Arte por KAI http://codigosdeluz.blogspot.com/

“«Tú eres lo que es el profundo deseo que te impulsa.
Tal como es tu deseo es tu voluntad.
Tal como es tu voluntad son tus actos.
Tal como son tus actos es tu destino

– Brihadaranyaka Upanishad IV.4.5.  »”

“«Yo Soy Uno y la misma cosa con el Poder que me ha creado»”

Un torrente de apreciación

Cuándo utilizar este proceso

• Cuando desees pasar de un estado de ánimo alegre a otro mejor.
• Cuando desees perfeccionar tu relación con alguien o con algo.
• Cuando desees mantener deliberadamente tu actual punto fijo emocional, que te procura buenas sensaciones.
• Cuando desees mantener o mejorar tu actual estado de ánimo placentero.
• Cuando desees centrarte deliberadamente en algo que beneficia tu punto fijo.
• Cuando conduzcas un vehículo, vayas a pie o hagas cola y desees hacer algo creativamente productivo.
• Cuando aparezca en tu campo visual algo que podría conducirte hacia una emoción negativa y desees mantener el control de tus vibraciones.
• Cuando tus pensamientos, o las palabras pronunciadas por la persona con quien estés, tomen una dirección potencial-mente negativa y desees controlar la dirección del tema en cuestión.
• Cuando seas consciente de que experimentas una emoción negativa y desees cambiar tu estado de ánimo.

Puedes practicar este juego denominado «Torrente de apreciación» en cualquier sitio y cualquier momento, porque consiste tan sólo en dirigir pensamientos agradables a través de tu mente. Si anotas tus pensamientos en un papel, te resultará más fácil, pero no es imprescindible.
Empieza por echar un vistazo a tu entorno inmediato y observar relajadamente algo que te complazca. Trata de centrar su atención en ese objeto atrayente mientras piensas en lo maravilloso, hermoso y útil que es. Si te concentras en ese objeto duran-te un buen rato, tus pensamientos positivos sobre él aumentarán.
Toma nota de tu pensamiento agradable y observa cómo te sientes. Luego, cuando notes que tu pensamiento agradable es claramente más intenso que cuando comenzaste, echa un vistazo a tu entorno inmediato y elige otro objeto atrayente para centrar en él tu atención positiva.
Proponte elegir objetos en los que centrar tu atención que evoquen tu apreciación con facilidad, pues este proceso no consiste en buscar algo que perturbe y observarlo, sino en practicar las vibraciones elevadas. Cuanto más tiempo te concentres en objetos que hagan que te sientas bien, más fácil te será mantener estas frecuencias vibratorias que te producen una sensación placentera. Y cuanto más tiempo mantengas estas frecuencias vibratorias que hacen que te sientas bien, más se afanará la Ley de Atracción en ofrecerte otros pensamientos, experiencias, personas y objetos que se correspondan con tu vibración practicada.
Puesto que tu propósito primordial consiste, a medida que se desarrolla tu jornada, en buscar objetos que puedas apreciar, ad-quieres una vibración menos resistente y haces que tu conexión con tu Fuente de Energía sea más fuerte.

Dado que la vibración de apreciación es la conexión más poten-te entre tu yo físico y tu yo no físico, este proceso te sitúa asimismo en ¡aposición de recibir una orientación más clara de tu Ser Interior.

Cuanto más practiques la apreciación, menos resistencia opondrás a tus frecuencias vibratorias. Y cuanta menos resistencia opongas, más agradable será tu vida. Asimismo, al practicar este proceso te acostumbrarás a sentir vibraciones elevadas, de modo que cuando caigas de nuevo en un viejo esquema de conversación que propicie una resistencia a tu vibración, te percatarás de ello enseguida, antes de que la vibración se haga demasiado poderosa.

Cuantas más veces halles algo que apreciar, mejor te sentirás; cuanto mejor te sientas, más desearás seguir practicando este proceso; cuanto más practiques este proceso, mejor te sentirás; cuanto mejor te sientas… más desearás seguir practicándolo.

La Ley de Atracción te ayudará a adquirir el poderoso dinamismo que te proporcionan esos pensamientos y sentimientos positivos, hasta que al poco tiempo y con un mínimo esfuerzo comprobarás que tu corazón rebosa de alegría al alcanzar una gozosa alinea-ción con quien eres.

