No hay manera de evitar el estrés. Es una parte inevitable de la vida diaria. Algo que todos debemos experimentar. Y todos trabajamos para reducir el estrés en nuestra rutina diaria.

«El estrés es algo que todos debemos experimentar.» – Kristen Butler

Vuelva a leer la declaración anterior, por favor. Note cómo este escritor usa la «experiencia» en lugar de «tratar con».

Experimentar algo no es «lidiar con» ello. Esto último implica una actitud contenciosa; una que se suele provocar pensando que alguna situación puede ser más agradable en el futuro.

El problema con este punto de vista es que es una ilusión. El momento presente es todo lo que hay. El pasado y el futuro no existen.

La resistencia interna, que puede venir en forma de estrés, surge de demasiado pasado o futuro y no de suficiente presente. En este momento, tu mente está experimentando estrés. No hay necesidad de proyectar estos sentimientos hacia el futuro. Por eso el estrés es una experiencia y no un problema a resolver.

Entonces, ¿qué hacer con el estrés del momento presente que usted experimenta?

En este artículo, vamos a discutir algunas técnicas que puede utilizar para reducir el estrés y aumentar la felicidad. Ya te hemos dado una técnica invaluable: cambiar tu forma de pensar sobre la experiencia que es el estrés.

Primero, hablemos de lo que no es el estrés.

LO QUE EL ESTRÉS NO ES: LOS MITOS DEL ESTRÉS

Según la Asociación Americana de Psicología (APA), existen al menos seis mitos sobre el estrés:

#1 TODOS EXPERIMENTAN EL MISMO ESTRÉS

Según la APA (y el sentido común), esto es completamente falso. Al igual que el sistema nervioso, el temperamento y la disposición varían entre los individuos, también varía la forma en que experimentan el estrés.

# 2 EL ESTRÉS ES SIEMPRE INSALUBRE

El adagio bien intencionado, aunque mal informado, de «el estrés es malo» es tan dañino como ubicuo. Sin una respuesta al estrés que funcione correctamente, evitaríamos todas esas cosas (por ejemplo, las responsabilidades, el instinto de supervivencia) que permiten tanto la autopreservación como la satisfacción de la vida.

#3 EL ESTRÉS ES INEVITABLE

El estrés es inevitable sólo si el catalizador es algo fuera de su control, por ejemplo, un compañero de trabajo molesto o ruido intrusivo. Sin embargo, gran parte del estrés que experimentamos surge como resultado de una gestión inadecuada de nuestra vida. El APA recomienda una «planificación eficaz», que implica establecer prioridades y trabajar y resolver primero los problemas sencillos. Una buena capacidad de gestión del tiempo puede ayudar a reducir mucho el estrés.

 

# 4 POPULARES TÉCNICAS DE REDUCCIÓN DE ESTRÉS SON LAS MEJORES

El «mejor» método para reducir el estrés varía de persona a persona. Todos tenemos diferentes situaciones de vida, temperamentos y niveles de tolerancia al estrés. Por lo tanto, la’Persona A’ puede encontrar un gran éxito en una técnica popular de reducción del estrés como el «Body Scanning» que -por cualquier razón- hace aparentemente poco por la’Persona B’.

#5 LIBRE DE SÍNTOMAS ES ESTAR LIBRE DE ESTRÉS

Sólo porque uno no «sienta» los síntomas del estrés no significa que esté libre de estrés. Para ilustrar este punto, considere la medicación para la ansiedad. Mientras que una dosis rígida de valium puede asentar los nervios, no trata nada; ni absuelve al cuerpo de experimentar estresantes fisiológicos. En cambio, la función de los productos farmacéuticos para la ansiedad se limita al adormecimiento corporal – no «quita» nada.

#6 LOS SÍNTOMAS DE ESTRÉS MENOR NO SON GRAN COSA

La mayoría de nosotros hemos ignorado los síntomas de estrés «menores» en un momento u otro. Las molestias físicas como dolores de cabeza o malestar estomacal se consideran «normales» y no alarmantes. Pero, si estos síntomas se vuelven frecuentes, pueden estar relacionados con una afección subyacente más grave, incluyendo el estrés crónico.

