Los secretos de tu fecha de nacimiento

Mensaje de Adamus Saint Germain sobre la situación en Ucrania

¿SANTO O SATANÁS? – Un punto de inflexión para el poder mundial

Canalizado por Geoffrey Hoppe – Grabado en Kona, Hawái – marzo de 2022

Nota: Esta información probablemente no sea para ustedes a menos que asuman completa responsabilidad por su vida y sus creaciones

Únete al reto de "21 DÍAS DE SANACIÓN ESPIRITUAL"

Consiste en realizar 21 meditaciones guiadas, una por día.;

Las meditaciones guiadas ya están grabadas, luego de la compra se te dará acceso inmediato y de por vida a ellas.

QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Geoffrey les da la bienvenida a los Shaumbra y les informa que Linda y él están allí para transmitir este mensaje muy especial de Adamus Saint-Germain sobre la situación que está teniendo lugar actualmente en Ucrania, en Rusia, aunque en realidad no es solo un asunto de los dos países sino algo que está afectando a todo el mundo.

Linda les pide que aspiren profundamente, sintiendo realmente las energías y el mensaje que se va a dar, dejando ir las distracciones y estando presentes, respirando el “Yo estoy aquí, yo existo”, tomando esa profunda inhalación de vida, abriéndose realmente a este mensaje, sintiendo las energías de Adamus, quien está allí con cada respiración.

Adamus dice que convocó a esa reunión especial para ser muy claro, porque este es un tiempo muy importante para el mundo y para todos los Shaumbra, quienes han llegado a la culminación de muchos años de enseñanza, de compartir lágrimas y risas y vienen por el verdadero trabajo y la pasión de lo que vienen a hacer y por lo que están aquí.

Elegimos este tiempo para compartir nuestra conciencia (Adamus la llama nuestra luz). Es hora de que el mundo pase a un nuevo nivel de conciencia. Eso no se puede lograr a través de los Maestros Ascendidos ni los extraterrestres, ni a través de ningún otro ser; lo tenemos que hacer nosotros y son pocos los Shaumbra que comprenden qué significa hacer brillar la luz e irradiar su conciencia al planeta. Unos rezan, otros ansían y esperan, otros esconden la cabeza en la arena y muchísimos están tomando partido, pero este no es momento de tomar partido. Seduce querer tomar partido, meterse en conspiraciones y defender lo que pensamos que son nuestras creencias (defender nuestro país, nuestro concepto de lo que está bien y lo que está mal). Pero no se trata de eso. No debemos caer en la dualidad, ni ser absorbidos en el virus de la energía sexual, ni en cualquiera de las demás dinámicas que se están representando ahora, en particular, la dinámica del poder. Es hora de salir y hacer brillar la luz sin ideas preconcebidas. No se trata de ganar o perder, sino de hacer brillar una luz para que el mundo pueda ver los mayores potenciales que tienen. Ahora se trata del potencial del poder, poder que el planeta conoce desde hace muchísimo tiempo y, tal como lo conoció, está por llegar a su fin, pero está en un punto muy delicado y frágil y podría inclinarse hacia un lado u otro. Podría volver a inclinarse hacia más juegos de poder y, en última instancia, más guerras y más caos en el planeta durante un tiempo hasta que llegue una nueva ocasión, un nuevo Punto de Separación, como en el que estamos ahora.

Adamus nos advierte que nos van a bombardear con mucha información sobre conspiraciones que sencillamente no son ciertas o tienen un pequeño grado de verdad y han sido agrandadas y distorsionadas de muchas formas. Nos pide que no nos dejemos absorber por ellas. Si nos involucramos en conspiraciones o tomamos partido, no podremos hacer brillar nuestra luz y hacerle un increíble servicio al planeta. En última instancia, no se trata de Ucrania o de Rusia, se trata del mundo y el poder.

Es muy importante que no nos quedemos con lo que vemos en la superficie, con lo que leemos y oímos en los medios de comunicación, en las redes sociales. Es importante observar todas las dinámicas de la energía que están teniendo lugar por debajo, lo que subyace bajo la superficie de lo que está pasando, porque la mayoría de los Shaumbra no apenas entiende algo.

 Genéricamente, se trata del poder, de intentar ejercerlo, de intentar mantenerse aferrado al poder, del control sobre el planeta. Aquí el poder no está representado por una persona o un país, es simplemente poder y, tal como lo conocemos, el poder es solo una ilusión. Surge de creer que la energía u otras cosas están fuera de nosotros y tenemos que tomarlas de alguien o de algo más, o proteger lo que ya tenemos. Y no es cierto. Toda la energía es nuestra, no es necesario amasar poder ni riqueza, ni siquiera defender lo que ya tenemos, porque es inherentemente nuestro, es nuestro derecho a nuestra propia energía, y en definitiva, nuestra responsabilidad para hacer que esa energía nos sirva. Lo que vemos en la superficie es un conflicto, una invasión, una guerra. No debemos tomar partido ni defender algo ni ser pedantes.     

Tenemos que comprender algunas cosas importantes. El poder está tratando de aferrarse al poder, percibe que está perdiendo el control, que hay un cambio, o al menos que hay un gran potencial para alejarse de las bases del poder, ya sean religiones, gobiernos o corporaciones. Por lo tanto, ahora se trae al poder al centro y a la vanguardia y se lo está representando a través de los individuos y los países. En el fondo, lo que subyace es únicamente lo que Adamus llama el última hurra del poder que está tratando de aferrarse a lo que tiene y seguir al mando.

Adamus habló hace poco sobre el presidente Putin y el hecho de que es la reencarnación de San Vladimir de Kiev, quien vuelve en esta vida queriendo recuperar el lugar sagrado de Kiev y, en definitiva, de Ucrania, por el bien de Rusia, justificándolo al decir que Ucrania es parte de Rusia.

El trasfondo es interesante. San Vladimir era un bárbaro y un guerrero, aunque no pensaba asesinar a cientos o decenas de miles de personas a la vez. Su conversión al cristianismo en parte fue política, pero en última instancia le tocó el alma y el corazón. San Vladimir estudió todas las religiones antes de decidirse por el cristianismo. Con el bautismo de toda la ciudad de Kiev y finalmente de muchos, pero muchos, en todas las tierras, se convirtió en un santo. Eso no significa que lo sea a los ojos de Dios o de cualquiera, sino a los ojos de quienes lo santificaron.

Lo interesante es que, como Vladimir Putin, en cierto modo vuelve a ser un jugador importante en el final – o el final potencial – de los juegos de poder en el planeta y potencialmente el fin de la guerra. ¿Funcionará? Con suficiente luz, sí. Es un potencial fuerte.

A Putin hay que verlo como un simple personaje en una gran obra de teatro, participa en un gran juego que, como el presidente Putin, incluso él mismo desconoce. Se convierte en el malo internacional para que gran parte del mundo lo deteste y lo odie, pero además en un reflejo del poder, del abuso y de los crímenes atroces. En realidad, asumió este papel, y aún está por determinarse si el que sale a relucir es el santo o es el bárbaro. Depende de cuánta luz llegue sin ser distorsionada con ideas preconcebidas.

Vladimir Putin entra en esta vida con los recuerdos y las energías profundas de San Vladimir, para ser un santo o un villano. Se puso a sí mismo en ese interesante papel, en una especie de “qué rumbo tomará eso”, sin saberlo conscientemente, pero sabiendo que podría suceder. Como el presidente Putin, con las acciones que está llevando a cabo en este momento y el enfoque de la atención mundial sobre lo que está sucediendo, ¿podrá realmente ayudar a que terminen los juegos de poder? En otras palabras, si Rusia no tiene éxito en superar a Ucrania, si tiene que retroceder, y si tal vez incluso le pasa algo a Putin, si los rusos retroceden y hacen la paz con Ucrania, eso le envía un mensaje a todo el mundo: Tal vez sea hora de detener estas guerras, de frenar la agresión, de interrumpir los juegos de poder.

Se podría decir que Putin se puso en esa posición de convertirse en el malo de la película o, en última instancia, facilitar el colapso de las antiguas bases de poder en el planeta, y eso podría ir en cualquier dirección. ¿Está sentado en su oficina ahora mismo dándose cuenta de eso? Claro que no, pero a nivel de alma sabe que se ha puesto en primer plano. Ahora depende de la luz y de la conciencia del planeta determinar si dejamos que estos juegos de poder persistan. ¿Acabará Rusia superando a Ucrania y luego se extenderá a otros países o hemos trazado una línea en la arena, basada en la conciencia humana, que indica que ya no toleraremos más esto?

