La Vida es la Experiencia de las Realidades

La Vida es la

Experiencia de las

Realidades

que Creas desde tus

Ilusiones

Por el MAESTRO ASCENDIDO ADAMA

Maestro Ascendido y Sacerdote Principal de Telos,
ciudad intraterrena bajo Mt. Shasta en California

Canalizado por Enrique Santoyo
esantoyo@adamalemuria.com

5 de septiembre de 2007

 

Nota de referencia del mensaje

Este mensaje trascendental de Adama, primero que honrosamente recibo, tiene su antecedente en un mensaje que recibí de un amigo, quien con una buena dosis de ironía comentó mi invitación a un evento de Celebración del Salto Quántico, el próximo 18 de septiembre de 2007 (999), en que se mencionaba el paso de la 3D a la 5D. Su mensaje decía así:

Y ¿te has preguntado qué hay después de la 5D?  ¿Y por qué la gran masa se da por bien servida con lo que le deja ver la elite global? ¿Crees que todo es bonito, campanitas y linguililingui y ahí se acabó, como te lo pinta la “Nueva Era”? ¿Sabes que si terminas de realmente liberarte podrías acceder al cambio de instrucciones del Sistema?

 No sigas en la distorsión limitante; que los atlantes “eran malos y sanguinarios”  porque de entrada en tu concepcion lineal de tiempo Lemuria y Atlántida no coincidieron. JC Knight ha sido muy astuta para mantenerte engañado e inmerso en la polaridad. ¿O  sólo seguiste ciegamente las indicaciones de [menciona varios autores]?

De entrada te podrías sentir decepcionado, pero se te empezarán a caer más velos. Pero te darás cuenta qué hay que hacer para ampliar la conciencia desde la 3D. Y te recuerdo [que] estas siguiendo un conteo del calendario Gregoriano; mientras lo tengas como referencia para tus actividades de “conciencia”  seguirás limitado. Si no, empieza a regirte por las fases lunares, Equinoccios y  Solsticios. Por algo los que te mantienen manipulado y que mantienen dormidas a las conciencias no se rigen por el conteo Gregoriano. De entrada el tiempo ¡no existe! Es una ilusión para degradar a los seres regentes de la 3 D y  exprimirlos de su vitalidad.

¡AHHH  y te recuerdo que el manipulador  termina siendo manipulado y ni siquiera se dará cuenta mientras siga dentro de ese Juego! [Fin]

Agradezco a mi amigo que su peculiar y respetable manera de jugar el juego de la creación haya servido de referencia para que Adama nos brindara este mensaje que yo encuentro excepcionalmente profundo y motivador por la vida y un gran homenaje a la creación, al Salto Quántico y a los conceptos que manejamos alrededor del cambio de dimensión que implica.

Enrique Santoyo

MAESTRO ASCENDIDO ADAMA

Amado Enrique,

       Hay visiones que parten del escepticismo de cómo es el funcionamiento de la creación del Universo. Algunas de ellas presentan esa idea de que también esta creación es una ilusión. Que en realidad todo está en la mente y somos la mente, parte de la mente, del creador y que nunca nos movemos de allí. Y que lo que estamos creando son juegos de mente. Una mente muy elevada, pero juegos. Que podríamos estar integrados en la mente del Creador y nada de esto existiría. Esas visiones pasan por alto las experiencias que nosotros mismos hemos tenido sobre ilusiones. Gracias a las ilusiones que hemos creado hemos podido conocer a Dios, lo que es Dios, en una pequeña parte. Pero es suficiente para demostrarnos que esas ilusiones es lo único que podemos llamar realidad. Y entonces queda un paradigma de que las ilusiones son las realidades y que nosotros somos los creadores. Y eso es suficiente para explicar por qué la realidad que creamos con esas situaciones es la vida o la conformación de una realidad completa.

