Digital Universe (165)

LOS MATERIALES DEL CÍRCULO CARMESÍ

La Serie e2012

Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe

Continuación …

Respecto a la “Partícula Higgs”

Quiero hacer aquí una breve mención sobre los avances que están ocurriendo. Primero, los avances externos; en segundo lugar, los internos.

El 4 de julio, día de la Independencia hubo este gran descubrimiento científico. ¿No saben que fue planeado de esa manera por mis amigos Masones? (Risas). Sí. Es cierto. Grandioso comunicado. Oh, y no 100% seguro, pero 99.9% seguro. Ese es un comunicado que va a regresar para obsesionarlos a ellos. Esto llamado la partícula de Higgs, la cual es básicamente la partícula – lo cual no es de ningún modo, aunque no quiero decirles eso a ellos – esta partícula que básicamente pone energía dentro de la materia. Y después de diez billones de dólares de inversión en esta investigación solo con CERN, por no mencionar otras, tuvieron que salir con un comunicado de prensa que dijera algo, puesto que están buscando mas fondos. Dijeron: “Creemos que lo hemos descubierto”. De hecho tienen razón en parte. Han descubierto la mitad de ello (alguien pregunta “¿Estás hablando de la fusión en frío?”). No, estoy hablando de esta “partícula de Dios”. Sí.

De manera que hicieron este gran anuncio de que esta partícula, esta partícula había sido descubierta. En parte correcto. Interesante. Interesante.

Ante todo, tengo que darles a ustedes mucho crédito. Ustedes conocen este rollo incluso antes de que salga en las noticias. De hecho lo entienden energéticamente, y entonces los científicos usan billones de dólares para tratar de verificar. No sé por qué sencillamente no vienen y hablan con ustedes (risas). Porque ustedes tienen una comprensión innata de que hay algo – hay energía, por supuesto – hay algo que literalmente atrae las energías para que vayan en ciertas direcciones. Lo que ellos están llamando a esto partícula, de hecho, es un atrayente, y atrae ciertas partículas de las energías para que entren en la materia, para formar la realidad física.

Bueno, la pregunta es, primero que nada, ¿por qué entonces solo ciertas energías entran en la materia? ¿Por qué no todas? ¿Qué hay acerca de ciertas energías que las atraen a la materia? ¿Cómo determina la partícula o la energía si va a entrar en la materia? ¿Qué le sucede a las energías que no entran en la materia?

KATHY: Sí, esa es una pregunta mejor.

ADAMUS: Sí. Yo sé (Adamus ríe). Y… ¿y qué sucede – ah, gran pregunta – qué les sucede a las energías que entran en la materia puesto que no permanecen ahí por siempre? Entonces ¿cuál es la puerta trasera para dejarlas salir? Interesante.

Lo que va a suceder con este gran anuncio sobre esta partícula – en realidad es un elemento – pero lo que va a suceder en los próximos meses mientras continúan investigando, es que alguien va a darse cuenta de que de hecho es no trabajar de acuerdo al método científico. Lo vieron funcionar por un tiempo, y ahora no está funcionando. ¿Qué van a hacer? ¡Mantener su boca cerrada si son listos y quieren conservar su trabajo! (Risas) “¡Oh sí! ¡La vieja partícula! ¡Va realmente bien, jefe! Sí señor – 99.9%”. Ohh.

Entonces lo que va a suceder es que ellos van a… repentinamente los principios científicos que están usando y los modelos estándar sobre los que están basando todo esto, de repente no van a funcionar. En verdad los va a desconcertar. Va a provocar que algunos de ellos se vuelvan locos, puesto que piensan que es demasiado, y no deberían. Pero van a darse cuenta de que no funciona igual todo el tiempo. Y para la validación científica necesita hacerlo, pero no lo va a hacer, porque, primero que nada, ellos no están considerando que por cada elemento, por cada energía, por cada partícula, por cada todo – con una única excepcioncita – todo tiene su contraparte, su sombra que existe en un reino diferente. No se juntan, por la mayor parte, en el mismo reino. Entonces si existe esta partícula Higgs en, digamos, este reino que ellos pueden identificar, no están viendo la otra mitad de ella – su lado oscuro, su lado sombra o su opuesto. No “oscuro” como en “malo”.

