“La vida espiritual no necesita acumular muchos conocimientos. Lo esencial de la vida espiritual, es la práctica. No es bueno leer y estudiar sin tratar nunca de realizar, concretizar. Evidentemente, sin conocimientos suficientes la práctica resulta pobre, vacía. Pero una vez adquiridas ciertas nociones y verdades, es necesario concentrarse en algunos ejercicios y repetirlos todos los días.

En la vida encontramos personas muy sencillas que solamente poseen algunas cuartillas en las que han inscrito un pequeño número de verdades esenciales que se esfuerzan por aplicar, y se las siente habitadas por el espíritu y por la luz. También encontramos a otras, que son eruditos, que poseen en sus bibliotecas todos los libros sagrados de la humanidad que citan, pero de ellos no emana nada espiritual. Lo esencial es tener algunos conocimientos y construir algo con ellos. Podemos llamar a esta construcción nuestro futuro… o nuestro templo. Y es, en
efecto, en este templo en el que pensaba san Pablo cuando escribía en la segunda epístola a los Corintios: «Nosotros somos el templo del Dios vivo».”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

cocoparisienne / Pixabay
Lea:   15 citas alucinantes de Alicia en el país de las maravillas que todos necesitan escuchar
Menú de cierre

Send this to a friend