“He llegado al final del camino, allí donde lo impensable se presenta como un abismo”

Le damos la bienvenida al Año del Ermitaño, el 2016.

Para obtener el número 9 de este arcano hemos de sumar todos los dígitos del año 2016: 2+0+1+6=9

El número 9 se distingue en la primera serie de número impares en que es divisible por otro. El nueve, tres veces tres es, pues, ambivalente y mágico. Es activo por ser impar y es receptivo por ser divisible. El número nueve representa un final, un ciclo completo que nos anuncia la llegada de un nuevo ciclo: las decenas y luego las veintenas, así hasta el infinito. Por lo tanto este Año del Ermitaño se pueden esperar que varias crisis lleguen a su apogeo, para dar paso a un nuevo ciclo.

El Ermitaño es una carta de iluminación y recogimiento interior en la que la persona se guía por su luz interior, por sus instintos para encontrar la verdad que yace en su corazón, sin las influencias del Mundo ni de sus habitantes. Es una carta que invita a la reflexión, y será éste un año de máxima reflexión en el mundo. No será fácil, ya que interiorizar las cosas, o mirar hacia el interior suele ser consecuencia de unos procesos de crisis, pero éstas siempre auguran un cambio y un desarrollo personal.

ermitano

El Ermitaño es una carta de cambio profundo al que conviene hacer frente. La luz que le hace de guía será la iluminación del Mundo, el reconocimiento de que el valor está en el interior se acerca en este 2016.

Lea:   Predicciones espirituales para agosto 2018

No va a ser un año fácil, un año que quizá con el 16 nos augura más crisis, ya que el 16 es también el Arcano de La Torre, el cual representa la caída y la renovación, así que por doble partida, éste va a ser un año que nos llevará a la introspección y a la búsqueda de la verdad. Para renacer y encontrar el camino iluminador, el que nos guíe certeramente a todos, a la Humanidad, hacia un lugar mejor.

Sígueme en Facebook

El Ermitaño representa al que ha perdido su apego por la materia, y este 2016 puede ser el año en el que el materialismo, y el consumismo revelen su verdadera cara al mundo, y se vean rechazados, esa es la esperanza en la linterna de El Ermitaño. La linterna de El Ermitaño representa el llamamiento para el despertar de la consciencia, el cual, tal vez por medio de una crisis materialista, alumbrará al Mundo en este 2016.

Bienvenido 2016, el Año del Ermitaño que ilumina al Mundo.

Fuente

Menú de cierre

Comparte con un amigo