Eso está en funcionamiento todo el tiempo. A veces es una fuerza opositora, a veces es una complementaria pero tiene que tener eso, por la mayor parte, y ellos no lo están viendo.

Así que los va a confundir y dejar perplejos acerca de lo que realmente está sucediendo. Pero eso es bueno, puesto que también va a motivarlos a decir: “¿Qué está pasando aquí en realidad?”. Y van a empezar a llegar a entender cosas que no son lineales, que de hecho el método científico es válido en algunos casos, pero que tienes que ir más allá de los viejos métodos científicos en otros casos. Tienes que entender toda una nueva forma de pensar, una nueva matemática para el universo, una nueva manera de entender la energía y sus movimientos. Y ellos están hablando de que esta Higgs está en algún reino. No, no lo está. Está en todas partes. Está por doquier. Está aquí mismo. Ahora mismo está en el abdomen de ustedes. Está en todas partes.

¿Qué está motivando a esta partícula? ¿Qué está provocando que esté ahí en primer lugar? ¿Qué está haciendo? Es como un oficial de tránsito, de hecho. Esta disminuyendo la velocidad de las cosas en los momentos apropiados. Las está acelerando o dejando que el otro tránsito pase. Pero ¿por qué? ¿Por qué? Y hasta que ellos verdaderamente se hagan la pregunta solo van a estar desperdiciando otros diez billones de dólares.

La conciencia es la respuesta.

KATHY: ¿Es como un (inaudible)?

ADAMUS: No. No.

KATHY: No está siendo afectado por los científicos.

ADAMUS: No. Sí y no. Déjame quedarme en el tema aquí. Estoy trabajando bajo presión del tiempo. Pobre, Cauldre, solo tiene un tanto así de tiempo.

De manera que, queridos amigos, es como un oficial de tránsito y está dirigiendo las energías, pero ¿qué lo creó? ¿Qué determina qué energías son puestas dentro de la materia, qué energías van a alguna otra parte? ¿A dónde van? Es la conciencia. Pero lo que tiene el mayor efecto sobre la conciencia es la pasión detrás de ello. La pasión detrás de ello.

Y no es energía. Para nada, y no es pensar, porque pensar no es apasionado. Y ahí es donde tantos de ustedes chocan con un problema. Piensan realmente su modo, y solo se agotan. Y hay muy poco resultado directo de ello.

Es una pasión. La pasión no es de la mente, pero puede inspirar a la mente. De hecho la pasión en realidad no es la creatividad, pero puede poner de manifiesto la creatividad. La pasión es simple. Es expresiva. Es abierta. Es libre.

Así que les pido que ahora mismo sencillamente tomen un momento para sentir su propia pasión. Es como tantas de la variables allá afuera, tantas de las energías en los Campos, como amarse a sí mismo. ¿Dónde está la pasión? ¿Está en su oreja? ¿Su dedo del pie? En verdad. ¿Su corazón? ¿O está en todos lados? ¿Solo es ustedes? ¿Solo es su inmenso deseo, el deseo de su alma de solamente experimentar? Solo por el bien de la experiencia, sin preocuparse del resultado final de ella, a menos que no les guste hacia dónde se está dirigiendo y quieran cambiarla. Solo por la experiencia.

