Un medico intuitivo tuvo una perspectiva única sobre por qué razón las personas no se curan. Él acostumbraba a meditar que todo el planeta deseaba ser sanado. Y llegó a la conclusión de que “La curación es poquísimo atrayente”

Los óbices para la sanación incluyen abandonar a vivir anteriormente, parar de ser víctima, y el temor al cambio. Dirigir el pensamiento y la energía cara el pasado desvía la fuerza vital de las células y los órganos que precisan esa energía para marchar y curar.

La sanación requiere vivir en el presente, recobrando la energía de los traumas y heridas del pasado. Afirma que la única razón para nutrir y sostener vivo el pasado es a raíz de la amargura de lo que pasó.

Negarse a disculpar un acontecimiento o bien a una persona del pasado genera fugas energéticas del cuerpo. El perdón sana estas filtraciones. El perdón no guarda relación con no inculpar a otros por las heridas que ocasionaron.

¿Por qué la gente no se cura?
¿Por qué la gente no se cura?

Tiene más que ver con “liberarnos de la percepción de víctima”.

Cuando podemos ver un acto doloroso como una parte del proceso de la vida, como un mensaje o bien un reto en vez de una traición personal, la energía vital fluye de vuelta a los circuitos de energía del cuerpo físico.

Las personas no se curan por el hecho de que no se han liberado de la ilusión de ser víctima. Con demasiada frecuencia, la gente consigue poder con sus heridas pues han encontrado que provoca el apoyo de otros. Las heridas se transforman en un medio de manipular y supervisar a el resto.

Por norma general, la restauración requiere hacer cambios en el modo de vida, medioambiente, y relaciones. El cambio puede ser espantoso.

Lea:   El origen de las enfermedades pueden estar en seres de bajo astral

Es simple sostenerse en un compás de espera, aduciendo que uno no sabe qué hacer, mas pocas veces es cierto. Cuando estamos en un compás de espera, es por el hecho de que sabemos precisamente lo que debemos hacer, mas estamos horrorizados para obrar en consecuencia…

Sígueme en Facebook

El cambio es preocupante, y la espera da sensación de seguridad, cuando la única forma de adquirir ese sentimiento de seguridad es entrar en el torbellino de los cambios y salir por otra parte, sentirse vivo otra vez.

La curación requiere acción. Comer apropiadamente, hacer ejercicio diario, tomar el fármaco conveniente, produce cambios saludables en el físico.
Soltar el pasado, dejar puestos agobiantes o bien relaciones inapropiadas, son acciones que mantienen la energía del cuerpo.

Lo que apoya al uno apoya al otro, por el hecho de que la energía física y energética están inextricablemente unidas.
Aun el proceso de fallecer, al que todos nos encaramos, puede transformarse en un acto de curación de viejas heridas que son liberadas resolviendo temas pendientes con los seres queridos.

¿Por qué la gente no se cura? Por: Maria de los Ángeles Rodeiro
Hablale a tu celula

Menú de cierre

Join our list

Subscribe to our mailing list and get interesting stuff and updates to your email inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

Comparte con un amigo