En un giro muy interesante de la trama, Putin podría convertirse en el héroe, sabiendo que se está poniendo en una posición de ser potencialmente derrotado, de salir potencialmente del poder y, por lo tanto, hacer sonar la campana en todo el planeta para señalar el fin del poder y, con suerte, el fin de la guerra. Porque si esto le sale mal, muchos otros países, dictaduras, líderes agresivos, los que quieren dominar a otras personas y países, se darán cuenta de que su juego se acabó, que no va a funcionar, ya sea a causa de la reacción pública generalizada, o de lo que están haciendo las corporaciones y los gobiernos para restringir los fondos, cortar el comercio y dañar la economía de este país. Quizá eso le envíe una señal muy grande a cualquier otra nación, a cualquier otra fuente de poder, indicándole que esto no será tolerado. Eso podría afectar a las corporaciones, las compañías petroleras, los ejércitos, a otros países alrededor del mundo, como el fin del poder como se lo conocía. Actualmente se está jugando un juego hermoso pero peligroso: Putin sigue siendo Vladimir el Bárbaro o Vladimir el Santo. No se lo puede señalar con el dedo, solo está representando un papel en todo esto.

Lo interesante del nombre “Putin” es que en ruso, “put” significa el camino, o la carga, o la misión. Putin es un nombre energético que significa “dueño legítimo del mundo” o “seguidor de El Camino”. ¿Cuál será el camino para Putin, pero realmente para la humanidad? ¿El camino del dueño legítimo del mundo, es decir, el viejo juego de poder, el viejo control y la falta de libertad? ¿O el camino del seguidor de El Camino, el camino de la conciencia, de la iluminación, el camino que el planeta realmente quiere seguir? Todo esto se determinará en estos próximos días, semanas y meses.

El mundo está en una encrucijada importante. Putin está representando su papel. Zelenskyy también, y eso no quiere decir que él sea bueno o malo, sino que está representando su papel viniendo de un bando sin poder, no político, no militar. El mundo está viendo si puede inspirar a su pueblo y al mundo en esta rebelión contra el poder. ¿Puede ganar? ¿Es simplemente el cambio de conciencia, la rebelión contra el poder? Zelenskyy entra en este rol. Entonces, con el mundo centrado en él y en la posibilidad de que Ucrania no sea superada por Rusia, ¿es capaz de resistir también las tentaciones del poder? Porque una cosa es hablar del poder cuando no se lo tiene, y otra totalmente distinta cuando se tiene poder. Y es muy fácil asumir esa dinámica de poder, que a menudo es alentada por quienes lo rodean. El control, el poder. ¿Puede Zelenskyy resistir eso también?

Estas son las dinámicas que se están desarrollando. Es un gran escenario, un gran evento teatral que se está representando en el planeta con consecuencias potencialmente tristes o que potencialmente conduzcan al fin del viejo poder. Por eso es hora de irradiar nuestra luz sin agendas, sin meternos en las conspiraciones, sin tomar partido en absoluto y sin enterrar la cabeza en la arena y decir que no queremos oír ninguna noticia sobre lo que está pasando.

No tenemos que centrarnos en las noticias todos los días. No tenemos que sumergirnos de lleno en ellas, pero al menos tenemos que saber qué está pasando. No se trata de esconder la cabeza en la arena. Ya lo hicimos en el pasado, y al final duele física y emocionalmente, porque sabemos que ahora tenemos algo que ofrecerle al planeta, que nos lo piden, y que ahora, mediante este conflicto, esta agresión, nos están llamando para decidir si es hora de que el poder se termine o no.

¿Queremos seguir con los viejos juegos de poder que normalmente también implican la guerra, o estamos preparados para ponerles fin? Esto podría ser el fin de los juegos de poder que el planeta ha conocido durante tanto tiempo. La gente simplemente ya no los tolera.

Con toda la atención del mundo enfocada en lo que está sucediendo en este maravilloso lugar del mundo que desafortunadamente está pasando por sus conflictos, sus muertes y sus batallas, aparte de todo eso están ocurriendo muchísimas otras cosas bajo de la superficie, cosas que literalmente ayudarán a cambiar la conciencia.

En este momento está aflorando la conciencia corporativa. En todo el mundo hay empresas dispuestas a sacrificar sus beneficios económicos -ingresos, dólares, euros, lo que sea- para demostrar que no se van a involucrar en guerras. Sea un bando u otro, sencillamente no lo van a tolerar. Por lo tanto, se están retirando de muchos lugares de Rusia. Y esto no es una acusación a Rusia, es señalar cómo -a nivel mundial- las empresas están tomando acciones conscientes. Ya no miran hacia otro lado mientras siguen tomando el dinero y los beneficios como ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial, cuando las empresas sencillamente se beneficiaban con la guerra. Ahora están diciendo: “No más. Estamos trazando una línea aquí. Nos vamos a retirar por completo hasta que se alcance alguna solución”.