Menciono esto porque los científicos son bastante literales en su trabajo, muy literales, y hasta cierto grado, tienen que serlo. Tú eres bastante literal respecto a ti mismo y hacia dónde estás yendo. Estás llegando a pequeños avances ahora mismo. Pequeñas aperturas. Hablamos de ellos en nuestra última reunión. Es llamado un espejismo, dije cuando tienen ese “ajá”, ese pequeño inspirar, en que finalmente dejan de pensar en ello y sencillamente lo entienden. No tienen que pensar en ‘Yo Soy el que Yo Soy’. Sencillamente está ahí. Y no tienen que pensar en la abundancia. “¿Cómo consigo la abundancia? ¿Qué es la abundancia?”. Sencillamente está ahí. Repentinamente está… ¿qué está? Aandrah sabe – está integrada. Cuando están pensando en ella, no está integrada. Es un concepto. Está flotando por ahí en alguna parte.

Solo cuando ustedes… cuando ello está integrado, solo… ¡Ah! Eso es todo. Y les digo que en ese momento, cuando eso sucede, les dije el mes pasado, hagan un mirage. Un mirage. Solo un breve – “¡Oooh! Acabo de tener esa iluminación. La sentí. Prometo que no voy a pensar en ella, solo voy a experimentarla”. Hagan algo. Beban un vaso de vino. Bailen en la calle. Tomen un baño de burbujas o lo que resulte ser, solo para reconocer el momento para que el siguiente avance y el siguiente avance y el siguiente avance lleguen.

La vida – tal como los científicos que tienden a ser muy lineales en su pensamiento, y si alguien pudiera sencillamente salirse de la caja, quizá hacer una pequeña, lo que ustedes llaman, observación remota o proyectarse hacia los potenciales, repentinamente la entenderían – y para ustedes al parecer es similar. Se trata de… ustedes pasan por la rutina diaria; se levantan en la mañana, pasan por la rutina, se visten, y hay parte de ustedes – yo sé, porque he estado con ustedes – que es como, “Aquí vamos, otro día. Dios, ¿cuándo, oh cuándo, Adamus cuándo, oh cuándo, Águila Blanca y Mark, cuándo, oh cuándo, va a suceder esto?”. Y pasan por la rutina diaria, siguiendo la misma rutina, preguntando cuándo va a suceder.

Va a suceder en el momento en que se levanten en la mañana, no se pongan esa armadura, no se preparen para la batalla, y digan: “Voy a hacerlo diferente. Hoy no voy a pensar en ello. Hoy no voy a intentar planear mi iluminación”. Y muy a menudo eso es realmente un montón de makyo. Ustedes están planeando cómo hacerse un poquito más abundantes y no morir tan jóvenes.

Así que cuando dicen: “Sencillamente me voy a levantar hoy y va a ser natural”, están dejando que los procesos naturales ocurran, dejando que llegue a ustedes.

Mi punto en esto es que puedo sentirlo en la mayoría de ustedes – un avance. No el gran avance, mas un avance. Ese adelanto, efectuado en pasos agradables, los va a guardar de freírse o derretirse al tener aquel grandote. Pero luego van a seguir llegando, no de un modo lineal, no uno al día o algo como eso, y ustedes van a tener la tendencia, cuando consigan ese avance que está llegando – ¡llegando pronto a un cuerpo humano cerca de ustedes! (risas) – ustedes van a hacer ¿qué? Van a ser como un científico trabajando para CERN. Van a tratar de reproducirlo. Van a decir: “¡Oh Dios, eso fue grandioso! ¡Ju! ¡Los mejores dos segundo que alguna vez tuve en mi vida! (Risas). Una sensación total de conexión”, y también van a entender, cuando consigan eso, mis queridos amigos, que no van a tener el “Kumbaya, todos somos uno”. Van a tener el “¡Ah! ¡Yo Soy el que Yo Soy!”. Existe una enorme diferencia cuando tienen ese avance.

Ustedes van a ser como los científicos. Van a decir: “Estoy 99.9% seguro de que hoy tuve un avance. Creo que lo tuve. Estoy bastante seguro. Pero lo haré público, puesto que he invertido muchas vidas en este sendero a la iluminación, así que les voy a decir a todos los que se están preguntando por mí, ‘ah, hoy tuve mi iluminación’”. Y luego ustedes van a tratar de reproducirla.