Con esta maravillosa vibración que te produce una sensación placentera, desprovista de toda resistencia, penetrarás en un exagerado estado de «permisión»; te hallarás en un estado vibratorio en que el que todo cuanto desees fluirá fácilmente hacia tu experiencia. La situación no podrá sino mejorar.

Si cuando empieces a practicar este juego tu vibración se halla próxima a esas vibraciones elevadas y compruebas que alcanzas fácil y rápidamente esas sensaciones placenteras, sigue practican-do el proceso denominado «Un torrente de apreciación» durante tanto tiempo como puedas y en tanto haga que te sientas bien.
Si al practicar este juego no te sientes a gusto y no compruebas que tu estado de ánimo mejora al centrarte en un pensamiento placentero tras otro, es decir, si este proceso te incomoda en algún sentido, deja de practicarlo y elige un proceso con un número su-perior.

Aunque no comprendas nada sobre la Ley de Atracción, aunque no sepas nada sobre tu conexión con tu Fuente de Energía, el hecho de practicar este proceso hará que practiques «el arte de permitir» sin darte cuenta, y todo cuanto hayas identificado como objetos que deseas empezará a fluir hacia tu experiencia. Cuando estés predispuesto a apreciar lo que te rodea, tu vibración no contendrá resistencia alguna. Ten presente que el nivel de resistencia que alcanzas te impide conseguir tus deseos.

Cuando practicas el «Torrente de apreciación» ajustas tu frecuencia vibratoria a un nivel que favorece que obtengas lo que has pedido. Lo has pedido durante cada día de tu experiencia y la Fuente ha respondido, sin excepción. Y ahora que estás predispuesto a apreciar lo que hay a tu alrededor, estarás también predispuesto a recibir. Te dispones a iniciar el último paso de este proceso de Creación, es decir, permitir que se verifique.
Al principio, te recomendamos que dediques 10 o 15 minutos al día a practicar este proceso. Al cabo de unos días, cuando compruebes el gozo que te produce alcanzar deliberadamente y mantener una vibración elevada, lo practicarás muchas veces cada día, durante unos segundos cada vez, en diversas situaciones, porque te produce una sensación muy placentera.

Por ejemplo, mientras haces cola en la oficina de correos, puedes pensar:
Este edificio es precioso.
Lo tienen muy limpio.
Me gusta que el empleado sea tan amable.
Aprecio la forma en que esa madre interactúa con su hijo.
Esa chaqueta es muy elegante.
Mi jornada se está desarrollando muy bien.
Mientras te diriges en coche a tu trabajo, puedes pensar:
Me encanta mi coche.
Esta nueva carretera es estupenda.
Aunque llueve, llegaré puntual.
Me encanta lo seguro que es este vehículo.
Me siento agradecido por tener un trabajo.
Puedes concentrarte más específicamente en cualquier tema que aprecies y hallar más motivos para sentir apreciación. Por ejemplo:
Este edificio es precioso…
El parking es más espacioso que el de la antigua estafeta de correos.
Hay más mostradores y la cola avanza más rápidamente.
Las ventanas son más amplias y dan la sensación de que la ha-bitación está más aireada.
Esta nueva carretera es estupenda…
No hay semáforos que ralenticen el tráfico.
El trayecto dura menos que antes,
Ofrece unas vistas magníficas.

Cuando te acostumbres a buscar cosas que puedas apreciar, comprobarás que tu jornada está repleta de ellas. Tus pensamientos y sensaciones de apreciación fluirán de modo natural. Con frecuencia, cuando experimentes un sentimiento de profunda apre- elación por alguien o algo sentirás que se te pone la piel de gallina | y esa sensación confirmará que estás alineado con tu Fuente,

Abraham, contadme más cosas sobre el Torrente de apreciación

Cada vez que aprecias algo, cada vez que elogias algo, cada vez que algo te produce una sensación placentera, le dices al Universo: «Más, por favor». Posiblemente no tengas que volver a pronunciar esta frase, y si permaneces buena parte del tiempo en un estado de apreciación fluirán hacia ti numerosas cosas beneficiosas.
Con frecuencia nos preguntan:
« ¿No es preferible emplear la palabra “amor” que “apreciación”? ¿No describe mejor la palabra “amor” la Energía No Física?» Nuestra respuesta es que el «amor» | y la «apreciación» constituyen la misma vibración. Algunos utilizan la palabra «gratitud», o un sentido de «agradecimiento», pero todas estas palabras sirven para describir el Bienestar.
El deseo de apreciar es un primer paso excelente, y a medida ^ que halles más cosas que te inspiran el deseo de decir «gracias», la sensación placentera se intensificará. Cuando deseas sentir apreciación, atraes algo que puedes apreciar. Y cuando lo aprecias, atraes otra cosa que puedes apreciar, hasta que al cabo del tiempo experimentas «Un torrente de apreciación».

