Amor, Amor, Amor, Yo Quiero Tu Amor

image

por Jennifer Hoffman
12 de Febrero de 2011

Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

El título de este artículo es de una canción de Lady Gaga y es un tema apropiado para esta época del año en que celebramos el amor. El Día de San Valentín se refiere al amor romántico, pero hay muchos otros tipos de amor que podemos celebrar – nuestros amigos, familias, hijos, mascotas, etc. Y también tenemos que recordar celebrarnos a nosotros mismos en este día porque nosotros somos la persona más importante que podemos amar en nuestra vida. Sí, es verdad. La persona más importante que cualquier persona puede amar es ella misma, por dos razones:

1. porque nos resultará difícil obtener el amor de alguien si no nos amamos a nosotros mismos, y

2. nunca podemos crear un nivel de amor en nuestra realidad exterior que sea mayor que el que tenemos por nosotros mismos.

Cuando le pedimos a alguien que nos dé amor y no tenemos amor por nosotros mismos, es como si les estuviéramos presentando nuestra canasta de amor vacía y les pidiéramos a ellos que la llenen por nosotros. Queremos que ellos nos muestren que somos dignos y merecedores de amor. Queremos que ellos llenen nuestros espacios vacíos, resuelvan nuestra soledad y peor aún, nos muestren que no somos la persona indigna de ser amada que pensamos que somos. Nuestra búsqueda de amor tiene menos que ver con querer amor, necesitamos a alguien que nos ame para que no se haga realidad nuestro mayor miedo, de que somos verdaderamente indignos de ser amados.

Pero cuando enfocamos el amor desde esta perspectiva, no lo encontramos porque sabemos, por la Ley de Atracción, que sólo podemos atraer el amor si ya lo tenemos. Y si bien eso parece ilógico –por qué necesitaríamos amor si ya lo tenemos–, es una ley universal. Lo que no tengamos dentro de nosotros no podemos crearlo afuera porque creamos nuestra realidad desde adentro hacia afuera.

Y con respecto al segundo punto, no podemos crear afuera más amor que el que tenemos dentro. No importa lo mucho que queramos una relación amorosa satisfactoria, con una pareja que realmente nos adore, si no tenemos ya ese nivel de amor por nosotros mismos, no vamos a poder encontrar a nadie que nos lo dé.

Cuando nos presentamos al mundo con una cesta de amor vacía, atraemos a personas cuyas cestas de amor también están vacías. Si bien esa conexión se puede sentir inicialmente como que hemos conocido a un compañero álmico (y lo hicimos), estamos conectados a través de nuestra necesidad de amor. Luego, a medida que la relación avanza nos encontramos con que ellos no pueden satisfacer nuestras necesidades porque no tienen suficiente amor por sí mismos, y mucho menos para darnos a nosotros. Este tipo de relaciones puede dejarnos sintiéndonos vacíos, insatisfechos, y terminar en desengaño. Pero siempre apuntamos de vuelta hacia nosotros mismos, con qué comenzamos y qué esperábamos que sucediera.

No dejen que las imágenes de parejas felices que inundan los medios este fin de semana los hagan sentir como si tuvieran mala suerte, fueran indignos y que otros tienen el amor que ustedes no. En primer lugar, todo eso es fingido porque la gente en los anuncios son actores. En realidad no se aman. Y si su corazón desea una relación amorosa entonces es posible para ustedes, pero tienen que trabajar en amarse a sí mismos primero, creer con todo el corazón que merecen amor, que pueden tenerlo, que es posible para ustedes y que lo pueden crear. Es posible para cada uno de nosotros tener la pareja que deseamos, siempre y cuando recordemos que esta persona será un reflejo de nuestro amor propio, no alguien que por fin vea a la bella persona dentro de nosotros y nos recompense dándonos el amor que hemos querido por tanto tiempo.

Cuanto más amor tengamos por nosotros mismos, más se llenará el mundo de personas que nos amen, y no sólo amor romántico, estaremos rodeados por personas que nos amen, honren y respeten, porque nos amamos, honramos y respetamos a nosotros mismos. No importa lo mucho que queramos que nuestras vidas sean diferentes, a menos que estemos dispuestos a crear esas diferencias desde dentro, vamos a quedar decepcionados con los resultados que veamos.

La vida es un trabajo interno y también lo es el amor.

Así que si quieren a alguien que sea amable y considerado, sean amables y considerados con ustedes mismos. Si quieren a alguien que reconozca su belleza interior, véanla ustedes mismos primero. Si quieren a alguien que reconozca sus dones, empiecen por reconocerlos ustedes mismos. Y si quieren a alguien que los ame mucho, ámense ustedes igual y más. Entonces el amor que quieren crear en su vida estará allí para ustedes porque su cesta de amor estará llena y van a encontrar una pareja cuya cesta de amor también esté llena. Así que juntos, tendrán dos canastas llenas en vez de una. Piensen en las posibilidades.

Conviértanse en el observador en su vida mientras se mantienen enfocados en su camino en este momento.

En estos tiempos interesantes y transformadores, podemos estar abrumados por lo que está sucediendo en nuestras vidas, pero siempre hay otras soluciones. Aquí tienen algunas cosas para ayudarles a atravesar los momentos difíciles en su vida:

Manténganse en calma, enfocados, desapegados y conscientes y recuerden que sus pensamientos están creando a cada momento de su vida. Piensen los mejores. Al reflexionar sobre esto y las otras cosas que están sucediendo en este momento recuerden:

Acepten todos los dones de comprensión con gratitud y utilícenlos para aplicar perdón, liberación y sanación a toda situación.

Pidan una guía y confirmación y luego esperen a que vengan a ustedes.

Por encima de todo, agradezcan esta oportunidad de ser parte del asombroso cambio de conciencia de la humanidad conforme todos ascendemos a la vibración de los milagros.

Muchas bendiciones en estos tiempos milagrosos y sorprendentes,
Jennifer Hoffman

Visita Wadie.com

Copyright (C) 2010 por Jennifer Hoffman y Enlightening Life OmniMedia, Inc. Todos los derechos reservados. Este material está protegido por leyes de derechos de autor de los EE.UU. e internacionales y puede ser distribuido libremente en su totalidad, siempre y cuando se incluya el nombre del autor y la página web Uriel Heals, www.urielheals.com.

El material en español de Jennifer Hoffman lo pueden encontrar en http://www.templodelsol.com/

Menú de cierre

Comparte con un amigo