       Pasa por alto esa explicación que podemos crear muchas realidades, que no estamos confinados a una; y si bien son ilusiones, se crean, y entonces son. Y al experimentarlas las hacemos vida. Y no importa si eso que experimentamos y que llamamos vida podría ser diferente. Lo importante es que la experiencia que elegimos es significativa para nosotros; y si estuviéramos sentados en la mente de Dios sin experienciar estas realidades, no estaríamos viviendo, no estaríamos creando realidades. Y las realidades pueden ser muy diferentes. De hecho, existimos en varias realidades y creamos varias realidades. Y ahorita estamos creando realidades en una parte, en un conjunto de paradigmas que, efectivamente, nosotros hemos creado. Eso sólo es lo grandioso, que nosotros podemos crearlo y después experienciarlo; y que esa es la vida. Es la vida de Dios y es la vida nuestra. La vida de Dios no es estar en su mente y que todos estuviéramos allí, contemplándonos unos a otros. Eso no tendría ninguna trascendencia. Podría no existir, podría no ser. Y Dios ES y la creación ES. Y al crearla nosotros y al vivirla nosotros, la estamos haciendo significativa. Y estamos haciendo que esta vivencia y este juego permitan una expansión de nuestro conocimiento, de nuestra consciencia sobre la misma creación. Es UNA creación, y la creación es a base de estas ilusiones, que forman realidades.

       Podríamos crear otras ilusiones, podríamos crear ilusiones donde no hubiera más que un gran lago donde nadar o una gran montaña que escalar; pero lo que hemos creado parece más interesante, parece más completo, parece más motivador. Y lo curioso es que, cuando apenas hemos experienciado un pedazo de todo lo que es -potencialmente- la realidad esta que vamos a aceptar que se llama ilusión, ya estamos proponiendo descalificarla, ya estamos proponiendo no vivirla por el hecho de que es una ilusión.

       La propuesta de vida es no sólo ver la ilusión sino entender que está hecha de ilusión, pero que es una creación de realidades, ilimitadas y múltiples. Y eso es lo que nos hace creadores, y eso es lo que nos hace evolucionar, porque la evolución de conciencia es reconocer, pero por experiencia; y metidos en la mente de Dios, Dios mismo no sabría quién es, cómo es esto que estamos viviendo. Es por eso que esas explicaciones que quieren irse hasta el fondo y descalificar estas experiencias, o esta etapa de experiencias, que hemos vivido y que estamos viviendo y que vamos a vivir por todavía muchos tiempos –llamados tiempos- no tienen alternativa, no tienen sustancia, no tienen vida. Y lo que podría llamarse sabio -cuando menos llamarse interesante, motivador- es tomar esas capacidades de ilusión y esa capacidad de crear y jugar con ellas, como lo estamos haciendo. Y experienciarla en todos sus rincones y en todas sus modalidades.

Te puede interesar:   9 Signos Importantes que Indican que Usted es un Adulto Índigo

       De hecho ese es el juego. Y en ese juego están las dimensiones. Y aunque les ponemos número o podemos no ponerles número, eso no cambiaría la esencia misma de que hay que evolucionar, que hay que llegar a estadios de más conocimiento y que hay que pasar por los estadios de bajo conocimiento. Y ya sean las cosas brillantes o las cosas oscuras, son creaciones también de nosotros; son creaciones magnas, son creaciones que nos permiten conocer esto de las emociones, esto de las realidades alternativas, esto del superar, esto del liberar, esto de quedarse en una tercera dimensión –como estabas leyendo –  Pero también leías que no hay juicio por ello. Que es válido que alguien quiera quedarse en una tercera dimensión; es otra manera de jugar el juego.

