El asesino: Un dentista estadounidense. La muerte del león Cecil es una tragedia. No sólo porque era un símbolo de Zimbabue, sino porque ahora podemos dar por perdidos a sus seis hijos. El nuevo jefe de la manada no va a permitir que vivan, los va a matar a todos.

Hace algunos días atrás en la reserva de Hwange en Zimbabue, se encontró el cuerpo sin piel ni cabeza de Cecil, el león más conocido de todo el parque. El ejemplar de melena oscura de 13 años, era el más grande de la región y líder de la manda compuesta por tres leonas y siete cachorras, que probablemente serán eliminados por el nuevo macho para que las hembras estén de nuevo dispuestas a procrear.

Si bien las autoridades locales están intentando dar con la identidad del cazador, ya hay claridad de que se trata de un dentista estadounidense que pagó cerca de 50 mil euros para acabar con la vida del animal.

cecil

Firma la petición de justicia para Cecil

El ejemplar llevaba un collar de seguimiento como parte de un estudio en marcha desde 1999 para la Universidad de Oxford, en Reino Unido, esto para medir el impacto que la caza deportiva tenía en la población de leones.

Sígueme en Facebook

Para evitar la localización del animal, el GPS fue destruido. El animal fue sacado del parque y llevado a fincas privadas. “Le dispararon por la noche con arco y flechas para no hacer ruido y estuvo desangrándose hasta que lo remataron con rifles por la mañana.

Fuente: The Guardian

Menú de cierre

Comparte con un amigo