Y esa rutina diaria otra vez va a empezar a empollarse en ustedes. Va a empezar a desgastarlos. Y ahí es cuando van a intentar decir: “Okey, ¿pues qué estaba yo pensando cuando tuve este avance? ¿Qué estaba haciendo? Regresaré ahí. Iré a ese mismo punto. Eso fue todo. Iba caminando por la orilla del lago y vi un velero, y era un día soleado, y la numerología terminaba en nueve, así que tenía que ser bueno. Esperaré el próximo día soleado, numerología nueve, y oh, ¿qué voy a hacer con ese velero? se hundió”.

Ustedes van a intentar recrear la misma situación, y no va a funcionar. Les diré ahora mismo por qué. Solo se fueron mentales. Están controlando. Están planeando. Están tratando de reproducir algo que (a) no necesariamente quiere ser reproducido; (b) ustedes podrían tener un avance incluso más grande si solo lo dejaran ser. Si hacen ese mirage por un momento y reconocen, “¡Oh, acabo de tener este maravilloso avance. ¡Grandioso! ¡Ju! ¡Ah! Dejaré que lleguen más”, y luego solo estén en su camino, disfrutando cabalmente la vida. ¿Aquello tiene sentido? No. Bien.

Entonces lo que estoy diciendo aquí de nuevo es que hay ciertas cosas cuánticas que sucederán ahorita. ¿Por qué? Porque ustedes tienen mucha pasión por ello, y también están cansados de la rutina diaria. ¿Y por qué no? Por qué no solo por el bien de ello… tengamos unos cuantos grandes avances aquí. El próximo par de meses. El próximo par de meses. Y cuando suceda, solo deténganse por un momento. Inhálenlo.

Estoy hablando de niveles asombrosos, asombrosos de – es duro siquiera ponerlo en palabras – confianza, y de un cambio en el camino que han estado andando. Y no precisamente estoy hablando del camino haciéndose un poquito más ancho, estoy hablando del camino marchándose y de cambios verdaderamente absolutos en su percepción de las cosas. Absolutos. No quiero entrar en detalles, porque quiero que lo experimenten.

Así que hagamos esto. Solo hagamos un muy corto… aquí están ustedes teniendo un momento fenomenal en la vida, espero. Esto, lo que ustedes llamarían, un avance, una repentina apertura, un levantamiento de este velo, de buenas a primeras sencillamente un momento “ajá”. Están tan preparados para ello. Tan preparados para ello. Si eligen – solo estoy planteando la cuestión – pero si eligen eso, llegará a ustedes. Lo crearán, si lo eligen.

De manera que tomen un momento en este espacio seguro. En este espacio seguro. Es su cosa personal, si la eligen… si la eligen.

(Pausa)

Bien. Y sé que con esa pasión que tienen, definitivamente va a suceder. Cuando lo haga, por favor no salgan y hagan ningunos esfuerzos estúpidos de relaciones públicas sobre ello. En otras palabras, no empiecen a ponerlo por todo Facebook y YouTube y hacer videos de ello y convertirlo en una clase. Es una cosa personal para ustedes en ese momento. Estén con ello. Estén con ello, porque hay algunos científicos que van a quedar en ridículo durante un tiempo por su descubrimiento. Ellos descubrieron parte de ello. Ese es el problema.

Así que tomemos una respiración profunda con eso y pasemos al siguiente tema. Veo que solo nos restan unos cuantos minutos de únicamente yo.

