rosario“A menudo se confunde la fe y la creencia, y sin embargo son dos cosas diferentes. Un hombre compra un décimo de Lotería nacional: cree que le va a tocar el gordo y durante algún tiempo está contento, hasta el día que se entera que no ha ganado nada. He ahí la creencia. Y ahora observemos a un químico que  quiere llevar a cabo un experimento: coge los elementos indicados y, una vez dosificados en sus proporciones adecuadas, cree que la experiencia tendrá éxito. Y esto es lo que sucede. En este caso, no es la creencia sino la fe.

La creencia se basa en la ignorancia de las leyes naturales. Tener una creencia es desear que lo arbitrario reine en la naturaleza. La fe, por el contrario, se basa sobre un saber. Es una certeza como resultado de un trabajo, de una experiencia. De esta forma, lo que hemos estudiado, experimentado, verificado en las encarnaciones pasadas, se impone espontáneamente en nosotros en esta vida como una fe inquebrantable. “

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Menú de cierre

Send this to a friend