El aborto inducido (provocado quirúrgicamente o mediante fármacos) pese a ser una elección de vida en un momento de la historia personal  ¿cómo actúa multidimensionalmente?

El cómo afecte la energía de los contratos álmicos (entre almas) es individual en cada caso. No se pueden hacer generalizaciones en ese aspecto.

En cambio, en cómo afecta la energía del cuerpo multidimensional, sí hay relativas constantes.

El bebé abortado por lo general permanece en forma fetal en el campo energético, adherido al etérico,mucho tiempo, salvo que regrese de nuevo en otro embarazo en que sí se le permita nacer. Si no es así, con los años puede ser causal de enfermedades, generalmente tumores, en los órganos genitales activado por la culpa.

Sin embargo,la  Misericordia Divina es infinita y las oportunidades de reparación cuando creímos que no podíamos hacer otra cosa, porque nuestro nivel de evolución no nos lo permitía, siempre están presentes en la multidimensionalidad. Todo es ilusión y aún lo peor tiene razón de ser cuando se le quita el velo, pero no sería posible emitir una generalización. Cada caso es individual.

Sin embargo, hay algo que deben saber

Si una mujer tiene el suficiente nivel de evolución y cree que no es momento para tener un hijo, o bien ese hijo por determinados movimientos de la energía 4D activa fracciones de karma que ella está trabajando sobre sí misma para liberar, puede pedir al Padre no tenerlo.

Y lo entrega, energéticamente hablando a que se haga la voluntad de Dios en ella, que acepta si el velo de la ilusión no le permite ver más allá si eso es lo que debe o no hacer, pero renuncia al deseo del ser inferior de matar, de agredir o agredirse.

Seguramente tendrá un aborto espontáneo. Es muy muy factible. No he visto aún oportunidades en que eso no ocurra.

El objetivo de los aprendizajes es que despertemos. Y si despertamos a no matar para vivir yo, es un gran aprendizaje. Nunca se nos va a pedir que resolvamos un aprendizaje kármicamente, cuando lo podemos resolver en la Luz

Pero mucha atención, para que funcione, debemos transitar el camino del medio, abrazándonos al miedo y todo lo que involucra, si no lo hago, y creo que lo hice, construiré mi abismo, creyendo que Dios me escuchó.

Pero sabemos que este tema va mucho más allá del respeto por la vida y el propio cuerpo.

Y tiene que ver sobre cómo se llega a la relación física que es otra forma de respetarse .

Brinda Mair

feto


Testimonios de elecciones personales

Primer Testimonio

Hola Brinda,

Ayer leí tu mail  y fue de lo más interesante leerlo.
Realmente respondía a tantísimas preguntas que muchos nos hacemos. Y es que no se encuentran estas respuestas fácilmente por más que se intenta.

La parte que quería comentar era la del aborto. Explicaste algo que me recordó a lo que me pasó hace un tiempo.

Llevaba casada 3 años y en aquel entonces había ya leído un libro llamado “Los nueve peldaños” que explica cómo un ser se prepara para nacer y su relación energética con sus padres durante los 9 meses de gestación. Trabajaba muchísimas horas en una multinacional viajando mucho y sin casi vida privada y super estresada. En uno de esos viajes, de pronto tuve un flash de una imagen en la que me vi con un bebé en brazos y me abordó una mezcla de dos sensaciones muy fuertes: la del gran amor por ese ser y la del gran peso de la responsabilidad y falta de libertad al pasar a ser mi prioridad. No entendí el por qué de esa imagen en el sentido que no quería aún tener hijos.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   Por qué el papa Francisco tenía razón

Entonces empecé a sentir su energía de alguna forma y le comenté al entonces mi marido que notaba que un ser (del que en su día me habían hablado que sería mi hijo/a y que venía con una labor) me estaba rondando y que me daba miedo porque no me parecía el momento ni mucho menos. Al cabo de poco tiempo tuve un retraso y me entró una gran angustia al pensar que podía estar embarazada. Pregunté a mis guías si lo estaba o si no debía preocuparme, pero recibía respuestas de “Sí” y “No” alternativamente y no sabía cuando respondían ellos y cuando mi mental. Le rezaba a Dios para que no lo estuviera y le pedía tanto a Dios como a ese ser que si lo estaba que se fuera, explicándole que no era porque no le amara pero que era una locura para todos venir en ese momento. Que en su momento estaría encantada de ser su madre.

