Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

SHAUD 10: "El Fin de la Evolución" 1era parte

w000082LOS MATERIALES DEL CÍRCULO CARMESÍ

La Serie e2012

Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe

1era Parte

Presentado al Círculo Carmesí
Junio 2, 2012
www.crimsoncircle.com

www.crimsoncircle.com/co (español)

Nota: Las ilustraciones, fotos y diapositivas de Adamus pueden ser vistas en la versión PDF o en el video en inglés.

Traducción: Irma Sztabinski irmasz@yahoo.com

Pueden descargar todos los Shauds de todas las Series en archivo Word desde el sitio del Círculo Carmesí en el Manantial del Caduceo http://www.manantialcaduceo.com.ar/tobias/tobias.htm

Yo Soy el que Yo Soy,  Adamus de Dominio Soberano.

Me atrevo a abrir los ojos de Cauldre (risas). (Sart dice “Sí, es seguro”). Es seguro. Es seguro contemplar a estos asombrosos humanos, ángeles, seres grandiosos que a veces olvidan quiénes son. Seres grandiosos que a veces se meten en el hábito del sufrimiento, de la carencia, pero siempre seres grandiosos, no importa qué.

Solíamos llamar a ésta el Aula de la Nueva Energía Espiritual. Cambiemos eso, tomando una respiración profunda. Llamémosla el Aula de la Ascención en Vida, queridos Shaumbra. Eso es lo que estamos haciendo aquí. El Aula de la Ascensión en Vida. Hm.

Ah, sí. Por favor, mi atuendo para esta… algo un poco más… oh, la capa primero, por supuesto (alguien había dejado una capa y un sombrero para Adamus y David se la pone a Adamus; la audiencia dice “¡Ah!”). Gracias. Tiene que ser atada al frente (risas). Muy apropiada, casi como vampiresca.

EDITH: De regreso a Drácula. (David termina de ponerle la capa).

ADAMUS: Ah, gracias.

DAVID: Ahora su sombrero, señor (ofreciéndole el gran sombrero con una pluma).

ADAMUS: Oh, no, tu sombrero (risas). ¡Ese! (señalando la boina carmesí de David). No me des ese, sino el tuyo. (David accede y la audiencia dice “¡Ah!”). Ah, mi mensajero tiene una cabeza grandota.

DAVID: Sí la tiene.

ADAMUS: Ah sí. Y las fotos por favor. Ah. Contigo mi dama, por favor.

LINDA: ¿Qué estoy haciendo aquí? (Alguien le había dado una peluca morada estilo siglo 17).

ADAMUS: Para las fotos (risas y aplauso cuando posan juntos). Gracias.

Bienvenidos al Aula de la Ascensión en Vida (riendo). Para aquellos de ustedes sintonizando por primera vez, sí, nosotros hacemos las cosas un poco diferentes aquí. Reímos, nos disfrazamos, cantamos, actuamos, somos escandalosos, somos desenfrenados, somos alocados y nos recobramos.

El mes pasado se jugó una bromita.

LINDA: Lo siento, eso no fue… no te pusieron bien eso. Hagámoslo bien.

ADAMUS: Gracias.

LINDA: Dios mío. David, David, David (Linda le acomoda la capa a Adamus).

ADAMUS: Hm. Él tuvo que ceder su sombrero.

El mes pasado, si recuerdan, uno con el nombre de Sarducius (muchas risas cuando se refiere a Sart), Sarducius los hipnotizó a todos ustedes, sin que lo supieran. Los hizo vestir atuendos profanos (risas cuando Adamus se refiere a la broma que le jugaron con las playera durante el Shaud previo).

SART: ¡Sí!

ADAMUS: Los tuvo parados frente a la cámara para que todo el mundo pudiera ver y los hizo decir las chicas palabrotas que estaban en sus pechos (risas).

Así que este mes lo queremos premiar con un certificado especial, que trae consigo los sentimientos de una de mis tierras natales, Transilvania; que trae consigo el reconocimiento de sus obras, de su humor. Presentamos un premio muy especial – si pudiera tener el premio por favor (a Linda) – de recuerdo. Gracias, y por favor ven adelante. Hoy él está mezclando metáforas. Es un monje y un vikingo. Un monje vikingo (risas cuando Adamus se refiere al disfraz de Sart). ¡¿Qué diablos es eso?! Por supueesto, ¡¿qué demonios es esto también?! Así que… (risas).

SART: ¡No estoy seguro!

ADAMUS: Así que, trayendo de regreso todos los sentimientos de Transilvania y el reconocimiento por tus buenas obras… (carcajads y aplausos cuando Adamus muestra el certificado que dice “Muérdeme”). Solo para ti, Sarducius. Es tuyo.

SART: Gracias (risas).

ADAMUS: Entonces, queridos Shaumbra, entrando en este Shaud, iniciamos con una canción y una sonrisa.