Estar Presente

Lo siguiente, y en realidad mi verdadero mensaje de este día: mientras se permiten experimentar la vida de toda una nueva manera, libérense de algunas de las ataduras y algunas de las limitaciones. Una de las sugestiones clave que tengo para ustedes, por muchas, muchas razones, es que permitan su presencia dentro de esta realidad. Oh, al parecer es un rollo viejo, de alguna manera, estar en momento del Ahora; quizá ya pasado de moda espiritualmente. Enunciémoslo de una manera diferente – estar presente. ¿Por qué? Porque ustedes muy a menudo no están presentes; tan frecuentemente pensando en otras cosas, lo cual es viejo. Hemos hablado antes de ello, pero ahora mismo se vuelve más importante que nunca estar presente. Estar aquí significa estar encarnado en tu cuerpo físico, en tu mente, en ti mismo.

Es el punto de encuentro para el avance del que acabo de hablar. Es el punto de encuentro para las energías que están entrando. Ustedes son, de alguna manera, su propia partícula. Son su propio punto de reunión de la energía para introducirla ya sea en la materia, introducirla en la abundancia, introducirla en la salud. Ustedes se convierten en ese punto de recepción.

Es importante estar totalmente presente, y, bueno, les doy buenas calificaciones en tantas otras áreas. Estar presente no es una en la que la mayoría de ustedes recibiría una “A”. No, no. O una “B” o una “C”. (Adamus ríe) ¿Por qué? Porque las energías son foráneas. Es difícil. Las energías externas son muy desafiantes. Pero cuando estos avances ocurran, ustedes van a quererlos conectados a tierra. Ustedes van a querer estar en su cuerpo.

Entonces ¿qué es presencia? ¿Qué es presencia? Estar aquí. Estar consciente ahora mismo. Mantenerlo simple.

Así que tomen una respiración profunda, como Aandrah les diría que hicieran. Tomen una respiración profunda hacia dentro de su cuerpo. De hecho, pongámonos todos de pie para hacernos realmente presentes. Sí (la audiencia se pone de pie).

Tomen una respiración profunda en su presencia. Eso significa en su cuerpo, en su sí mismo, en este salón, en esta dimensión.

Ahora bien, no dije que solo se limiten a esta dimensión, puesto que el hecho es, que pueden estar en muchas dimensiones. Pueden estar en muchas realidades al mismo tiempo y estar conscientes de todas ellas. Pero empieza por estar presente aquí mismo. Este es el punto en que reciben las energías. Este es el punto donde reciben a su alma. Este es el punto donde reciben su Yo Soy-dad.

Cuando no están aquí, cuando están fuera dentro de su propio mundito de sueño o ensoñación, no importa cuánta pasión tenían por esto llamado iluminación, ella no va a encontrar su camino hacia ustedes. Ustedes no van a recibir la abundancia que está aquí mismo.

De manera que, tomen una respiración profunda, entren en su cuerpo.

Ahora bien, se dice bastante fácil. La siguiente parte – y aquella fue historia – la siguiente parte es irradiar. Estar radiante en ello. Ustedes están en su cuerpo. Al parecer están aquí. Al menos por los próximos cinco, seis minutos, están aquí. Ahora bien, ¿pueden estar radiantes? Y antes de hacerlo, piensen en esto, consideren esto: Ha habido toda razón para no estar radiante. No quieren sobresalir. No quieren imponer su presencia a otra gente. Tienen miedo de que su brillantez, su resplandor sencillamente vaya a abrumarlos a ellos (algunas risas). De hecho tienen más miedo de que alguien vaya a percatarse de ustedes. ¡Ajá! Ellos van a ver esa mirada en sus ojos, así que ustedes mantienen los ojos bajos. Entran en su vocecita y nadie puede oírlos, nadie puede verlos. Entonces ahora entren en su resplandor.

En su resplandor, tomen una respiración profunda. Dejen esa armadura atrás y solo simplemente dejen que las energías, la luz, como sea que quieran llamarlo – su Yo Soy-dad – irradie. No hagan ningún movimiento de manos, perdón Joanne. Solo tomen una respiración profunda. ¡Ahh! Dejen que se haga accesible. Dejen que irradie.