TÉCNICAS QUE REDUCEN EL ESTRÉS Y AUMENTAN LA FELICIDAD:

#1 PRACTICA LA BONDAD AMOROSA

Según investigadores de la Universidad Estatal de Iowa, ofrecer amabilidad a los demás reduce la ansiedad y aumenta los sentimientos de felicidad. La amabilidad centrada en los demás también fortalece los sentimientos de conexión social entre las personas.

Dos investigadores, Dawn Sweet y Lanmiao He, practican una de tres técnicas diseñadas para disminuir los sentimientos de ansiedad y profundizar la felicidad. Los tres estudios de técnicas fueron:

Comparación social a la baja’: Observar a otros e imaginar cómo pueden estar mejor que otros.

Interconexión»: Mirar a la gente y pensar en las maneras en que pueden estar conectados.

Amabilidad amorosa’: «Mirando a los demás y pensando en palabras de bienestar como «Deseo que esta persona sea feliz».

El estudio, publicado en el Journal of Happiness Studies, concluyó que el grupo de amabilidad amorosa «se sentía más feliz, más conectado, afectuoso y empático, (y) menos ansioso» que los otros grupos. El grupo de Interconexión también estaba más conectado y era más empático.

#2 PRACTICA MINDFULNESS

Mindfulness’ se ha convertido en una palabra de moda en Occidente, y merecidamente. Mientras que hay numerosos problemas con cuántos en Occidente definen (y por lo tanto practican) la atención plena, no obstante se ha ganado los méritos de muchos tanto en las comunidades académicas como contemplativas. Miles de estudios han reforzado, una y otra vez, los beneficios efectivos y potentes de la atención plena en el cultivo de una mente estable, feliz y menos estresada.

La consciencia implica tanto la consciencia de todo el cuerpo y la mente del momento presente como la meditación de la consciencia, o «seguir la respiración».

#3 ESCANEO CORPORAL  PARA REDUCIR EL ESTRÉS

La práctica de la exploración corporal implica la unificación de la respiración con la relajación muscular progresiva. Primero, se practican cinco minutos de ejercicios de respiración profunda. El individuo entonces cambia su atención a un área particular del cuerpo o grupo de músculos, liberando conscientemente cualquier tensión notada en cada área.

Las investigaciones muestran que la exploración del cuerpo reduce el estrés y promueve sentimientos de calma y concentración.

#4 IMÁGENES GUIADAS

La imaginería guiada implica centrarse en imágenes agradables para entrar en un estado de relajación. Esta técnica se basa en el concepto de la conexión mente-cuerpo y es considerada una herramienta terapéutica eficaz por los profesionales de la psicología.

La investigación muestra que las imágenes guiadas pueden ser beneficiosas para reducir los sentimientos de ansiedad, depresión y estrés. Las imágenes guiadas también pueden servir como terapia complementaria para estas afecciones, junto con el estrés postraumático (TEPT) y los problemas de abuso de sustancias.

#5 RESPIRACIÓN PROFUNDA

¿Una recomendación obvia? Tal vez, pero uno efectivo. La respiración profunda intencional tiene un efecto calmante innato en el cuerpo y la mente.

De acuerdo con mentalhelp.net,

«El principal método natural de estrés del cuerpo… la reducción es activar el sistema nervioso parasimpático. «Respirar profundamente es quizás la ruta más directa para la activación del sistema nervioso parasimpático.»

Una de las mejores técnicas de respiración profunda es la respuesta de relajación del Dr. Herbert Benson. Aquí están los pasos para una variación de la técnica de Benson:

(1) Elija una palabra o frase relajante como «calma» o «respirar».

(2) Siéntese cómodamente en un lugar tranquilo y cierre los ojos

(3) Realice una exploración corporal rápida, liberando cualquier tensión que note.

