Cuando alguien decide encaminarse por el sendero de Nuestro Salvador, hay ciertas actitudes y costumbres que debería adoptar para que su experiencia se convierta en la mejor de todas y sea lo más productiva posible tanto para sí mismo como para quienes le rodean. Una de esas tantas acciones debería ser la de orar constantemente.

Por alguna razón que no ha podido ser del todo determinada, hay algunas personas a las que les cuesta mucho iniciar con la costumbre de la oración, sobre todo cuando no se tiene este acto como un hábito diario. De hecho, hay webs como la de Oración Ya que están únicamente dedicadas compartir todo tipo de oraciones. A continuación, vamos a explicar por qué esta acción es tan popular entre los creyentes de Dios.

personas rezando

Podemos pedirle apoyo a Dios a través de la oración

Una de las cosas que hace tan popular al acto de orar es que este nos sirve como un puente a través del cual nos podemos comunicar con dios para hacerle saber cuándo necesitamos de su ayuda y qué es lo que nos hace falta para salir de algún aprieto.

Además de que nos vamos a poder sentir escuchados y atendidos, siempre guardamos la esperanza de que Dios nos esté escuchando y decida ayudarnos con todos los problemas por los que estemos atravesando en un momento dado.

El propio Jesús llego a decir que siempre hay que pedir todo lo que se desea, ya que será concedido de un momento a otro. Si se pide constantemente, es muy posible que en algún momento vayamos a ser bendecidos por la obra y gracia de Nuestro Señor con lo que tanto le habíamos suplicado por tener.

La oración es el contacto más directo que lograremos tener con Dios

Aunque la oración luzca como una acción en la que solo debemos dedicarnos a pedir, lo cierto es que es mucho más que eso. Además de ser un vehículo para obtener todo lo que no podemos por nuestros propios medios, también es un estupendo mecanismo a través del cual podemos establecer contacto directo con Nuestro Santo Padre en el que le podemos hacer saber todo lo que nos está pasando y qué sentimos al respecto.

No nos vamos a sentir más en confianza y en paz que con nuestro propio padre, la razón por la cual respiramos y somos lo que somos hoy. Es por eso que es de vital importancia que se trate de conversar con él lo más seguido que podamos para que sepa que siempre lo tomamos en cuenta a pesar del poco tiempo que esta ajetreada vida nos permita.

La oración puede ser el método más eficiente para brindarle nuestro apoyo a los demás

Si tenemos a un familiar o ser querido que esté atravesando por alguna dificultad, lo mejor que podemos hacer para ayudarle es orar mucho. De este modo, vamos a poder interceder por esas personas que tanto nos importan para que puedan superar las circunstancias adversas por las que sea que estén atravesando. Si se trata de un ser amado, Podemos dar por hecho que el señor nos escuchará.

Cerrar menú

Comparte con un amigo