No puedes controlar lo que sienten otros

A medida que avanzas a través de tu jornada es posible que te encuentres con personas que se sienten desdichadas, decepcionadas o que sufren; y cuando ellas dirijan sus emociones negativas hacia ti, es posible que te cueste sentir apreciación hacia ellas. Y quizá te culpes por no ser lo suficientemente fuerte para apreciarlas a pesar de las vibraciones negativas que emiten hacia ti. Pues bien, no se nos ocurriría decir que contemples algo que no deseas y experimentes una sensación agradable. Te aconsejamos más bien que busques cosas que hagan que te sientas bien y dejes que la Ley de
Atracción aporte a tu experiencia más cosas agradables.
Cuando buscas cosas que apreciar, ejerces un control sobre las vibraciones que emites y tu punto de atracción, pero cuando respondes a cómo se sienten otros con respecto a ti no ejerces ningún control. Ahora bien, cuando te interesa más la forma en que tú te sientes que lo que sienten otras personas con respecto a ti, controlas tu experiencia. No sabes por qué una persona reacciona negativamente hacia ti, no sabes quién atropello hoy a su perro, quién se divorció de ella o quién vació su cuenta corriente, y no puedes controlarlo.
Cuando tomes la decisión de que nada es más importante que d que te sientas bien y decidas que hoy vas a buscar consciente-mente cosas que apreciar, el sentimiento de apreciación se convertirá en tu objeto de atención. Establecerás un circuito entre tú y el objeto de apreciación sobre el que la Ley de Atracción empezará a trabajar de inmediato, haciendo que fluyan nada ti más cosas que te inspiren apreciación.

No puedes estar a la defensiva y apreciar lo que te rodea Si no comprendes que lo único capaz de afectar tu experiencia es cómo consigues que fluya la Energía; si crees que se debe a la fortuna. a la suerte, a la casualidad, a las estadísticas o a ley de pro-babilidades, cuando veas en los informativos que un asesino anda suelto, disparando desde su coche al azar contra personas de tu barrio, te sentirás vulnerable porque pensarás que lo que te ocurra o tu Bienestar dependerán de lo que haga ese individuo. Pero si tu Bienestar depende de lo que haga ese individuo y no puedes controlarlo, ni sabes dónde está, ni puedes hacer que una dotación de policías lo suficientemente numerosa vaya en su busca, tu vulnerabilidad aumenta.
Deseamos que sientas la utilidad de conectarte con la Energía No Física, y la forma más fácil y rápida de hacerlo es a través de la apreciación. Cuando desees intensamente conectarte con la Energía No Física, hallarás docenas de formas, a cada hora, de hacer que fluya tu apreciación.
Recuerda que no importa cómo dirijan otras personas su
Energía hacia ti, de lo contrario te colocas a la defensiva, y no puedes estar a la defensiva y apreciar al mismo tiempo lo que te rodea. Cuando te concentras en apreciar, esa apreciación retorna a ti. Pero en realidad no pretendes que la apreciación retorne a ti, sino sentir cómo fluye a través de ti.

A medida que tu jornada avance y te percates de algo que no quieres, tu deseo sobre lo que quieres adquirirá una mayor nitidez. Y puesto que habrás practicado el «Torrente de apreciación»; podrás asimilar tu conciencia de lo que no deseas a tu conciencia de lo que deseas. De este modo te convertirás en el creador que es-tabas destinado a ser cuando viniste a este planeta.

La vida no consiste en mañana, sino en hoy. La vida consiste en cómo moldeas en estos momentos la Energía

Autores: Esther y Jerry Hicks
Extracto del Libro: Cuaderno de trabajo: “¡Pide y se te Da!”

“YO SOY LA LEY DE LA GRATITUD AQUÍ ACTUANDO”
“YO SOY HIJA DEL SOL MI NATURALEZA ES BRILLAR”

“La Religión más elevada es el AMOR en VERDAD Iluminado”

Tags: , , , , , , , , ,

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend