La tecnología está arruinando la infancia – 8 maneras de sacarlos del sofá

Los secretos de tu fecha de nacimiento

No se puede negar que vivimos en un mundo en constante avance, tecnológicamente hablando. Mientras que antes todos los aspectos de nuestra existencia eran manuales, ahora tenemos dispositivos para casi todo.

Sin embargo, la comodidad tiene un coste. Con dispositivos y tecnología que pueden hacer prácticamente todo por nosotros, desde robots aspiradores hasta abridores de latas automáticos, pasando por dobladoras de ropa, no hace falta decir que nos estamos volviendo colectivamente más perezosos. Incluso el ejercicio se ha moderado para ser una solución rápida, con dispositivos que van debajo de tu escritorio para ayudarte a hacer ejercicio mientras trabajas. Aunque no digo que la tecnología sea algo malo, cuando se usa en exceso, es fácil ver cómo puede llevarnos a ser, bueno, más perezosos.

Y como los niños nos ven a nosotros y a los comportamientos que modelamos, los niños también se vuelven más perezosos. Recientemente, mi sobrino me dijo que estaba bien con romperse la pierna de nuevo porque eso significaba que podía estar en la cama todo el día y jugar a Fortnite. Me sorprendió bastante escuchar esto, y me hizo pensar en lo perezosos que se están volviendo los niños. Recuerdo que me decían que nuestra generación era perezosa, pero dado que éramos la generación anterior a que los ordenadores domésticos se convirtieran en la norma, me atrevería a decir que, en comparación con la generación actual, éramos bastante activos.

Si temes que tu hijo pueda estar volviéndose demasiado perezoso para su bien, puede ser un buen momento para intervenir.

Predica con el ejemplo.

Puedes decir todo lo que quieras que hagan, pero al final los niños siguen su ejemplo. Puede ser una opinión impopular, pero si quieres niños activos que no sean teleadictos, no puedes ser un teleadicto.

Haz que hagan tareas adecuadas a su edad.

Crea una lista de tareas teniendo en cuenta los límites y las capacidades de tu hijo. Por ejemplo, un niño de 5 años puede hacer su cama, pero no puede cortar el césped. Por lo tanto, asegúrate de que lo que le das para hacer es atractivo y desafiante, pero no más allá de sus capacidades.

Mantén una rutina que incluya tiempo activo.

Mantenga una rutina para su familia que incluya tiempo activo. Por ejemplo, cuando lleguen a casa del colegio, puede ser el momento perfecto para ir al parque o dar un paseo, o incluso ir a la piscina local. Haz que esto sea una prioridad y no tendrás que preocuparte de discutir con ellos para que se mantengan activos, porque formará parte de su vida diaria.

Deja espacio para el juego.

Asegúrate de que tienen espacio suficiente para jugar de verdad. Cuando digo tiempo de juego real, no me refiero a su X-Box o su ordenador. Me refiero a que dejes espacio para sus juguetes y materiales de arte, para que puedan jugar.

Limita el tiempo de pantalla.

Tú eres el padre, es tu trabajo asegurarte de que no se sientan en su tableta todo el día. Oigo a los padres todo el tiempo decir: “¡Pero si les quito la tableta, se vuelven locos!”. Si ese es el caso, lo superarán. Estar sentado todo el día con los dispositivos tiene un coste, y ese coste es su salud mental y física y el desarrollo de su cerebro. ¿Merece la pena evitar que se alteren a costa de su vida futura? Lo dudo.

Anímales a probar cosas.

Si notas que tu hijo pequeño parece tener curiosidad por el fútbol, apúntalo. Si notas que a tu hija pequeña le gusta la música y el ballet, apúntala. Si no puedes hacer eso, puedes animarlos a aprender más sobre esos temas y comprar algunos materiales baratos en tu tienda de segunda mano local para que se comprometan. La cuestión es fomentar la actividad y el aprendizaje por encima de la pereza.

Limita el tiempo en el sofá.

Al igual que el tiempo de pantalla, limita el tiempo que pasan en el sofá. Si has pasado por la casa 5 veces hoy y cada vez tu hijo estaba en el sofá haciendo pereza, y no está enfermo y no necesita estar descansando todo el día, haz que se levante y haga otra cosa.

Oblígale a hacer actividad física (ejercicio) durante al menos 30 minutos – 1 hora al día.

Haz que el ejercicio forme parte de la vida diaria. No tiene por qué ser hacer ejercicio, pero incluso dar un paseo rápido de 30 minutos al día o un paseo en bicicleta es una buena manera de hacer actividad y tomar el sol. Y si le ayudas a encontrar una actividad que le guste tanto que quiera hacerla a diario, también le darás puntos.


¿Sigues buscando el propósito de tu vida? ¡No vas a creer lo que la ciencia de la Numerología puede revelar sobre ti!

Así es, la numerología de tu fecha de nacimiento, independientemente del mes en que hayas nacido, puede revelar información sorprendente sobre tu personalidad.

Desbloquea ahora los mensajes ocultos en tu Código de Personalidad con tu informe personalizado con más de 100 páginas con secretos sobre tu fecha de nacimiento.

Haz CLIC AQUÍ para aprender lo que la Numerología dice sobre tu vida usando sólo tu Nombre y Fecha de Nacimiento.