       Y como dice tu amigo, no hay tiempo. No hay, pero lo creamos. Esa es la maravilla. La maravilla es que hemos podido crear que en algún lugar parezca que hay tiempo. Y no hay que perder de vista eso, que somos los creadores de esa maravilla, de esas sensaciones. Y si la alternativa es -otra vez, repito- quedarse en la mente de Dios y decir “es que no hay tiempo, tengo todo al mismo tiempo” -¿qué paso, no que no hay tiempo?-  tengo todo aquí, en el AHORA. Sí, pero ni te estás divirtiendo, ni estás conociendo ni estás creando vida. La vida es ese ejercicio de la energía, ese ejercicio de las energías que nos van dando mayor capacidad de verlas, de ver nuestras propias creaciones, de experienciarlas, de disfrutarlas. Y nunca deja de haber motivos para ello, nunca deja de haberlos porque así lo diseñamos; porque se trata de que sea una experiencia de vida interesante. No sería, como tú dices, no sería interesante hacer una vida que te vas a pasar tirado al sol en Acapulco. No pasaría nada, no harías nada. Y entonces querría decir que no estás viviendo nada. Y muchos que hacen algo parecido a eso -como hacer muy poco- tienen esa sensación de que no… no están vivos. Y lo que venimos  es a crear esas sensaciones de sí estar vivos. Y cada vez más, y diferentes. Y las dimensiones nos permiten hacer eso: que cada vez sea diferente, que esto dure más y que conozcamos todos los grados, las variantes que se pueden tener.

       Y si aceptamos eso, si aceptamos que este es el propósito, la vida toma sentido. Tú lo has vivido: tu vida ha tomado sentido en cuanto has tomado consciencia de todas estas oportunidades, de todas estas opciones de caminar la vida.

       Aún los que eligen la oscuridad están aprendiendo. ¡Ah! qué molesto es saber que están y que van a estar molestándote… Sí, pero es parte del juego. Si no hubiera eso, no podríamos apreciar lo que sí logramos. Eso ya lo entiendes, eso tú ya lo sabes muy bien.

Entonces ¿qué están haciendo los Seres de Luz que nos hablan de la evolución, de la ascensión, del paso de la tercera a la quinta? ¿Que qué más hay de la quinta? Hay una inacabable posibilidad de situaciones ¡Pero no queremos irnos sin conocer la quinta! No queremos dejar de conocerla, no queremos dejar de crear en ella, no queremos dejar de sentir los avances que eso nos da. Y siempre vamos a estar cambiando, eso está en las reglas del juego para que SEA motivador. Y a eso le llamamos vivir. Y si después vamos a tener tiempos que no son iguales, o tiempos que no son tiempos, y aprendemos a manejarlos, esa va a ser otra manera de crear. Quizás con un tiempo que no se mueve, pero SÍ con una consciencia que avanza. Y eso es lo que importa, porque es lo que somos. Y si todos nos reuniéramos de alguna manera y dijéramos “basta de este juego, vámonos de regreso a la mente de Dios”, yo me pregunto cuántos de veras quisieran regresarse ahorita. Una cosa es estar conectado con la mente de Dios y tener esa referencia y tener esa posibilidad de alcanzar esa situación, esa energía.

       Sí, esa es otra dimensión, ese es otro lugar, y para allá vamos. Y vamos a estar en el Amor, para conocerlo, para ejercerlo; porque de hecho ese era el programa y, bueno, si se cambió para vivir la oscuridad que hemos vivido, y todavía tener la duda de que se iba a poder, bueno, encontramos algo maravilloso: lo maravilloso es que la luz va a prevalecer sobre la oscuridad. Y eso no se sabía, eso no se tenía. Antes de la Tierra, antes de la experiencia de la Tierra. No había esa posibilidad; y ahora ya existe. ¿No es eso, tan sólo eso, justificativo de que exista esta dimensión donde hay esta dualidad?

