Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Tu tienes que descubrir lo que es bueno para ti

Si hoy no lo estas pasando bien, existen muchas probabilidades de que aun no hayas descubierto lo que es bueno para ti. ¿De qué otra manera podrías estar donde estás? Si supieras lo que es bueno para ti, ya estarías en ese lugar o al menos estarías entretenido descubriendo cómo llegar allí.

Si estás buscando la manera de llegar a lo que quieres, es porque te has dado cuenta de que eso es confortable y te favorece. Entonces, aun sin haber llegado, te sientes motivado e inspirado a descubrir la forma de hacerlo.

La mejor manera de confundirnos y de extraviarnos del camino de nuestro bienestar es haberse dejado influenciar por otros, especialmente cuando éramos niños. Los padres, sin querer, nos recomiendan muchas cosas y el resto lo hace la sociedad. Aunque tengan la mejor intención, no puedes hacer lo que funciona para otros cuando eso, no funciona para ti.

En mi vida, he tenido la fortuna de dejarme llevar por mi propia guía. Para ello he tenido que abandonar muchas de las recomendaciones que recibí de mis padres, de la escuela, de las instituciones y de tantos otros para seguir mis propias inclinaciones.

Advertí que tenia que seguir a mi corazón, porque después de haber hecho todo lo que me habían dicho que hiciera, la vida no me sonreía. Tuve que separarme de mi esposo aunque me habían dicho que el matrimonio era para siempre. Quise dejar de trabajar de empleada porque no quería dejar a mis hijos solos, pese a que me habían dicho que si no trabajaba no podría sostenerme. Entonces me creé unas inversiones inmobiliarias y pude estar con mis hijos sin tener que ir a trabajar fuera de mi casa nunca más.

También en soyespiritual.com:   Las consecuencias devastadoras de tener una madre que no te quiere

Dejé mi profesión de químico pese a que mis padres y la sociedad me decían que mi titulo profesional era lo más preciado que podría tener en vida. Hoy me dedico a ser coach y soy inmensamente feliz ayudando a otras personas a declarar su libertad para que puedan elegir qué hacer, en vez de seguir en algo que no les llevará a ninguna parte.

en bici

No ha sido nada fácil transitar este camino, porque he tenido que ver las caras de mis seres queridos preocupados por mi bienestar. Ellos esperaban que hiciera lo que hacen los demás para que me sintiera a salvo y segura. Pero yo creo que la mejor forma de vivir es hacerlo de acuerdo a los criterios personales y de acuerdo a tus propios valores.

Feliz, me siento feliz de haber sido capaz de transitar todo este camino en soledad, sin que los demás pudieran comprender qué es lo que estaba haciendo con mi vida. Y hoy sigo con mis nuevos desafíos. Esta vez he decidido alcanzar un nivel de riqueza superior al promedio de las personas profesionales como lo era yo.

Sé que no será fácil, pero creo en la inteligencia del ser humano, creo en la libertad que nos dio el creador y creo que Dios quiere nuestra felicidad. Estoy decidida a buscar mi mayor felicidad. No quiero un poco, quiero la máxima felicidad que pueda conseguir. Sé que Dios espera eso de mí y no seré yo, la que se oponga a su maravilloso deseo.

Quise escribir estas palabras porque nace de mi corazón el gran deseo de que tú también puedas decidirte a descubrir lo que es bueno para ti. Para eso tendrás que abandonar ideas preconcebidas sobre lo que tienes que hacer en relación a tu vida.

También en soyespiritual.com:   Si piensas que tienes un problema, entonces tienes un problema

Hace unos días atendí una clienta que tiene un titulo de ingeniero y que se sentía muy confundida en relación a su trabajo. En unas cuantas sesiones descubrió que se sentía avergonzada por no estar ejerciendo su profesión y estar realizando un oficio muy sencillo que no se relacionaba con sus estudios. Luego pudo advertir que ese oficio le hacia mas feliz que su carrera de ingeniero y así fue como se conectó con ella misma.

Ahora ella se encuentra enfocada, estabilizada y en paz interior. Ahora abre las ventanas de su casa, canta y baila sola mientras realiza sus actividades. La vida es muy diferente para ella desde que se encontró a si misma.

A veces seguimos designios que no nos quedan bien y el costo es perderse la vida, esta vida que pasa tan rápido y que es una oportunidad para descubrir lo bueno para nosotros. Tienes que descubrir lo que es bueno para ti.

Patricia González
www.evolucionespiritual.com/coaching

Cerrar menú

Comparte con un amigo