La conmovedora historia de Manny Pacquiao

Cuando Manny Pacquiao tenía 12 años, su perro se perdió y se fue en busca de su perro, le tomo dos días encontrarlo, y cuando al fin lo encontró regresaron a casa, el papá en castigo por haberse ausentado mata al perro delante de el, lo fríe y se lo come.

Esto hizo que Manny escapara de su casa.

Vivió en la calle, donde compraba donas y las vendía cinco centavos mas caras para poder sobrevivir,… dormía en una caja de cartón, se abrió paso a través de todo esto y se convirtió en profesional del boxeo a los 14 años.

Tras el amargo momento vivido de niño, Pacquiao tiene ahora a un fiel compañero, su perro llamado Pacman, el cual lo sigue a todos sus combates.

Una suerte de talismán y atento espectador que observa cada uno de sus movimientos.

Sígueme en Facebook

image

Lea:   12 cosas de las que ya no deberías avergonzarte
Menú de cierre

Comparte con un amigo