En todo el mundo, las personas están rezando por la paz, sabiendo que es un momento precario. No tratan de tomar partido, piden la paz mundial. Adamus dice que sabe que eso es difícil y que muchos estamos tentados o nos hemos involucrado. No importa si somos rusos, si somos ucranianos. En este momento tenemos que ser Shaumbra y hacer lo que vinimos a hacer aquí: hacer brillar nuestra luz, especialmente dejando que fluya hacia ese enorme vórtice de poder. En última instancia, eso es todo.

Si vemos bajo la superficie, no se trata de Putin, de Zelenskyy, de Ucrania contra Rusia. No se trata del petróleo ni de ninguna de esas cosas. No se trata de estos laboratorios biológicos y todas las demás conspiraciones, ni de los extraterrestres en este momento.

Hubo un tiempo en que hubo una gran interferencia por parte de los extraterrestres y los seres angélicos, especialmente en Polonia, lo que causó tremendas heridas y sufrimiento en ese gran país. Pero ahora ni los extraterrestres ni los ángeles nefastos pueden interferir. Eso cambió hace un par de años con el cierre de la Orden del Arco. Ya no se permite ninguna interferencia en la Tierra. Ahora todo depende de los seres humanos, así que no hablemos más de las conspiraciones, no alimentemos más a un bando o al otro, no defendamos más ni siquiera a nuestro propio país.  Adamus sabe cuál es nuestro país, donde nacimos y nos criamos, pero ya no somos rusos, o ucranianos, o brasileños, o estadounidenses, o ingleses. Somos Shaumbra, y es hora de estar a la altura de las circunstancias y tener claro por qué estamos aquí.

Este es el acontecimiento más importante desde que empezamos a sentarnos en el banco del parque. Y aquí estamos también en la serie “El arte de sentarse en el banco”. Es hora de ir a nuestro banco del parque, respirar profundamente y dejar que brille nuestra luz sin tratar de arreglar nada, sin intentar cambiar nada, simplemente iluminando conciencia pura en el planeta para que otros puedan ver los potenciales: los que están en el gobierno, en las empresas, los que han perdido a sus seres queridos en este conflicto, los que están asustados al acostarse de noche, los niños pequeños que no entienden qué sucede, todos los que temen lo peor que podría pasar en este planeta. Ya mismo sentémonos en el banco del parque a irradiar nuestra luz. Para esto hemos venido aquí. Nuestra luz es el regalo que necesita este planeta. A menudo pensamos que apenas tenemos la suficiente para manejar nuestra propia vida, que apenas nos las arreglamos. Pero miremos lo que sucede cuando de veras hacemos brillan nuestra luz y nos daremos cuenta de lo mucho que tenemos y podemos ofrecer.

Adamus convoca a todos los Shaumbra ahora para que vayan a los bancos del parque e irradien su conciencia al planeta en medio de esta gran batalla que ojalá sea la batalla final del poder. Y se despide diciendo: Yo Soy Adamus del Dominio Soberano.

Para concluir, Linda nos pide que respiremos profundamente y cada uno sea realmente el ser radiante que es, sintiendo verdaderamente el potencial que trae eso, respirando y permitiendo ese resplandor. Cuesta imaginar que podamos hacerlo, pero podemos. Seamos el resplandor.  Respiremos profundamente y seamos ese resplandor, ese verdadero resplandor que cambia la vida y el mundo con todo lo que somos todos nosotros.

2022 Crimson Circle IP, Inc. Todos los derechos reservados.

Por favor, distribuyan libremente este texto, en su totalidad, sin fines de lucro, incluyendo estos créditos. Cualquier otro uso debe ser aprobado por escrito por Geoffrey Hoppe, Golden, Colorado.

Adamus® es una marca comercial de Crimson Circle IP, Inc.

(Si van a la página https://store.crimsoncircle.com/saint-or-satan.html,  podrán registrarse y bajar gratuitamente el texto completo en inglés con audio en español traducido por los traductores oficiales de Crimson Circle).

¿Sigue buscando el propósito de su vida? ¡No vas a creer lo que la ciencia de la Numerología puede revelar sobre ti!

Así es, la numerología de tu fecha de nacimiento, independientemente del mes en que hayas nacido, puede revelar información sorprendente sobre tu personalidad.

Desbloquea ahora los mensajes ocultos en tu Código de Personalidad con tu informe personalizado con más de 100 páginas con secretos sobre tu fecha de nacimiento.

Haz CLIC AQUÍ para aprender lo que la Numerología dice sobre tu vida usando sólo tu Nombre y Fecha de Nacimiento.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - USD$0.00