Vivamos nuestras vidas

44

¡No dejes de vivir tu vida!

Muy a menudo, cuando se da un problema, dentro de nosotros o a

nuestro alrededor, retrocedemos al pensar que si pusiéramos nuestra

vida en suspenso posiblemente podríamos contribuir en forma positiva

a la solución. Si una relación no está funcionando, si enfrentamos

una decisión difícil, o si nos estamos sintiendo deprimidos, podemos

poner nuestra vida en suspenso y atormentarnos con pensamientos

obsesivos.

Abandonar nuestra vida o nuestra rutina contribuye a agrandar el

problema y nos impide encontrarle una solución.

Frecuentemente, la solución llega cuando la dejamos ir lo suficiente

para vivir nuestra vida, regresar a nuestra rutina y dejar de

obsesionarnos por el problema.

A veces, aunque no sintamos quererlo dejar ir o poderlo dejar ir,

podemos actuar "como si" pudiéramos, y eso nos ayudará a dejarlo ir,

tal como deseamos.

No tienes porqué renunciar a tu poder para solucionar problemas.

Puedes dejar de concentrarte en tu problema y concentrarte en tu

Visita Wadie.com

vida, confiando en que el hacerlo así te llevará a acercarte a una

solución.

Hoy seguiré viviendo mi vida y atendiendo mis rutinas. Decidiré tan

frecuentemente como necesite hacerlo, dejar de obsesionarme acerca

de lo que me esté molestando. Si no siento ganas de dejar ir alguna

cosa en particular, actuaré "como si" ya la hubiera dejado ir hasta

que mis sentimientos estén de acuerdo con mi conducta.

Lea:   Un libro de micro poemas cargado de reflexiones sobre la vida, las cuales permiten entender mejor el significado de esta en el día a día
Menú de cierre

Comparte con un amigo