Conoce cómo funciona el Karma en las relaciones de pareja

Como todos sabemos el karma es la ley de causa y efecto. Esta ley incluye los movimientos energéticos que provocan los pensamientos, las acciones, los sentimientos y los deseos de las personas, y la relación con el medio ambiente que los rodea. En este artículo conoceremos cómo funciona el karma en relaciones de pareja.
La manera más sencilla de entender la ley del karma es ejemplificando con las ondas que provoca una piedra lanzada en un lago: esas ondas se extienden hasta llegar a la orilla o perderse en la distancia. No debe confundirse la acción de la ley del karma con la “recompensa” o “castigo” por una conducta llevada a cabo. No es la acción de la justicia humana o divina. Es el resultado de una ley natural.

Acerca de la ley del pensamiento
El primer principio de la ley del karma se basa en el pensamiento. ¡Qué sencillo sería cambiar nuestra vida cambiando meramente nuestros pensamientos! Pero lo cierto es que ningún pensamiento es una isla en sí misma. Un pensamiento siempre lleva a otro, y a otro, y a otro que acaba por conducir al individuo en la dirección de sus pensamientos, como las ondas en el agua del ejemplo dado.

karma en las relaciones de pareja

El karma nos muestra el espejo perfecto de cómo funcionamos en las relaciones, por eso debemos tener en cuenta lo siguiente: “Lo que yo amo del otro, soy yo mismo. Lo que yo rechazo del otro, soy yo mismo”. Las preguntas para comprender nuestras necesidades pueden ser:

¿Qué es lo que rechazo de los demás?
¿Por qué rechazo esta cualidad en los demás?
¿He sido yo mismo rechazado alguna vez?
¿A quién me recuerda el otro?
¿Tengo las mismas cualidades que el otro, o me gustaría tenerlas?
¿Actuaría de forma exactamente igual que el otro?
¿Cómo podría cambiar algo en el otro o en mí mismo?
¿Si cambio yo, cambiaría mi entorno?
¿Por qué circunstancias externas encuentro a esas personas y no puedo eludirlas?
¿Qué rechaza mi pareja de mi personalidad?

Sígueme en Facebook

Así funciona el karma en las relaciones de pareja 

Considera lo que nos une a otra persona se basa en pensamientos y emociones. Entonces, sí vivimos una experiencia negativa con una  persona y no la perdonamos, tampoco lo hacemos con nosotros mismos. Nos relacionamos negativamente con ella y quedamos ligados negativamente a nuestras emociones y pensamientos. Luego repetimos de algún modo con otra persona la misma experiencia, aunque quizás resulte más intensamente negativa.
Aplicando la ley de la resonancia del karma, atraemos a nuestras vidas siempre el tipo exacto de persona que se corresponde con nuestro pensamiento y nuestro sentimiento. Por lo tanto, cuando tengamos claro lo que queremos para nosotros, podemos relacionarnos en forma única, estable, armoniosa y maravillosa con los otros.
Fuente: Rincon del Tibet

Menú de cierre

Comparte con un amigo