La razón científica por la que la lluvia puede realmente afectar tu estado de ánimo

Los secretos de tu fecha de nacimiento

Después de un verano extrañamente seco, algunas partes de Estados Unidos están experimentando un récord de lluvias este otoño, y aún no es noviembre. Mississippi, Nevada y Luisiana acaban de tener uno de los climas más húmedos de los que se tiene constancia. Arizona y Nuevo México están lidiando con monzones históricamente húmedos, y el huracán Ian arrojó cubos de lluvia sobre Florida antes de causar una semana de clima tormentoso en el noreste.

En resumen: ha llovido mucho y, según los expertos, no va a dejar de llover pronto. Gracias, en parte, al cambio climático, cuando llueve, lo hace durante más tiempo y con más fuerza que nunca.

Y no hace falta ser un científico de cohetes para saber que los tramos de tiempo sombrío pueden empañar nuestro estado de ánimo. Después de estar encerrado en casa durante varios días de lluvia, es natural que nos sintamos algo perezosos y desanimados. Aunque algunas investigaciones demuestran que un tiempo ligeramente más fresco -ese punto óptimo de 15 a 21 grados- puede beneficiar nuestra salud mental en comparación con el calor incesante, los días oscuros y tormentosos pueden ser una historia diferente para ciertas personas. Las personas que simplemente no vibran con la lluvia pueden sentirse “menos felices” y más enfadadas en los días húmedos, según un artículo de la Asociación Americana de Psicología.

Hay varios factores que pueden influir en cómo y por qué el tiempo sombrío afecta al estado de ánimo, pero los científicos creen que la falta de luz solar es la principal responsable. “La luz puede considerarse una especie de ‘droga'”, explica a SELF el doctor David Avery, profesor emérito de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington. Cuando hay demasiado poco sol, empezarás a sentirlo, tanto emocional como físicamente.

Esto se debe a que tu cuerpo depende de la luz solar para mantener tu reloj interno bajo control; regula tu ciclo de sueño y vigilia. Una dosis de luz matutina te ayuda a sentirte alerta, por lo que cuando llueve durante días, puedes empezar a sentirte somnoliento. Esto puede alterar tus patrones normales de sueño, haciendo que te duermas más o menos de lo habitual, y la alteración de la calidad del sueño puede afectar a tu estado de ánimo, según sugieren las investigaciones.

La luz del sol también puede mantener el ánimo alto al estimular dos sustancias químicas del cuerpo que nos hacen sentir bien: la serotonina y la dopamina. Sin esta luz -y sin los niveles adecuados de estos neurotransmisores- algunas personas son más propensas a sentirse deprimidas, dice el Dr. Avery. También se cree que la falta de sol (y sus posibles efectos en el cerebro) es uno de los principales desencadenantes del trastorno afectivo estacional (TAE), una forma de depresión que afecta a millones de estadounidenses, principalmente durante el otoño y el invierno, cada año, según el Instituto Nacional de Salud Mental.

Otros factores meteorológicos -como los cambios de temperatura, la humedad y la presión barométrica- también pueden desencadenar brotes de dolor en personas susceptibles (por ejemplo, en quienes padecen enfermedades crónicas como la migraña o la artritis), lo que puede tener un impacto comprensible en cómo se siente una persona emocionalmente.

El tiempo lluvioso también puede animarle a quedarse en casa, por lo que puede ser menos activo o cancelar los planes que esperaba (dos cosas que pueden hacer maravillas para su salud mental). Sin el ejercicio o la socialización -especialmente durante periodos de tiempo prolongados- puede sentirse un poco más solo o aletargado, lo que sólo alimenta el ciclo del mal humor.

Por supuesto, todo esto es muy personal. Aunque no se entiende al 100%, parece haber una relación entre tu personalidad y tu sensibilidad al clima. Algunas personas odian la lluvia y otras la adoran.

Para los que tienen problemas mentales durante los días de lluvia, sepan que cuando las nubes se disipan, su estado de ánimo suele hacerlo también. Lo más importante que puedes hacer, según el Dr. Avery, es buscar algo de luz, si puedes. Incluso en los días nublados, dice, la luz exterior es significativamente más brillante que la luz interior. Así que ponte tu ropa de abrigo y sal a dar un pequeño paseo, a tomar un café a mediodía o a hacer un recado rápido, sin importar que el día sea lluvioso (siempre que sea seguro, por supuesto). Puede que sea justo lo que necesitas para salir de esa depresión mental.


¿Sigues buscando el propósito de tu vida? ¡No vas a creer lo que la ciencia de la Numerología puede revelar sobre ti!

Así es, la numerología de tu fecha de nacimiento, independientemente del mes en que hayas nacido, puede revelar información sorprendente sobre tu personalidad.

Desbloquea ahora los mensajes ocultos en tu Código de Personalidad con tu informe personalizado con más de 100 páginas con secretos sobre tu fecha de nacimiento.

Haz CLIC AQUÍ para aprender lo que la Numerología dice sobre tu vida usando sólo tu Nombre y Fecha de Nacimiento.