Al cabo de pocos días por fin tuve mi periodo (algo más raro de lo habitual) y se acabó la angustia y olvidé todo el tema. Pensé que fue sólo un retraso.

Dos años más tarde quise tener un hijo y no hubo forma en casi un año. Así que decidí olvidarme y reconsiderarlo más adelante. Me empecé a sentir mal creyendo que quizás pasó la oportunidad y ese ser se fue a otra familia y otras negatividades. Entonces fui a un vidente por saber sobre mi vida profesional y en seguida comentó que iba a ser madre en breve (lo cual me hizo reir por las circunstancias) y que era alguien que venía con una misión y que ya debía haber venido unos 3 años atrás. Me comentó que me quedé embarazada pero que aborté espontáneamente porque ese ser vio que yo no estaba aún preparada y se fue tan pronto como vino. Pero que era el mismo ser que había estado esperando el momento. Eso me chocó enormemente y fui a mirar mis agendas pasadas y era justo 3 años atrás que había sucedido todo aquello.

Y curiosamente 2 semanas más tarde me quedé embarazada sin quererlo pero evidentemente supuso una alegría.
Así que lo que has explicado de pedir a Dios que se lleve a ese ser, me ha llegado porque nunca había oído nada similar ni había podido comentar esto con alguien que lo entendiera realmente. Tengo muchas otras dudas relacionadas con su venida y como ocurrió pero ya se irán despejando. De momento voy construyendo piezas del puzzle.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   Los Ancianos de las Estrellas con Aluna Joy

Muchas gracias por todo lo que nos aportas.
Un abrazo muy fuerte,
Satia

Segundo Testimonio

Hola:

Espero que estes muy bien de salud y muy satisfecha con el trabajo que le hiciste a la humanidad sobre las misiones, no fuí incluida, pero se que hay una razón poderosa.

Ahora te cuento mi historia frente al aborto. Cuando me casé planeamos tener dos hijos y cuando vinieran dejaría mi trabajo (de Ing. en sistemas computacionales bien pagado y gratificante) para atenderlos. Asi lo hice y tengo dos hijos de 14 y 11 años. Los dos varones. Hace dos años, reinicié mi vida profesional con todas las satisfacciones económicas, profesionales y anímicas que te puedas imaginar. Yo soy hipoglucémica y tenía el peso controlado y perfecto en 55 kg, asi como mi salud. Tenía 38 años y la vida perfectamente controlada.

Sin embargo, a los 3 meses de esta perfección, y en contra de todas las posibilidades físicas, quedé embarazada. El azúcar me fluctuaba de 160 a 40 en menos de 15 minutos y se ponía de acuerdo con mi enorme enojo a mi misma y mi depresión por las pérdidas de mis planes. Yo me quejaba enormemente por esta situación, y pedí y hablé con el bebé mil veces comentándole que no tenía la edad ni la salud ni las ganas, auque si el amor, de ser madre por tercera vez. No me hizo caso. Entonces le ofrecí lo único que podía: mi vientre y paz para desarrollarse y vivir. Felicidad no, porque no me sentía feliz. Finalmente mi amiga ELba, me dijo que él era un darma y que de todas formas tenía que venir porque tenía una gran misión.

Nació cuando yo tenía 39 años y ambos estuvimos bien de salud. Al mes de nacido, gritó en forma horrible como si hubiera recibido un daño fuerte o algo así. En su cunita no había nada, pero en la frente se le marcó una linea blanca vertical. Todavía la tiene. Un vidente me dijo que había sido una experiencia espiritual fuerte, pero no necesariamente mala. Es muy listo y sano gracias a Dios. Pero si creo que su misión es importante, porque además de que no se le olvida nada, tiene sueños especiales. Por ejemplo, un dia se levanto llorando y me dijo. ” Mi papá trajo toda esta agua y los peces”. Yo le dije que los peces se habían estado durmiendo porque era la noche y entonces me dijo ” estan dormidos?” Le dije que si y entonces se durmió. Curiosamente ese día estuve leyendo sobre la terminación de la era de piscis y el inicio de acuario.

Aun ahora se que no es lo que quisiera estar haciendo, sino trabajando como era mi plan de vida, pero con amor y paciencia, vamos viviendo un día a la vez. Finalmente crecerá y tendré todo el tiempo que necesito para mis planes. Si lo hubiera abortado, que definitivamente era lo que quería, quizá no encontraría paz pensando en él.

Saludos y recibe mucho amor y bendiciones.
Laura

Menú de cierre

Send this to a friend