No lo fuerzan. No, no necesita ser forzado. Lo permiten. No lo manipulan con terapia de color. No tienen a nadie más haciendo su irradiación por ustedes. No pasan por un logaritmo de irradiar. No se fijan en el manual de “Cómo Irradiar: Paso Uno”. Oh – y se ríen, pero esto es típico – esta sería una típica: “¿Exactamente cómo irradio?”.

Toman una respiración profunda, y sencillamente lo dejan ser, porque ese campo de energía en el que ustedes están – por lo menos están en el punto de la convergencia de la energía – es natural. Ha sido antinatural mantenerlo adentro.

Así que toman una respiración profunda. ¡Oooh! Irradian. Lo hacen accesible. Ningunos controles. Ningún contenerse. Ningún preocuparse si su campo de energía es de 3 metros o 20 metros. No importa. Es dejarte brillar, primero para que contemples. Para que tú contemples. Así cuando te miras en el espejo…

Tengo que preguntar. Tantas veces los observo mirarse en el espejo, y – pues cuando yo me miro en el espejo, no veo nada (risas) – pero los observo mirarse en un espejo y ustedes ven algo, pero no ven nada, si saben a lo que me refiero. No están sintiendo nada. Están viendo algo, pero no están sintiendo nada. Un poco críticos, “Oh, tengo que peinarme un poco diferente, ponerme el maquillaje”. Pero deberían ser capaces de mirarse en el espejo y sentir algo. Eso es porque se han estado absteniendo de ese resplandor. Ni siquiera te ves a ti mismo, hasta en un espejo. Otros tampoco te ven.

¿Adivinen quién más no los ve? ¡Su alma! Ustedes se esconden; ella juega a las escondidillas con ustedes. Es un gran juego.

¿Qué les parece si irradian ahorita? ¿Qué les parece si la hacen accesible?

¡Vaya! se preocupan. Aquí es fácil hacerlo, porque, bueno, todos somos Shaumbra y a ustedes no les importa si ponen su energía en alguien más. Pero sí se preocupan por ello allá afuera. “Bueno, ¿y si se la impongo a alguien?”. Les diré qué, su resplandor solo va a hacer una cosa, bueno, dos cosas quizá. Primero que nada, ellos huirán (algunas risas). En segundo lugar, la otra cosa que va a hacer es iluminar algunos de los potenciales de ellos. No va a imponerles nada; va a iluminar algunos de sus potenciales.

¿No es esa una cosa maravillosa de hacer? Es como caminar por ahí con una vela. Ustedes no están haciendo que ellos escojan nada. Quizá solo están iluminando algunas cosas que ellos nunca vieron. Y a ustedes les importa un comino si ellos las ven o no, pues solo están sosteniendo esa vela en alto. Quizá ese sea mi trabajo. Eh, pueden tomar asiento. En resplandor, por favor. Lleven su resplandor a la silla con ustedes (la audiencia se sienta)

El resplandor, ah. Ahora bien, yo voy a estar trabajando con ustedes sobre el resplandor durante el próximo mes, recordándoles: “No se pongan esa armadura. No van a entrar a la batalla”. Ustedes van a hallar que al principio va a ser un poco incómodo, puesto que están tan acostumbrados a contenerse. Están tan acostumbrados a… ni siquiera la sientes dentro de ti mismo, es apenas tan pequeña.

Así que voy a estar pidiéndoles que la saquen, que la pongan de manifiesto. La gente va a empezar a fijarse en ustedes. Oh sí, van a empezar a verlos. (Mira fijamente a Kerri).

KERRI: ¿Estoy irradiando?

ADAMUS: Ven acá arriba (risas). Ella preguntó. ¿Y quién soy yo para juzgar? En cambio ustedes lo harán.

LINDA: Estabas retrasado. ¿Ella necesita un micrófono?

ADAMUS: No, no necesita un micrófono. ¿Estabas comiendo, querida?

