Todo existe a hora mismo

ahora

Las expresiones negativas que perturban la creación se reciclan por medio de la ley de causa y efecto, acción y reacción, hasta que la conciencia se equilibre mediante la aceptación y el entendimiento.

He enseñado a los niños lo que llamo las “nueve palabras mágicas” que están disponibles para ellos, y para todos. Las primeras tres son: “Yo te amo”; las segundas tres son: “Dios te bendiga”; y las terceras son: Paz, mantén la calma.”  Estas palabras son poderosas.    

No hay tiempo ni espacio en el Espíritu. Todo existe ahora mismo, en la eternidad. Todo existe como Uno. No hay división. No hay separación.
Un Alma es todas las Almas.

Jesús dijo: “El que me haya visto, ha visto al Padre.” (Juan 14:9) El demostró un entendimiento tremendo, al verse a sí mismo a través de los demás. Cuando te das cuenta que eres todas las cosas, también te incluyes tú mismo.

El darse cuenta no proviene de mentalizar o verbalizar, proviene de la inteligencia del Alma, del conocimiento inherente dentro de ti.

No hay tiempo ni espacio en el Espíritu. Todo existe ahora mismo, en la eternidad. Todo existe como Uno. No hay división. No hay separación.
Un Alma es todas las Almas.

Jesús dijo: “El que me haya visto, ha visto al Padre.” (Juan 14:9) El demostró un entendimiento tremendo, al verse a sí mismo a través de los demás. Cuando te das cuenta que eres todas las cosas, también te incluyes tú mismo.

El darse cuenta no proviene de mentalizar o verbalizar, proviene de la inteligencia del Alma, del conocimiento inherente dentro de ti.

Visita Wadie.com
Te puede interesar:   Nunca compartas tus sueños y aspiraciones con alguien más

– John-Roger

Menú de cierre

Comparte con un amigo