¿TRATA DEMASIADO?

image

Con qué frecuencia uno debe tratar un problema determinado? ¿ Es suficiente con un tratamiento? ¿Cuánto debe durar?

Estas preguntas suelen presentarse constantemente, y son muy importantes. Es más: nuestro éxito general en la oración dependerá de las respuestas que demos en nuestra mente.

No se pueden formular reglas universales para el tratamiento. Hay que tener en cuenta el problema, las circunstancias y el individuo afectado. La misma persona tiene que actuar distinto en ocasiones distintas. Sin embargo, se verás que las siguientes indicaciones tienen una aplicación general.

Casi nunca un tratamiento es suficiente., sobre todo si tiene que ver con algo que considera de importancia. SU duración correcta depende del temperamento del individuo y de su estado mental en ese momento. La práctica adecuada consiste en aplicar el tratamiento hasta que se sienta satisfecho. Cuando se detenga, no piense: “ Esto bastará por ahora, volveré a hacerlo más tarde”. Esa actitud anula el tratamiento. Lo que debe hacer es esperar a que ese tratamiento se manifieste.

Usted puede tratar de nuevo tan pronto como se haya alejado del último tratamiento, pero no antes. Usted se ha alejado del último tratamiento cuando se ha olvidado de todo el asunto por algún tiempo, al menos, digamos, por media hora. En otras palabras , si usted aplica un tratamiento a las diez en punto, y luego, como está ocupado en otras cosas, olvida todo el asunto (( el asunto se aleja por completo de su mente consciente) al menos por media hora ( o por un par de horas) , entonces, cuando piense de nuevo en la cuestión, puede aplicar de nuevo el tratamiento, y así sucesivamente.

Lea:   Tu estado de ser determinar tu creación

A muchas personas les resulta más conveniente aplicar el tratamiento a un problema una vez al día, o quizás en la mañana y en la noche. Lo importante es evitar machacar sobre el problema de cuando en cuando durante todo el día, lo cual puede aplazar definitivamente la manifestación. La levedad del toque es el secreto principal del éxito.

Visita Wadie.com

Recuerde siempre que es Dios quien hace la oración a traves de usted .

:”Mandó su palabra, y los sanó”Salmos 107:20.

Emmet Fox

Menú de cierre

Comparte con un amigo