(4) Respire lenta y profundamente en su diafragma, repitiendo su palabra o frase al exhalar.

(5) Practique durante 10-20 minutos, o según el tiempo que se le permita.

#6 PRUEBA QI-GONG

El Qi-gong es un antiguo conjunto de ejercicios energéticos diseñados para desarrollar la paz mental y la concentración. Los ejercicios de Qigong enfatizan el desarrollo de la respiración, el estiramiento relajado y la visualización.

Además de promover la claridad, la concentración y la felicidad, múltiples estudios han encontrado numerosos beneficios de la práctica del qi-gong. Una revisión de 2010 de 66 estudios publicados en el American Journal of Health Promotion, encontró «varios resultados positivos» y la «[mejora] del equilibrio y la salud ósea. Un estudio de 2007 encontró que la práctica de qigong también redujo la hipertensión.

#7 ENTRENA TU ATENCIÓN

En un estudio realizado en 2010 por los psicólogos de Harvard Daniel Gilbert y Matthew Killingsworth, se descubrió que las personas se dedican a vagar por la mente durante casi la mitad de sus horas de vigilia. «Una mente humana es una mente errante, y una mente errante es una mente infeliz», escriben Gilbert y Killingsworth.

Cuando se trata de cultivar la felicidad y reducir el estrés, tal vez no haya nada más olvidado, pero de vital importancia, que entrenar su atención. Al decir’entrenar su atención’, los expertos simplemente quieren decir centrar su atención en lo que está sucediendo en el presente. A medida que su atención se desvíe de lo que está haciendo, tráigalo suavemente de vuelta.

#8 SÓLO SONRÍE

Por favor, resista la tentación de perforar cualquier pantalla digital que esté mirando. Sí, es molesto cuando la gente te dice que «sonrías» sin ninguna razón, pero eso no significa que no debas escuchar.

La investigación encuentra que sonreír, incluso artificialmente, desencadena circuitos neuronales involucrados en la producción de sentimientos de felicidad – tanto en uno mismo como en el observador. Así que, la próxima vez que te apetezca salir de la pared, ¡intenta mostrar una sonrisa y verás cómo te sientes!

#9 CEDER A LA GRATITUD

Mientras que la vida tiene sus desafíos, la gran mayoría de nosotros tenemos muchas cosas por las que estar agradecidos. Una simple reflexión diaria de centrarse en una o más de esas cosas no sólo es lo correcto, sino que también es saludable.

Los estudios muestran que la práctica de la gratitud reduce los sentimientos subjetivos de ansiedad, negatividad, depresión y estrés. En otras palabras, practicar la gratitud no sólo te hace más saludable sino también más feliz.

#10 MANTENER LA CONCIENCIA DEL PRESENTE-MOMENTO

En lugar de dejar tu cerebro en piloto automático, elige desarrollar la conciencia del momento presente. Mindful.org define la conciencia del presente-momento como «monitorear y atender a la experiencia actual en lugar de predecir eventos futuros o detenerse en el pasado».

La investigación publicada en el Journal of Research in Personality demuestra que la conciencia del momento presente aumenta la resistencia al estrés y permite al mismo tiempo ayudar a los mecanismos de afrontamiento. También se ha descubierto que la práctica reduce la ansiedad y la depresión, mejora el estado de ánimo y contribuye al bienestar general.

PENSAMIENTOS FINALES:’CONÓCETE A TI MISMO’ ANTES DE QUE PUEDAS REDUCIR EL ESTRÉS

Es una tendencia innata de la mente humana a enfocarse en lo negativo en lugar de lo positivo – un fenómeno llamado sesgo de negatividad. A la miseria potencial se añade el hecho de que la mente está tratando de concentrarse y analizar el pasado o el futuro casi tan a menudo como el presente.

Entender estas propensiones de la mente y tomar acciones proactivas y productivas para corregirlas es crucial para reducir el estrés y aumentar la felicidad. Así que,’conócete a ti mismo’, y haz un esfuerzo que valga la pena para cambiar lo que no te gusta.

Cerrar menú