Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

CRUZ UNIVERSAL

image

El ser humano, alquimia celestial y terrenal simboliza la cruz: El ascenso de vegetales desde la tierra refleja el madero inferior, lo animal aporta segmento horizontal y lo divino se incorpora en la porción superior. Ineludible, somos una cruz uniendo sutileza de vegetales, lucha con pasiones y recepción de la gracia divina.

La cruz externa, posición vertical con brazos extendidos, representa nuestra adecuación en el mundo colectivo; no podemos cambiarla ni reducirla. Su peso, forma y diseño se ajustan a nuestra llave de la puerta del edén. Cansado viajero de cargar la cruz, la recorta en cada reposo para llegar más rápido al punto del abismo entre lo terrenal y lo divino. Al llegar, observa al puente entre dichos extremos con la original dimensión de la cruz por lo cual no tuvo acceso a la divina morada.

La cruz de brazos iguales en el círculo simboliza misterioso retorno de la persona hacia la divinidad, con el punto central simbolizando la manifestación del Padre, al Hijo en el radio y al Espíritu Santo en la circunferencia. En lo personal los cuatro radios aluden a lo físico, vital emocional, mental; tierra, agua, aire y fuego; su recorrido por este, oeste, sur y norte. Asimilamos la magnitud del “Yo Soy el camino a la verdad, al Padre!” y confiados, el viaje en espiral por los cuadrantes nos lleva a lo real. La cruz en el círculo, invocada al final de la oración nocturna, ilumina los sueños.

Admírese, preciada Lectora, la cruz en el círculo existe a nivel cervical, sólo actívela: Sentada, respire suavemente, cierre los ojos y ore; mueva al máximo su cabeza hacia la izquierda, luego a la derecha, regrese al centro, luego hacia atrás y adelante, haga un movimiento circular completo.

Misteriosa fórmula enseñada por el Maestro Jesús, perfila particular cruz etérica al develar ignoto significado de su eterna oración: “Padre Nuestro que estás en el cielo” la invocación con alternas alusiones al cielo y tierra estructuran el segmento vertical, cruzado por, “No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal.” En la página 84 hay mayor detalle al respecto.

Postura vertical con brazos adheridos al tronco, evoca visión unidimensional, similar a terco correr en línea del Rezagado. Elevar brazos hasta lograr la efigie de la cruz externa compromete avance hacia lo bidimensional del Avanzado; diluye pasiones, releva pesimismo, agiliza abandono de negativos cuadrantes y equivale a reverente saludo de lo visible. La pentalfa florece al separar piernas por completo, extender brazos hasta alinearse con pies y cabeza hacia el firmamento. El Iniciado saborea lo tridimensional arribando al cuadrante positivo en franca felicidad, saludo angelical susurra interno mensaje de “Héme aquí, listo a Tu servicio.”

Sincronice su vida con la cruz al despertar, salir del hogar, despedir seres queridos, iniciar alimentación, al regresar. Si alguien le molesta, en lugar de perder sus cabales, devuelva una cruz con su Imaginación Creativa y en situaciones de peligro, trace la cruz dentro del círculo. Antes de dormir, pida permiso a la divinidad para en los sueños llevar una cruz en el pecho, en especial cuando visualice peligros, tentaciones, seres fallecidos. Sublime hábito, atiza el fuego espiritual como el aire infiltra la respiración.

Fabulosa escalada de cruz exterior, personal, interna en el círculo, cervical, etérica hacia la pentalfa motiva, asegura su próximo rol de consagrado cultivador(a). De nuevo, use la imaginación creativa al visualizar dicho proceso.

Tierna invitación a revisar conceptos. Buena práctica!

 

Derechos de autor conforme a la ley registrados en la Librería Nacional del Congreso de Estados Unidos.

Copias de artículos requieren autorización escrita del Autor.

Prohibida la reproducción por cualquier medio con fines comerciales, docentes o de otra índole. Disponibilidad del Autor para autorizar ediciones con fines altruistas sin ánimo de lucro según previo acuerdo legal y escrito.

Semillas Espirituales Copyright© 2005, Jaime Rodríguez. Derechos Reservados. ISBN 1 4196 2653 1

Cerrar menú

Comparte con un amigo