo). Es interesante observar que los medios de comunicación nos bombardean con noticias cuidadosamente seleccionadas y preparadas que son espantosas, truculentas y aterradoras. Stuart Wilde aconsejó hace una década, cuando la situación no era tan grave, protegerse en la medida de lo posible, por ejemplo, tirando primero el televisor.

Nosotros generamos las energías que nos componen y nos rodean. Las energías oscuras, la suciedad etérica, son creadas por el horror y el miedo. Así como la rabia, el desprecio, la tristeza y un montón de tonterías poéticas más. Existen espíritus y parásitos de todo tipo. Viven de este tipo de energía. Inevitablemente se sentirán atraídos por ella. Y una vez atraídos, nunca se van.

YouTube video

Toda forma de vida anhela la coherencia. A ellas también les gusta construir su morada. Para lograrlo, necesitan suministros constantes de energía allí donde están, en la persona que los acoge. Los espíritus parásitos molestan no porque quiten energía (de hecho, a veces la proporcionan si les conviene), sino porque quitan libertad, concretamente la libertad y la lucidez para vivir bien. Alimentan el miedo al futuro y siembran las semillas de la adicción… Las energías oscuras deben crecer en número.

Como es de esperar, muchos de nosotros estamos sometidos a interferencias espirituales sin siquiera darnos cuenta. Y, como ya se ha dicho, contribuyen a nutrir y cultivar la inmundicia espiritual del mundo. No es que no tengan vida. Todo es posible si los demás nos soportan. Pero todo es cada vez más agotador. Está desequilibrado, a merced de las emociones y cada vez más desincronizado con la realidad.

Sigue leyendo 👉  Iluminando el Camino: Oración Milagrosa de Sanación y Guía a través de la Radiestesia Espiritual

Los espíritus negativos avivan las llamas de nuestras pequeñas o grandes tribulaciones, haciéndonos tomar malas decisiones. Lo hacen por su propia supervivencia, pero sus intereses son diametralmente opuestos a los nuestros. Nuestra esencia, nuestra alma, es luz. Estamos contentos cuando somos ligeros y transparentes en lugar de densos y pesados, cuando comprendemos la belleza de lo que trae vida, amor, sonrisas y poesía.

¿Cómo entender cuándo nosotros y/o los demás somos perturbados por huéspedes no deseados?

Las características y los comportamientos se definen fácilmente a partir de lo que se ha dicho hasta ahora. Debo añadir que no todas las personas poseídas son manipuladoras y agresivas. Hay personas buenas que se guardan sus tribulaciones para sí mismas y sólo son negativas para quienes deciden intimar con ellas y convertirse en víctimas.

https://www.youtube.com/watch?v=qJ0XdA931v0&pp=ygUoTGliw6lyZXNlIERlIExvcyBQYXLDoXNpdG9zIEVuZXJnw6l0aWNvcw%3D%3D

Por el contrario, una madre que hace daño a sus hijos no sabe lo que hace, pero si tuviera un alma más fuerte y una personalidad mejor, podría resistir las influencias negativas que la mueven.

Por supuesto, siempre es una lucha de trincheras. Es cuando estos espíritus negativos son débiles cuando se puede llegar a un acuerdo con ellos y hacer que se muevan: cuanto más se apoderan de su territorio, más se les oprime y sólo se les puede alimentar con hábitos embriagadores o acciones perversas. (“Perversas” = “contrarias a la línea de la felicidad”).

Nuestra vida nunca está realmente fuera de nuestro control. Nuestra vida no escapa a nuestro control aunque su flujo esté condicionado por fuertes corrientes.

¿Cómo se limpia? ¿Cómo tomar el control total de uno mismo y de su destino?

El tratamiento es menos complicado que el diagnóstico. No se puede estar seguro de estar libre de interferencias, pero existen métodos infalibles “hágalo usted mismo” para prevenir y curar.

No recomiendo ser mago, ni siquiera acudir a un mago: los ritos de destierro, aunque los realicen personas sinceras y educadas, abandonan el tiempo que encuentran. Son una forma de entretenimiento proporcionado por estos espíritus.

