Comienza con una sonrisa

sonrisa    

Comienza tu día con una sonrisa, una mente en calma y un corazón agradecido.

La forma en la que comienzas tu día tiene una profunda influencia en el resto del mismo.

Mi madre, Karen Berg, frecuentemente dice: “Las personas hacen planes y Dios se ríe”.

Muchas veces nuestros planes se descarrilan, pero el secreto es dejarlos ir. Usualmente, un cambio de planes significa que el universo tiene preparado algo mejor.

Sólo confía y observa lo que ocurre.

Una de las peores enfermedades causadas por el ego es la necesidad de complacer.

Cuando dejamos de intentar impresionar o ser algo que no somos, finalmente tendremos la libertad para ser simplemente nosotros. Mientras estés menos preocupado por lo que otros piensen de ti, más podrás disfrutar la vida de verdad.

Sígueme en Facebook

Sé verdadero contigo mismo. Eso es vivir la verdad de tu alma.

 

Yehuda Berg

Lea:   12 cosas de las que ya no deberías avergonzarte
Menú de cierre

Comparte con un amigo