KERRI: Sí.

ADAMUS: Mm. No me di cuenta que esto era un restorán. Pensé… (risas). Okey, por favor irradia para nosotros. (Kerri abre sus brazos y sonríe, risas de la audiencia)

ADAMUS: Bien. Bien. Okey, tengo que… (Adamus se sienta en la fila de enfrente). Bien. Irradia por favor. (Ella abre sus brazos y sonríe otra vez)

KERRI: ¿Salió más?

ADAMUS: Oh, aún estamos… aún estamos esperando. (Adamus ríe)

KERRI: ¿Qué?

ADAMUS: Observando.

KERRI: Estoy irradiando, ¿no, Norma? (Norma asiente con la cabeza). Gracias, Norma.

ADAMUS: Eh, eh, eh. Para el alarde. Pues tuviste el ‘rápido, desvío lejos’. De hecho, estabas irradiando. ¿Qué notaron? ¡Compañeros! En los ojos primero. Sus ojos cobraron vida – sí, lo hicieron – y repentinamente tuvieron un brillo, y ella dijo: “Estoy irradiando”. Pero luego ¿qué pasó?

KERRI: Tuve duda.

ADAMUS: Como siempre, como es previsible. Seguro es una apuesta de Las Vegas. ¡Ella tuvo dudas! Y dijo: “¡Oh, Dios mío, quizá no estoy irradiando! ¡Oh! Quizá lo hice mal. Dios. Debí haber leído ese libro de irradiación antes de entrar en, Norma ¿lo estoy haciendo bien?”. Norma anda como, “Estás por tu cuenta, bebé (risas), porque si digo algo, ¡también voy a estar aquí arriba!”. Bueno, ven para arriba (risas). ¡Por favor! (Norma sube y le da un abrazo a Kerri). Y ahora que invitaste, oh, y yo voy a ir a la parte trasera del salón para ver – para sentir – el resplandor.

Así que, empecemos a irradiar. Mmmmm. (Kerri y Norma irradian)

No me mires (risas).

NORMA: No te estoy mirando. Veo derecho a través de ti (risas).

ADAMUS: Irradien Un ser luminoso.

(Ellas están ahí paradas irradiando)

¿Qué notan? ¿Qué notan? (La audiencia da varias respuestas). Bueno, ¿qué notan? Cualquiera. Oh, y no los voy a llamar acá arriba solo porque tengan el micrófono. Los llamaré acá arriba de todos modos, pero no solo porque tengan el micrófono. Sí, Mary.

MARY: Bueno, Kerri paró su perorata cuando empezó a irradiar.

ADAMUS: Sí. Bien. Bien. ¿Qué más notaron?

PAUL: Kerri tenía una buena iluminación (risas de Adamus y la audiencia).

LINDA: Kerri tenía una buena iluminación.

ADAMUS: Les diré. Primero que nada, Aandrah está acostumbrada a esto. Lo ha hecho por vidas. Se puede parar aquí, no tiene que mover un músculo, no tiene que hacer nada, no está actuando, solo está irradiando, y solo es… que ella está aquí. Bastante inamobible. Solo hay unas pocas cosa que yo podría decir que la pueden sacudir realmente, pero bastante inamovible. Solo ahí, presente. Tiene que estarlo en el trabajo que ella hace – ¡OH! absolutamente presente – porque de otro modo los aspectos de aquellos con lo que está trabajando patearán su trasero por toda la creación.

Kerri tiene la natural… puede caminar aquí arriba, puede sencillamente ser radiante, naturalmente. Entonces ¿qué sucede? “¡Hah! Quizá no lo estoy haciendo bien. ¡Oh Dios! Esto va a ser tan bochornoso, porque todos van a estar en Facebook con ello”. Así que todas las cosas humanas entran. Lo hiciste absolutamente hermoso, hasta que pensaste en ello. Así que esta vez no pienses en ello.