El hecho de que estas fuerzas destructivas sean estúpidas es su secreto. En consecuencia, enfrentarse a ellas es relativamente sencillo. Basta con hacer inhóspito el territorio para que las entidades y los espíritus huyan. Si no encuentran comida allí, se van a otra parte.

La idea es sencilla: si tenemos parásitos, es porque los mantenemos. Cada uno se las arregla a su manera. Hábitos físicos insanos como fumar, beber y consumir drogas… Hábitos emocionales y mentales insanos: ansiedad futura, rabia, egoísmo… Incluso la comunicación con las esferas espirituales les hace vulnerables porque los espíritus intentarán burlarse de nuestra avidez de conocimiento y/o poder, desviarnos y hacernos inestables, ansiosos y dependientes.

Como con cualquier enfermedad, eliminar los síntomas no es necesario; sin embargo, eliminar las causas es fundamental: una remediación radical del suelo. Cambiar nuestras actitudes, nuestra percepción del mundo y de nosotros mismos.

Sigue leyendo 👉  Oración Milagrosa 944: Revelando el Poder y Significado Espiritual de la Numerología Divina

No es fácil, y se requiere fuerza de voluntad y lucidez. Como la voluntad y la lucidez están comprometidas en este caso, se requiere una cantidad mayor que en cualquier otra prueba de la vida. Debemos, como ocurre a menudo, producir y sacar a la luz recursos que escasean. Este es el propósito de la oscuridad: producir Luz. Y lo agradecemos. Estamos a la altura de cualquier reto que nos propongamos.

YouTube video

Cualquier disfunción es el resultado de una falta de amor y de luz. La única manera de prevenir y curar es permitir que el amor y la luz entren y salgan de nuestro cuerpo. Ser a la vez consumidor y productor. Ser lo más luminoso posible cada día. La oscuridad no puede sofocar la luz. Es el fuego el que disipa la oscuridad, no la oscuridad la que oscurece la llama de una vela.

La luz siempre está al servicio de la oscuridad. Y es guiada por la voluntad. El fuego, por casualidad, está asociado al corazón y al amor en muchas tradiciones esotéricas y médicas. El calor es lo que crea la vida. Las llamas del infierno son frías, decía Stuart Wilde, que tuvo la difícil tarea de explorarlas en viajes astrales y visiones para poder hablar con autoridad.

El amor puede cultivarse de infinitas maneras. En el compromiso social, como en el misticismo, en el amor romántico de pareja, como en el amor a los hijos o a los animales, o al arte, o a la naturaleza… Cada uno tiene sus preferencias y se alimentará según su propia naturaleza. Sería mejor para su salud y su equilibrio que practicara de forma diferente.

La luz más poderosa y regeneradora, sin embargo, parece ser la producida por la invocación a la Fuente Espiritual que sentimos como la más elevada si la amamos con todo nuestro corazón.

La oración, de cualquier tipo, tiene un efecto envolvente y cautivador. Transforma todo en Luz. Nos elevamos al bien más elevado, desde una base de humildad y buena voluntad, por un camino de paz. Cualquier oscuridad puede así ser trascendida: eliminada o incluso transformada.

Somos tan delicados y frágiles como un jardín en medio de una tormenta. Cada día es así para todos. Tenemos derecho a ser tratados con el máximo amor y respeto. Valoramos las cosas bellas y destacamos los aspectos más sensibles.

Somos vulnerables, pero también reconocemos nuestra fuerza, y sabemos gestionar nuestras emociones y comportamientos de la forma más amable y constructiva para nosotros y los que nos rodean.

La única manera de defenderse de los ataques ocultos de humanos o espíritus es volverse cada vez más inatacable y apático. Quien está en contacto y en sintonía con su Alma y actúa desde ahí, no tiene miedo. En consecuencia, es imbatible.

Puedes recitar esta sencilla oración:

“En tu benevolencia, Señor, y en tu amor por el hombre, líbrame de la enfermedad y concédeme la salud que el cuerpo necesita para servir a los propósitos del Alma”.

Compartir en WhatsApp

Publicaciones Similares