observar

Consideremos algo que todos sentimos, por momentos – impaciencia – y veamos cómo la observación puede cambiar nuestra experiencia. Cuando nos impacientamos, queremos lo que queremos cuando lo queremos. La impaciencia nos distrae de ver la realidad de la situación. Nos enfocamos solamente en cómo nos gustaría que fuese. Si tratamos de hacer algo al respecto de nuestra impaciencia, generalmente nos impacientamos más aún.

La solución es simplemente, observar.

Cuando te inquietas por un problema, generalmente significa que no estás aceptando la situación. De manera parecida, cuando estás molesto contigo mismo, generalmente suele ser porque no te estás aceptando tú mismo. Cuando te estás fastidiando o juzgando a ti mismo, te has apartado del sendero del Alma.

La aceptación no significa que estemos de acuerdo, nos guste o excusemos lo que sucede. La ley de la aceptación nos permite ver cada situación como un peldaño por el cual ascender en el sendero del Alma y cada situación como nuestro maestro.

Las personas que trabajan en el MSIA y que están trabajando directamente con la conciencia del Viajero Místico, tienen la oportunidad de liberarse del ciclo de la encarnación en esta vida, para establecerse en el reino del Alma, para caminar en libertad en el tiempo que están acá y en el momento de su muerte física, para elevarse en conciencia a los planos superiores del Espíritu puro.

Sígueme en Facebook

Esta es la promesa que ofrece el Viajero Místico. Parte del trabajo del Viajero es ayudar a los estudiantes a cumpir con su karma y enseñarles a seguir adelante libres de karma adicional.

– John-Roger

Lea:   8 pasos sencillos para manifestar todo lo que deseas
Menú de cierre

Send this to a friend