Los científicos dicen que el “alma” no muere, sino que “vuelve al universo

Desde el principio de los tiempos, los humanos se han hecho la pregunta: “¿Qué nos pasa después de la muerte?”.

Las personas religiosas o espirituales suelen creer en un cielo o vida después de la muerte. Algunos creen que no nos pasa nada; simplemente morimos. Otros, sin embargo, creen que nuestras almas siguen viviendo después de la muerte. Un par de investigadores dicen que tienen la ciencia para que esto pueda ser una posibilidad.

El alma no muere cuando lo hace nuestro cuerpo

Tras una exhaustiva investigación, dos expertos afirman que mientras nuestros cuerpos mueren, nuestra conciencia -o nuestra alma- vive para siempre. La mecánica cuántica, dicen, lo hace posible. La mecánica cuántica es la ciencia que trata del comportamiento de la materia a nivel atómico y subatómico. Explica las propiedades de las moléculas y los átomos, y las cosas que los componen. (2) Esto incluye (2):

  • Neuronas
  • Electrones
  • Protones
  • Quarks
  • Gluones
  • Otras partículas esotéricas

Únete al reto de "21 DÍAS DE SANACIÓN ESPIRITUAL"

Consiste en realizar 21 meditaciones guiadas, una por día.;

Las meditaciones guiadas ya están grabadas, luego de la compra se te dará acceso inmediato y de por vida a ellas.

QUIERO UNIRME AL RETO

Los científicos Stuart Hameroff y Sir Roger Penrose afirman que la conciencia es simplemente información almacenada en este nivel cuántico.

Reducción objetiva orquestada

Ambos afirman que este proceso de almacenamiento es la Reducción Objetiva Orquestada (Orch-OR). Se realiza a través de un componente estructural de las células humanas, los microtúbulos basados en proteínas, que transportan información cuántica.

“Digamos que el corazón deja de latir, la sangre deja de fluir; los microtúbulos pierden su estado cuántico”, explica el Dr. Hameroff. “La información cuántica dentro de los microtúbulos no se destruye, no puede ser destruida, y simplemente se distribuye y se disipa en el universo en general”.

Dice que, si la persona es resucitada, la información simplemente vuelve a los microtúbulos y la persona vuelve a ser consciente. Esto es lo que llamamos una “experiencia cercana a la muerte”. Si, por el contrario, el paciente muere, entonces su conciencia puede existir posiblemente fuera del cuerpo como un alma.

Nuestro universo físico es sólo nuestra percepción

Investigadores del Instituto Max Planck de Física de Múnich afirman que existe un infinito más allá de la muerte. Según ellos, el mundo en el que vivimos es sólo nuestra percepción y que nuestras almas van a ese más allá infinito cuando nuestros cuerpos mueren. (1)

“Lo que consideramos el aquí y ahora, este mundo, es en realidad sólo el nivel material que es comprensible”, dice el Dr. Hans-Peter Durr, del instituto. “El más allá es una realidad infinita que es mucho más grande”. (1)

La investigación de Hameroff y Penrose demuestra que la conciencia proviene de las vibraciones de los microtúbulos a un nivel más profundo. Esto no sólo nos ayuda a comprender mejor lo que es la conciencia humana, sino que también puede ayudar a tratar afecciones mentales, neurológicas y cognitivas.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - USD$0.00