Un estudio llevado a cabo en 113.000 mujeres relaciona la falta de sueño con la obesidad; investigadores de la Universidad de Oxford para el Instituto de investigación del cáncer encontraron que las mujeres que tenían unas cinturas más anchas eran las que más luz tenían en sus dormitorios.

El problema está en las luces de fuera

Farolas, semáforos, coches, e incluso otros edificios, nos pueden llegar a emitir más luz que nuestra propia habitación. Estudios realizados en la población del Noroeste de Inglaterra afirmaban que sobre el 44% de las personas con falta de sueño se encontraban en zonas en las que la polución lumínica era elevada.

china

Los dormitorios cada vez tienen ventanas más grandes, se utilizan menos cortinas, y sus paredes se pintan con colores más claros.Todos estos elementos amplificarán la luz del exterior.

Mientras que algunos padres utilizan cortinas opacas para el cuarto de los niños pequeños, es raro encontrarlas en las habitaciones de los adultos. Se invierte en un material más barato (y también peor) con el fin de redecorar en poco años y volver a sustituirlo.

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo en que la oscuridad sea buena, como el Profesor Jim Horne, del Centro de investigación del sueño, de la Universidad de Loughborough:

“La gente duerme con los ojos cerrados, y por lo general, puede ignorar la luz que hay. Además, hay más luz en verano que en invierno, y no hay ninguna evidencia que demuestre que se duerma menos horas”Demasiada oscuridad en nuestro dormitorio puede hacerlo incluso más peligroso; tendremos más probabilidad de sufrir un accidente si nos levantamos a media noche, afirmó Horne.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   6 alimentos que queman grasa

En definitiva, no se puede afirmar con total certeza que la luz sea la causante, sin embargo cada vez más estudios la relacionan con problemas a la hora de tomar el sueño.

 Fuente | BBC News

Menú de cierre

Send this to a friend