cuerda“Decís: «Ya no puedo más… se me ha acabado la cuerda.» Sí, tal vez de la cuerda que acaba de desenrollarse ahora. Pero tenéis todavía más cuerdas en vosotros. Remplazad esa vieja cuerda y con la nueva, podréis proseguir vuestro camino.

Es verdad que hay momentos en los que podemos sentirnos invadidos por una lasitud mortal, la sensación de que no seremos capaces de dar un paso más. Es difícil luchar contra una sensación,
sea la que sea; pero razón de más para, cuando se siente esta especie de lasitud, conservar la convicción de que todavía tenemos recursos, y de que pronto podremos proseguir el camino. Un día, por supuesto, llegaréis al final de la última cuerda de esta existencia, pero por el momento, todavía no habéis llegado, y si sabéis mantener en vosotros pensamientos de coraje, de esperanza, pronto os recuperaréis. Habréis puesto una nueva cuerda y partiréis de nuevo con energías renovadas. “

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Menú de cierre

Send this to a friend