La bioenergética y el mal de amores

La bioenergética y el mal de amores 1

La bioenergética y el mal de amores
Escrito por Larisa Maksimadzhi – Manos Milagrosas
La bioenergética y el mal de amores

En mis artículos anteriores hablábamos principalmente de la sanación del cuerpo; hablemos sobre la sanación del alma con relación a un tema muy sensible: las relaciones de pareja.

Decidí escribir este artículo porque mis pacientes con frecuencia me piden ayuda para arreglar sus problemas conyugales. A menudo dicen sencillamente. “Ayúdeme a recuperar a mi marido”. Entiendo a estas mujeres pero lo primero que quiero decirles es que no se debe forzar la voluntad de una persona, incluso si desde el punto de vista general su comportamiento es inmoral. Las cónyuges que recurren a toda clase de hechicerías con el pretexto de “poner las cosas en orden y fortalecer la familia” no le hacen bien a nadie. Me atrevo a decir que el conjuro para “amarrar” es lo mismo que asesinar el libre albedrío, y eso no está muy lejos del asesinato físico.

¿Es correcto acaso recurrir a quién sabe qué fuerzas para hacer el gusto de uno de los miembros de la familia? Creo que no.

Compadezco a las mujeres abandonadas, en especial si tienen hijos, y a los hombres “descarriados” que se enredaron en sus asuntos afectivos. Por eso quiero que reflexionemos sobre algunos puntos fundamentales, los cuales, quizás, permitirán a algunas personas evitar acciones equivocadas por las que un día deberán responder ellas o sus hijos.
“Limpieza” y “amarre” no son la misma cosa

“Entonces –me preguntarán–, ¿no hay nada que la terapia bioenergética pueda hacer para resolver los problemas de pareja?”. La respuesta es: por supuesto que puede hacer muchas cosas, pero un “amarre” no es lo mismo que una limpieza del organismo.

Las sesiones de tratamiento que realizo con mis pacientes alivian su dolor y en ocasiones hacen que desaparezca totalmente. La naturaleza de esta limpieza de los órganos es idéntica a la limpieza de la conciencia y del aura. Aquellos pacientes que vienen a verme con depresión, pensamientos negativos y el insomnio se libran de estos síntomas al igual que de los tumores y otras dolencias físicas.

Te puede interesar:   5 Pistas de que Dios está cambiando tu destino

Entonces, limpiar el campo biológico de la persona y de su cónyuge es completamente posible, pero obligar a alguien a vivir de acuerdo a los deseos de su consorte, es muy otra cosa.
Saber aceptar la realidad

Hace ocho años atendí a una niña con leve parálisis cerebral que tenía dificultades para escribir: sus dedos estaban flácidos y en el codo había un pequeño tumor. Hemos logrado resolver estos problemas pero lo que sí me conmovió fue la historia de la madre de aquella muchacha.

Cuando la señora era joven su esposo la dejó. Ello lo quería y no lograba aceptar el abandono. Según sus propias palabras, rezaba desde la mañana hasta la noche para que Dios se lo devolviera. Y, en efecto, dentro de un rato el hombre regresó pero la dicha fue fugaz. El marido empezó a maltratarla, la niña que tuvieron nació enferma, y las graves dificultades económicas le han impedido divorciarse. Han pasado unos diez años desde el retorno del esposo y ella está muy arrepentida de haber deseado tanto que aquel regresara… Me dijo que quería advertir a todas las mujeres que hay que pedir a Dios que Él haga cosas a Su modo y no como una quiere…

Hay una cancioncita que dice: “Si la amada te deja por otro, aún no se sabe quién tuvo más suerte”… Suena a broma pero esa letra encierra una gran verdad.

Las personas abandonadas y no queridas se parecen a niños que están dispuestos a todo para tener de vuelta su juguete preferido. No es sabio decir: “No me importa nada, con tal que él regrese”. No se apresuren, queridas mías. Suceda lo que suceda, hay que saber vivir con alegría y agradecimiento. Su no sabemos agradecer por lo que nos fue dado, no sería justo esperar que el Poder Superior nos ayude.

Te puede interesar:   Produce dopamina fácilmente con estas actividades

Cuando veo a una mujer sumergida en la desesperación, que ya no es capaz de hablar de nada que no sean sus dolores y agravios, tengo ganas de preguntarle: “¿Por qué percibe que todo es oscuridad, ¿acaso la única alegría en el mundo consiste en tener marido?”.

No vale la pena gastar sus energías, tiempo y dinero en dudosos sortilegios. Si están viviendo un conflicto intrafamiliar, puede que sea un momento para limpiar sus propios pensamientos sórdidos y analizar sus acciones erróneas. Podemos sobrevivir el divorcio, soportarlo pero no de manera pasiva y resignada sino trabajando en ser una persona mejor, reflexionando sobre sus experiencias, cambiando algunos de sus valores…

No vale la pena verse a sí misma a través de los ojos de alguien que ya no la ama; es como mirarse en un espejo que tergiversa las imágenes. La vida es maravillosa en la medida que la creamos maravillosa.

Escrito por Larisa Maksimadzhi – Manos Milagrosas
Extraido de: http://manosmilagrosas.com/es/psicologia

Centro de Atención Médica “Manos milagrosas”
Kilómetro 10½ de la carretera Sur, de la Shell triángulo 600 metros al oeste, ½ cuadra al norte, casa No. 30.

Visita Wadie.com

Celulares (505) 8835-7777   (505) 8835-7777   (505) 8492-9234
Teléfono (505) 2265-7598    (505) 2265-7598

correo electrónico lbcr_salud@bk.ru
http://manosmilagrosas.com
http://www.7dias.com.ni/salud.html

Menú de cierre

Comparte con un amigo