image001

Alexiis
26 de febrero, 2011
alexiis@speedy.com.ar
http://alexiis-vozdelaluz.blogspot.com/

Desgrabación:
SaräAmma
saragem@hotmail.es

Hoy transmitiré una meditación, demostrando nuestro amor a la Madre Tierra, y como la podemos sostener con el mismo.

“A la Diosa del Amor, a la Diosa de la Paz, a los años dorados del planeta.

Viajen conmigo si lo desean, solo por un momento, cerrando los ojos, y simplemente permitiéndose, el privilegio del relajamiento, que si ustedes no saben, es un don, que ustedes se dan, cuando reconocen la belleza, que todos ustedes, son parte de todo.

El relajamiento, la comprensión, la belleza de la existencia misma, se convierte en la realidad.

Véanse a sí mismos, sentados ó acostados, donde sea que estén, y simplemente, comiencen a permitirse expandirse.

Vuélvanse más grande que la silla, en la que se sientan, luego más grandes, que la sala en la que están contenidos, excedan ese lugar.

Salgan fuera del edificio, del que están contenidos, permítanse seguir creciendo, hasta que miren hacia abajo, sobre su casa, o el espacio que han dejado, y no parezca más, que un juguete sobre el suelo, frente a ustedes.

Y sigan creciendo, hasta que tengan vista sobre todo el pueblo, o la ciudad en la que existen, mírenla, y vean sus detalles.

Y entonces, miren tan lejos como puedan, espacio abierto, las montañas, tal vez el océano, lo que sea que haya afuera, y sigan creciendo, hasta que puedan ver, todo el globo, llamado tierra.

Como si miraran desde una nave espacial, en los ámbitos exteriores, hasta que puedan ver la redondez, en la que un horizonte, hace terminar otro.

Entonces crezcan más, hasta que sean tan grandes, que la tierra se vea como una pequeña canica, y quiero que pongan esa canica en sus manos, y quiero que sientan la expansión de ser tan grandes, que pueden sostener el planeta tierra, en las mismas palmas de sus manos.

Y luego quiero, que miren de izquierda a derecha, y luego quiero, que vean a alguien que conocen y aman, parado a su lado, del mismo tamaño que ustedes. Y véanlo estirar sus manos, y ayudarlos a sostener a la Madre Tierra , y otro, y otro, hasta que los mismos gigantes, más grandes de la luz, comiencen a fusionarse unos con otros.

Cuando ustedes pierdan su espacio, auto-identificador de la forma humana, hasta que literalmente sostengan a la Madre Tierra , en una hermosa luz, brillante y cálida.

Ustedes ya no pueden ver que son físicos, solo son luz.

Y allí, en el centro del todo, que son ustedes, y las otras luces, está la belleza de quienes son ustedes, y ven a la Madre Tierra , en su hermoso latido, y su propia divinidad. Cuidada por todos ustedes, que la sostienen, tan bella y tiernamente, en amor.

Y confíen, en que todos aquellos que los rodean, ahora, están en verdad, tan realmente, como la tierra que sostienen.

Y entonces, comiencen a enviar amor, a esa tierra, y todos los habitantes, que no crecieron con ustedes.

Todos aquellos que quedaron atrás, porque no confiaron. Irradien la luz sobre ellos, con el amor más gentil y delicado de la luz misma, y a medida que envían esa luz, imagínense a ustedes, como parte del Creador.

Imagínense, irradiando su luz , hacia la tierra, y simplemente relájense, relájense, relájense.

♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪

Mientras todavía, pueden verse sosteniendo ese hermoso orbe, esa hermosa esfera, llamada tierra. Comiencen a seguir la luz, que están irradiando, síganla, hacia abajo, abajo, abajo, abajo, tan lejos como la puedan seguir.

Vean crecer la tierra, la ciudad.

Comienza a aparecer, y entonces, allí, ¿quién lo diría?, está el tejado del edificio, que dejaron. Y a medida que ustedes descienden por ese tejado, deténganse un momento, y miren esa hermosa presencia física suya.

Y confíen en que ahora saben quienes son ustedes realmente, y luego, simplemente evaporen su vida, hacia ese ser, que es llamado el ser material, y permítanse sentir, como es, ser humano.

Honren a su Creador, porque en su infinita sabiduría, ustedes acaban de tomar el viaje hacia la luz, y de regreso. Y ahora saben que no hay separación, porque ustedes confían, en que la luz, es la luz de la Creación.

♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪

♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪♥♫ ♪

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend