El gran poder de la bendición, practícala para traer luz al planeta

Bendecir ha sido una actividad que se ha dado a  lo largo de la historia en todas las prácticas religiosas y espirituales. Esta palabra viene del latín bene (bien) y dicere (decir). Esto nos hace referencia al poder de las palabras y la intención al pensarlas y decirlas.

Cuando bendices estás permitiendo que la sustancia omnipresente universal fluya  conscientemente a través de ti para ser regalada a alguien o algo más.

Es una oportunidad de reconocer la divinidad que vive en el interior de todos los seres humanos, la flora, fauna e inclusive de los objetos inanimados, ya que todos somos parte de la misma Unidad, del mismo flujo energético.

Así que mi invitación es que recuerdes en todos los lugares, las situaciones, los seres y las experiencias que tienes una manera de elevar la energía y conectarte con la Fuente a través del poder de la bendición.

El gran poder de la bendición, practícala para traer luz al planeta 1
andreas160578 / Pixabay

Consejos para bendecir:

1. Céntrate en la presencia de Dios. Cuando te conectas con esa energía divina podrás canalizarla.

2. Comienza y termina tus días agradeciendo tener conciencia de tu propia divinidad. Cuando te sabes Dios, lo puedes observar en todo y todos.

3. Antes de bendecir, tómate un tiempo para centrarte en tu respiración.

4. Usa tus manos. Así centras la energía  e intencionalmente la diriges a tu objetivo.

5. Bendice tu casa, tu trabajo, tus alimentos, tu familia, tus mascotas, tus amigos, tus experiencias. Son parte de la Creación y al bendecirlos les estás regalando una oportunidad de sentir conscientemente a Dios en su interior.

NAMASTÉ

Andrea de la Mora

Visita Wadie.com

terapia.tsa@gmail.com

www.coachingangelical.com

Fb: www.facebook.com/coachingangelical

Twitter: @bebabuluba

Lea:   Cuando tu alma llora: 5 Señales de Que La Vida Te Está Asfixiando
Menú de cierre

Comparte con un amigo