KERRI: Okey.

ADAMUS: Irradia. Mmm

(Ella irradia)

¡Ya está! Ya está.

Ahora, ahora…

KERRI: ¿Cómo puedes no amar todo esto?

ADAMUS: Oh, lo amo. Ahora – dame… (toma su mano) – ¿mañana puedes llevar contigo a tu mundo lo que acabas de hacer?

KERRI: Sí. Yo puedo.

ADAMUS: Pamplinas.

KERRI: ¡Yo puedo! (Risas)

ADAMUS: Absoluta… ¿de veras? Vas a pensar que puedes.

KERRI: No me rendiré. ¡Lo haré!

ADAMUS: Bien.

KERRI: ¡Nunca me rindo!

ADAMUS: Y no tienes que.

KERRI: ¿No obtengo puntos por esto?

ADAMUS: No te subas al caballo mañana.

KERRI: Okey. No, lo estoy soltando ahora mismo. ¡Bum! Mi armadura también (hace movimientos como si se la quitara).

ADAMUS: Bien. Bien. No la necesitas.

KERRI: Se ha ido.

ADAMUS: No la necesitas.

KERRI: No.

ADAMUS: Mira este ejemplo (refiriéndose a Norma), mmm. Ahora, tráete tú a ti misma. No tienes que hacer nada. Mmm (él irradia).

KERRI: Sí. Lo haré.

ADAMUS: Es así de fácil.

Ahora bien, tus ojos se van a iluminar. Esa será una de las primeras cosas. Y vas a tener una sonrisa en tu cara. Te vas a librar de ese ceño horroroso que tienes cuando tienes que ponerte tus ropas de batalla. Solo estás irradiando tu presencia. Se siente bien. Se siente como que estás viva.

Cuando tengas este avance del que apenas hablamos saliendo a la luz pronto, vas a estar presente para recibirlo. Va a ser una experiencia asombrosa. Te vas a preguntar sobre por qué y cómo has hecho todo tan complejo y tan difícil y tan antinatural. Bien.

Tomemos una respiración profunda. Gracias. Gracias. (Aplausos). Lleva tu radiancia contigo. Llévatela contigo.

Ni siquiera tienes que trabajar en ella. (Adamus ríe cuando Kerri se pavonea por el pasillo). Espero que la cámara haya capturado eso (risas).

Llévate ese resplandor contigo. No tienes que trabajar en ella y ese es el punto. No tienes que crearla. Ya está ahí. Solo introdúcela aquí a tu presencia, a este momento. Todo lo demás está tirado. A menos que te guste el drama, a menos que te guste batallar, a menos que te gusten los desafíos, hacerte miserable, enfermarte, ir a la bancarrota y deprimirte. Eso probablemente no es lo tuyo, pero aparte de eso, mis queridos amigos, ya estamos en ese punto donde hablamos de introducirse a su mundo para el mundo. Para el mundo, absolutamente.

Dándole la Bienvenida a Jonette y a Águila Blanca

Entonces con eso, tomemos una respiración profunda y hagamos un pequeño cambio de energía. Preparémonos para Jonette Crowley y Águila Blanca. Por favor ven al frente, querida (aplauso de la audiencia). Por favor. Ahora, por favor relájate. Oh, presencia. Oh, sí. Hagamos esto. Irradiemos juntos.

(Ellos irradian)

JONETTE: Mmm.

ADAMUS: Bien.

JONETTE: Hay un eco. ¡Ellos irradian de regreso!

ADAMUS: ¡Sí! Y te enterarás con los otros que hay como una bifurcación de la resonancia y ellos irradian juntos. Y tú no tienes que hacer nada. Bien.

Así que, si quisieras prepararte…

JONETTE: Está bien. Voy a sentarme en este lindo taburete.

ADAMUS: Bien. Tomemos una respiración profunda mientras introducimos esto.

Continúa …

Menú de cierre

Send this to a friend