image
La naturaleza me recuerda la maravilla de Dios. Siento un compromiso y un deseo de hacer todo lo que pueda para sostener la salud de la Madre Tierra. Al expresar consideración y cuidado, hago lo que puedo para amparar y cuidar del mundo de Dios. Cada día, siento gratitud por las maneras en que mi vida es enriquecida por los recursos de la Tierra. Así como me amo y me cuido, y amo y cuido de los demás, extiendo amor y cuidado a mis contornos.

La habilidad del planeta para sobrevivir y prosperar es aparente por doquier. La energía pulsante del Espíritu late en ella. Consciente de la gloria divina en todo, expreso respeto y gozo, dando gracias a Dios.

Después dijo Dios: “Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol que dé fruto según su especie… ”. Y fue así. —Génesis 1:11

Sígueme en Facebook

(c)Unity

Lea:   12 Razones por las que la mayoría de los hombres no pueden manejar la empatía femenina
Menú de cierre

Join our list

Subscribe to our mailing list and get interesting stuff and updates to your email inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

Comparte con un amigo