       Que estemos escogiendo no ir a la cuarta… ¡porque la tercera fue muy larga! Para la Tierra su tiempo en la tercera dimensión fue extraordinariamente largo y extraordinariamente doloroso; no tendría sentido seguir conociendo más de eso. Se acumuló mucha fuerza, se acumuló mucha energía, se acumuló mucho potencial, que ahora es lo que se llama El Salto Quántico, que ahora da esa energía posible de impulso. Dentro de las reglas del juego. ¿Cuál es el problema de llamarle juego? Aceptemos que es un juego y lo vamos a disfrutar más. Pero ya que estamos en el juego hay que disfrutarlo y hay que meternos y hay que vivirlo en realidad. Y hay que aceptar que no vamos a ver todo por delante porque entonces el juego perdería sentido; eso debe estar muy claro.

       Pero quien se queda en el escepticismo de decir “no te creas lo que te dicen, no te creas, es Ramtha el que está falseando la realidad y nos está dando un modelo que no es verdad, que es para dominarnos” ¿Para dominarnos? La dominación debe tener un propósito de beneficio; para que sea dominación, de  beneficio a quien domina y aquí no hay dominación porque es un juego que nosotros mismos hemos elegido, que nosotros mismos hemos creado. Los que lo estamos jugando somos los que lo creamos. No hay dominación. O, si lo quiere llamar dominación, los beneficios son de los que lo diseñaron. ¡Pues fuimos nosotros! Y, efectivamente, los beneficios van a ser para nosotros, los que lo diseñamos y lo vivimos ¿Y dónde se va a poner, en una cuenta de banco, o algo así? No, en su mismo modelo de estar en la mente de Dios, allí no hay bancos, no se requieren. Los bancos los hemos creado para poder hacer juegos. Y ahora ya no los vamos ni siquiera a necesitar. No hay que acumular eso.

Te puede interesar:   Depresión y espiritualidad

       Ahora va a ser de otra manera. Es parte del juego. Y qué bueno que sabemos que después de la quinta pues hay una sexta y una séptima. Y ¿cómo vamos a justificar que vengan desde esa consciencia avanzada de sexta –que llamamos- o de séptima o lo que sea, cómo vamos a explicarnos que estén llegando? ¿Qué, fueron engañados también? ¿O están ejerciendo una vida, están ejerciendo su consciencia? Aún dentro del juego.

Y se dice “¿y qué vamos a hacer después de este juego, cuando acabemos con ello?” Pues lo que corresponde: inventamos otro. ¿Y eso lo vamos a hacer desde la mente Divina? ¡Sí! bien podemos hacerlo allí, bien podemos hacerlo allí o en las últimas etapas de cuando estemos regresando. Porque no sabemos ni siquiera ahorita -y esto es parte de la maravilla de haber inventado un juego donde nosotros mismos no sabemos- cómo vamos a regresar, en qué condiciones. Porque lo que estamos creando es novedoso y es creativo: esto es la creatividad. Tiene su propia dinámica, se genera en el camino, la hacemos nosotros mismos; tenemos los mecanismos diseñados, los mecanismos para que nosotros mismos vayamos generando eso. Y no nada más en una dimensión, en muchas dimensiones, en muchas posibilidades.

       En realidad es que son alternativas. ¿Cuál es la mejor? La que tú elijas. No hay ninguna mejor, no hay comparación. Simplemente es: ¡Sí! Otra. ¡Sí! Otra. Pero crea. Y la hacemos al vivirla, al ejercerla. Y si alguien dijera que no está de acuerdo en cómo se diseñó -como muchos lo han dicho- y muchos se quieren regresar y… pues no tienen dónde regresarse porque de donde se regresen van a tener que volver a estar aquí. Esa fue parte de las reglas que le pusimos. Exactamente. Sí, vamos a decir que quemamos las naves para poder garantizar que íbamos a estar aquí, en esta experiencia. No es más que eso. No hay UNA VERDAD a la que hay que atenerse y a la que hay que regresar.

