La trampa kármica de la tentación

Los secretos de tu fecha de nacimiento

Me encantan las historias que le inspiran a uno a mirar la vida de manera diferente. Tuve el placer de escuchar una historia de este tipo recientemente, y se trataba de la tentación.

Imagina que la tentación llama inesperadamente a tu puerta una noche, llevando una caja envuelta en un regalo. Te desea un buen día y te pide que le invites a tu casa. A continuación, te ofrece la caja como regalo y te dice que cada vez que pulses un botón de esta caja, ¡dispensará inmediatamente 1.000 dólares! Nunca más tendrás que preocuparte por el dinero.

Pero con un regalo tan inusualmente generoso tiene que haber una trampa. La tentación te informa de que cada vez que aprietes el botón de la hucha, morirá un indigente en algún lugar de una comunidad pobre.

Sin embargo, la tentación te asegura que todas las personas deben morir tarde o temprano. Y además, ni tú ni tu familia sufriréis ningún daño. Incluso podrías utilizar parte del dinero gratuito para ayudar a los desfavorecidos de tu propia comunidad. Entonces, ¿qué puedes perder?

Siendo humanos, todos estamos tentados de vez en cuando. La pregunta es: ¿aceptarías ese regalo y pulsarías el botón? ¿O le dirías a la tentación que tomara la caja y se fuera?

Recuerdo que mi difunta madre me contaba que, cuando yo tenía unos dos años, guardaba mi cochecito de bebé fuera, en el jardín, porque no tenía otro sitio donde guardarlo cuando ya no lo necesitaba. Estuvo allí durante muchas semanas, hasta que una joven pareja con problemas llamó a la puerta de nuestra casa (la mujer parecía estar muy embarazada) y se ofreció a comprar el cochecito.

Mi querida madre me confesó que, en aquellos días, con cuatro hijos y un marido desafiante y con poco trabajo, estuvo muy tentada de aceptar el poco dinero que la joven pareja le había ofrecido. Pero, para su deleite, se lo regaló, junto con algunas de mis prendas de bebé.

Le pregunté a mamá por qué había decidido ser tan generosa, cuando ella misma no estaba en una buena posición económica en ese momento. Me explicó que se guiaba por su conciencia, ya que no podía soportar la idea de que esa pareja no tuviera un cochecito para su bebé, porque no podía permitirse comprar uno nuevo.

La próxima vez que la tentación llame a la puerta, pregúntate si otra persona podría sufrir por haber cedido a ella. Si la respuesta es “sí”, o incluso sólo un “tal vez”, debería ser razón suficiente para decir instantáneamente que no a cualquier tentación, grande o pequeña. La tentación no suele ser más que una trampa kármica. Nuestro viaje de la vida física ya conlleva suficientes desafíos para el alma y lecciones espirituales. Ceder egoístamente a cualquier tentación que pueda perjudicar a otros sólo sirve para aumentar nuestras responsabilidades kármicas, en esta vida y en la siguiente.


¿Sigues buscando el propósito de tu vida? ¡No vas a creer lo que la ciencia de la Numerología puede revelar sobre ti!

Así es, la numerología de tu fecha de nacimiento, independientemente del mes en que hayas nacido, puede revelar información sorprendente sobre tu personalidad.

Desbloquea ahora los mensajes ocultos en tu Código de Personalidad con tu informe personalizado con más de 100 páginas con secretos sobre tu fecha de nacimiento.

Haz CLIC AQUÍ para aprender lo que la Numerología dice sobre tu vida usando sólo tu Nombre y Fecha de Nacimiento.