Hay algunos hábitos mentales que pueden impactar tremendamente tu vida – algunos pueden mejorarla, trayéndote alegría y libertad, mientras que otros pueden empeorarla, haciéndote sentir triste y miserable.

Aquí me gustaría presentar los 7 hábitos mentales básicos de las personas infelices que, si se adoptan, podrían crear un infierno en tu vida, y que deberías considerar eliminar si deseas vivir más feliz, libre y en paz contigo mismo y con los que te rodean.

1. Culpan a todos meno s a sí mismos

En vez de tomar responsabilidad y acción para crear una vida mejor para ellos mismos, la gente infeliz continuamente critica a otros, poniendo toda la responsabilidad sobre sus hombros, y culpándolos por cualquier cosa que vaya mal en su vida.

2. Se quejan en lugar de actuar

A la gente infeliz le gusta quejarse. Les gusta quejarse mucho. De hecho, no hacen casi nada más que quejarse. Están continuamente enfocados en la magnitud de sus problemas en lugar de tratar de encontrar maneras de superarlos.

3. Se ven a sí mismos como víctimas de su destino

Podemos elegir entre ser creadores o víctimas, y la gente infeliz siempre elige lo segundo. Ellos creen que no tienen lo que se necesita para hacer una diferencia positiva en sus vidas, así que dejan de tratar de lograr lo que en el fondo desean, y terminan llenos de arrepentimiento y angustia.

4. Están desperdiciando el presente para el futuro o el pasado.

El momento presente es el único momento que realmente lo es. El pasado ha pasado, el futuro aún está por venir, y el aquí y el ahora es cuando realmente podemos vivir, saboreando todos y cada uno de los momentos que la vida nos trae en nuestro camino. Las personas infelices siempre se preocupan por el futuro y nunca abandonan su apego emocional a sus experiencias pasadas.

También en soyespiritual.com:   10 Razones por las que hablas demasiado y qué hacer al respecto

5. Están atrapados en el juego de la competición

Los seres humanos son seres profundamente sociales y obtienen una inmensa alegría al compartir y cooperar con sus semejantes. Los que son infelices no lo entienden, y están inmersos en la competencia, siempre tratando de superar a los demás para sentirse mejor consigo mismos. Pero lo único que consiguen es ser miserables y estresados.

6. Les resulta extremadamente difícil confiar en la gente

Todos necesitamos amistad y amor en nuestras vidas para ser felices, pero para formar relaciones amistosas e íntimas uno necesita tener un corazón abierto y confiar en la gente. Las personas infelices son inseguras: no confían en los demás por miedo a que les hagan daño o les decepcionen. Por lo tanto, terminan sintiéndose solos en un mundo que sienten frío y hostil.

7. Están buscando el permiso de otros

La libertad es un derecho de nacimiento de todos, pero debido a la forma en que hemos sido educados, muchos de nosotros hemos sido condicionados a creer que necesitamos pedir el permiso de la autoridad antes de poder hacer algo que deseamos. Este es especialmente el caso de las personas infelices, que nunca piensan por sí mismas ni actúan por su cuenta, sino que siguen un camino predeterminado creado por otros, haciendo todo lo posible para estar a la altura de las expectativas de los demás, lo que sólo les hace experimentar un sufrimiento inmenso.

 

Cerrar menú

Comparte con un amigo