       Si para alguien escéptico la verdad es que somos, estamos y no nos movemos nunca de la mente de Dios… so be it, que así sea. Pero ¿para qué le va servir esa verdad, para qué le va a servir esa -en este caso- hipótesis o nueva ilusión? ¿Va a regresarse? ¿O va a tomarlo como pretexto para no vivir, para no estar, para no jugar el juego y estar esperando a ver cuándo, ya, los demás terminan con esto y nos regresamos a la mente Divina porque allí estamos? No parece muy sensato ¿no?  Porque además no va a poder regresar. No en este momento, en que está en su escepticismo, pero tendría que vivir su escepticismo. Ese escepticismo le va a llevar, en su momento, a no ser escéptico. Las experiencias de romper escepticismo tú las conoces. Tú rompiste tu escepticismo con una sola experiencia; que fue diferente a lo que tú conocías y suponías. Y así es con ellos. Pero eso no nos puede guiar, porque no nos guía a ningún lado, no nos lleva. Si nos llevara a algún lado, habría que considerarla como una alternativa y habría la libertad de elegirla, si nos llevara a algún lado. Lamentablemente nos lleva a NO, a ningún lado. Es un juego un poco ocioso pero, también se vale, también se vale. Pero ubiquémosle donde debe estar.

       Y eso dejo para ti, amado Enrique.

       MAESTRO ASCENDIDO ADAMA

ADAMA, Maestro Ascendido y Sacerdote Principal de Telos, ciudad intraterrena bajo Mt Shasta, California, es presentado por Enrique Santoyo, en México, D.F.  La historia de Adama y los Lemurianos que fundaron y viven en Telos puede ser encontrada en el sitio web http://www.adamalemuria.com.  Los Mensajes del MAESTRO ASCENDIDO ADAMA se ofrecen gratuitamente en este sitio a ustedes, Trabajadores de la Luz y Semillas Estelares alrededor del mundo, esperando que puedan jugar un papel importante en difundir la realidad de su existencia a todos los humanos sobre la Tierra, su deseo de asistirnos en la creación de la nueva manera de vivir en la Nueva Energía y finalmente reunirse con nosotros en un futuro cercano. Esperando también que los humanos que viven sobre la Tierra puedan reconocer y recibir a estos amorosos hermanos y hermanas cuando emerjan desde sus hogares de bajo la tierra, en un futuro cercano.

El propósito ulterior de este sitio es que los Mensajes del MAESTRO ASCENDIDO ADAMA sirvan de inspiración y guía a los humanos que viven en la superficie de la Tierra a través de su contendido de Sabiduría Espiritual y de Tecnología, de sus altamente evolucionadas maneras de experienciar la vida en la manera amorosa, pacífica y próspera como debe poder vivirse, y maneras apropiadas de relacionarse con la Tierra y la Galaxia.

Si ustedes están leyendo esto y tienen una sensación de verdad y conexión, ustedes son originalmente Lemurianos en la Tierra. Son un maestro y un guía humano.  Permitan que la semilla de la divinidad florezca dentro de ustedes en este momento y por todos los tiempos por venir.  Nunca están solos,  ya que hay familia en derredor del mundo y ángeles en los reinos alrededor y debajo de ustedes.

Los visitantes del sitio web de ADAMA encuentran sus  mensajes recientes, el archivo de los anteriores y otras referencias pertinentes. Este sitio web recibe contribuciones y donativos de sus lectores y son grandemente apreciados.

Visita Wadie.com

Por favor distribuyan este texto en una base no-comercial, no-costo. Por favor incluyan la información en su totalidad incluyendo estas notas al pie. Todos los otros usos deben ser aprobados por escrito por Enrique Santoyo, México D.F. Vean la página de Contactos en la página web: www.adamalemuria.com

® Derechos de Autor 2007 Enrique Santoyo, México DF MEXICO 03100

Adama se refiere a que yo estaba leyendo su mensaje previo “El Cinturón de Fotones y la Ascensión” donde explica las opciones de ascender o no ahora. Se puede encontrar en www.adamalemuria.com

Menú de cierre

Comparte con un amigo