Todo aquello de lo que huyes sin resolver, se repite – Soy Espiritual