¿Sigues tu cabeza o tu corazón?

Los secretos de tu fecha de nacimiento

Como astrólogo en activo, a menudo asisto a clientes que se enfrentan al dilema de la cabeza o el corazón. ¿Deben seguir lo que les dice su cabeza o deben seguir su corazón?

“Mi cabeza me dice que es perfecto para mí. Es el hombre de mis sueños sobre el papel, cumple todos los requisitos. Tiene una carrera de éxito, unos ingresos sólidos. Es alguien que les encantaría a mis hijos, el modelo masculino que tanto necesitan”, explicaba recientemente una clienta.

“Pero mi corazón se siente tan indeciso, como si latiera por otra persona que aún no conozco. Es un tipo estupendo, pero no hay mariposas. No tiene sentido. No entiendo por qué mi corazón anhela a alguien diferente…”, se lamenta.

“No puedo permitirme el lujo de ser exigente y mis amigos y mi familia me dicen que estoy loca por cuestionar siquiera a este increíble chico que parece marcar todas las casillas correctas, ¡pero que no me hace revolotear el corazón!”.

La pregunta es, en efecto, ¿por qué confiar en un sentimiento ilógico que no puede ser cuantificado y medido utilizando la pequeña y ordenada lista de pros y contras de la mente? En mi práctica de la astrología, he visto este enigma muchas veces.

Curiosamente, encuentro que esta situación molesta suele estar relacionada con un aspecto de Mercurio Cuadrado con la Luna en la carta de alguien. Esta persona suele tomar un lado sobre el otro, normalmente la cabeza sobre el corazón, y esta batalla habitual puede dar lugar a un patrón de malas elecciones para toda la vida.

Culturalmente también hemos sido condicionados a elegir siempre la razón sobre los sentimientos. Y lo que piensen los demás también suele ser un factor demasiado importante en una elección personal que es mejor hacer de forma egoísta. En mi opinión, las relaciones son uno de los pocos ámbitos de la vida en los que podemos ser egoístas, porque si elegimos a alguien que no nos hará felices, al final todos saldremos perjudicados.

A menudo nos dicen “confía en tu instinto” por una buena razón. Tu intuición o sistema de guía interior sabe mucho más que tú. Pero, al igual que un músculo, debemos fortalecerlo, trabajarlo, flexionarlo, para registrar claramente las señales que nos envía.

No te dejes empujar por los miedos de tu mente. Déjate guiar por los sueños de tu corazón ~ Roy T. Bennett

El desarrollo intuitivo suele requerir mucho ensayo y error, pero una vez que lo tenemos funcionando con claridad y a pleno rendimiento, empezamos a experimentar la vida con un flujo mucho mejor de elecciones y decisiones. La toma de decisiones se vuelve más sencilla, ya que la cabeza proporciona información útil al instinto, en lugar de controlar lo que deberían ser decisiones intuitivas.

La idea de tener “sentimientos viscerales” o de confiar en los “instintos viscerales” no es sólo un concepto metafórico o metafísico. La investigación médica ha revelado que existe una conexión primaria entre el cerebro y el intestino. Nuestro cerebro y nuestro intestino están conectados por una extensa red de comunicación bidireccional de neuronas, hormonas y procesos químicos entre la mente y el intestino conocida como el eje cerebro-intestino.

Asegúrate de seguir siempre tu corazón y tu instinto, y permítete ser quien quieres ser y quien sabes que eres. Y no dejes que nadie te robe la alegría ~ Jonathan Groff

Este eje está asociado a una parte menos conocida del sistema nervioso de nuestro cuerpo, situada en el intestino, conocida como sistema nervioso entérico. Esta red de nervios, neuronas y neurotransmisores se extiende a lo largo de todo el sistema digestivo. Lo más interesante es el hecho de que el sistema nervioso entérico depende del mismo tipo de neuronas y neurotransmisores que se encuentran en el sistema nervioso central, lo que implica que, de hecho, tenemos un “segundo cerebro” en nuestro intestino.

Siempre les digo a los clientes, dentro de lo razonable y también dependiendo de lo que revelen su carta natal y su horóscopo en ese momento, que confíen en su instinto siempre que se enfrenten a un dilema entre la cabeza y el corazón. He comprobado que estas decisiones intuitivas y de corazón son mucho menos propensas a los arrepentimientos futuros. Al final, nuestro instinto puede ser nuestro mejor amigo. Es sólo algo que puedes masticar cuando oigas a tu instinto gruñir para que te escuche.


¿Sigues buscando el propósito de tu vida? ¡No vas a creer lo que la ciencia de la Numerología puede revelar sobre ti!

Así es, la numerología de tu fecha de nacimiento, independientemente del mes en que hayas nacido, puede revelar información sorprendente sobre tu personalidad.

Desbloquea ahora los mensajes ocultos en tu Código de Personalidad con tu informe personalizado con más de 100 páginas con secretos sobre tu fecha de nacimiento.

Haz CLIC AQUÍ para aprender lo que la Numerología dice sobre tu vida usando sólo tu Nombre y Fecha de Nacimiento.