Las Energías de Mayo

El mes pasado hablé de unas energías muy fuertes que entrarían desde el periodo de mayo 10 hasta mayo 15. Energías cósmicas, energías de la Tierra, energías del Espíritu, energias de los Reinos Cercanos entrando de todos lados. Voy a pedirle a Linda que lleve el micrófono hacia la audiencia y les pregunto – a los voluntarios que Linda va a escoger – les pregunto (a) ¿lo sintieron, y cómo? Comencemos con eso.

Querida Edith, querida Edith, ¿cómo está tu abundancia?

EDITH: Es magnífica, querido Adamus.

ADAMUS: Gracias. ¿Quieres vivir?

EDITH: Sí.

ADAMUS: Bien.

EDITH: Estoy aquí ¿no?

ADAMUS: Entonces serás abundante. Absolutamente.

EDITH: He estado aquí. El próximo mes cumpliré 74 años. ¡Dame una oportunidad! ¡Ando dando vueltas! (Aplauso de la audiencia).

ADAMUS: ¿Cómo lo sentiste, querida Edith?

EDITH: Tuve algunos sueños raros.

ADAMUS: ¿Eso es todo?

EDITH: Exacto. Y luego fui extravagante y compré tu nuevo libro (risas).

ADAMUS: ¿Te hacen pagar por el libro?

EDITH: Oh, solo estaba bromeando.

ADAMUS: ¿Te hacen comprar el libro que tiene dentro tanta de tu energía? Es tuyo (le da una copia de su nuevo libro, “Vive Tu Divinidad”). Ah, sí. Yo puedo hacer eso fácilmente (risas).

EDITH: Caramba, gracias.

ADAMUS: Ah, merci. Bien. Así que sueños raros, repentinos regalos de abundancia pareciendo llegar de ninguna parte.

EDITH: Exacto.

ADAMUS: Sí, ¿qué más?

EDITH: Mmmmm. No sé, solo…

ADAMUS: ¿Yo estaba en tus sueños?

EDITH: … tuve un mes agradable. Oh, hice un montón de…

ADAMUS: ¿Yo estaba en tus sueños?

EDITH: … cosas que trajeron dinero. No. Veamos …

ADAMUS: ¡¿No?!

EDITH: ¿Hm?

ADAMUS: ¿Yo estaba en tus sueños?

EDITH: Oh sí, estábamos bailando tango.

ADAMUS: Oh bien. Bien. ¿Y?

EDITH: Eso es una mentira (risas).

ADAMUS: Casi 74 y tan ágil.

EDITH: Oh ¿quieres que te golpee? ¡No uses esa palabra “ágil”!

ADAMUS: Vivaz. ¡Llena de vida! Animada.

EDITH: Gracias.

ADAMUS: Y abundante. Bien. Bien. ¿Así que sueños?

EDITH: Oh, solo eran raros, y pude empezar a recordarlos y nunca he sido capaz de recordarlos.

ADAMUS: ¿No son todos los sueños raros?

EDITH: Sí.

ADAMUS: Sí. Bueno. Gracias. Gracias.

EDITH: De nada.

ADAMUS: Siguiente. Energías del mes pasado. ¿Qué sentiste?

MARY SUE: Puede que necesite un poco de ayuda en esto. No estoy segura de que sentí algo inusual.

ADAMUS: Bien. Bien. Okey.

Síguele.

PAUL: Ajá. ¿Qué sentí? De hecho, fue muy intenso y muy rápido.

ADAMUS: Sí.

PAUL: Sueños más absurdos de lo común. Tú estabas en todos los absurdos. Sí, sí. Sí.

ADAMUS: ¿Edith estaba en tus sueños? (Risas).

PAUL: Tú sabes que estábamos reviviendo ese ‘¿lo tomas más fácil’, tú sabes, ‘o loco’? del mes pasado.

ADAMUS: Sí. Bueno.

PAUL: Sí. Para esa elección de cada…

ADAMUS: ¿Vivo? ¿Intenso?

PAUL: Vivo, intenso. Aunque al parecer yo estaba contento que terminó la semana.

ADAMUS: Bien.

PAUL: Sí.

ADAMUS: Estupendo.

PAUL: Aunque aún continúa en alguna versión.

ADAMUS: Ah.

PAUL: Sí.

ADAMUS: Sí.

PAUL: Sí.

ADAMUS: Bien. Síguele Linda. Las energías, intensas.

TIFFANY: Estoy tan contenta de que sea junio.

ADAMUS: (Riendo). Sí.

TIFFANY: Adamus, no sé, por alguna razón, yo hablo mucho contigo cuando estoy en el baño. Cuando estoy en la ducha, cuando estoy, tú sabes, usando el baño.

ADAMUS: Yo mantengo mis ojos cerrados.

TIFFANY: Y no sé si tú, sabes, te das cuenta de eso pero siempre me río. Ando como, “Sí, otra vez estoy hablando con Adamus. Estoy aquí en el baño… “

ADAMUS: Ahora bien, ¿por qué es que hablo con tantos de ustedes, no solo en el inodoro, sino en la ducha? (Alguien dice “El agua”).

TIFFANY: ¿Es el agua?

ADAMUS: El agua. Sí, ¿qué más?

TIFFANY: ¿La desnudez? (Risas).

ADAMUS: Madam, yo siempre uso mi capa (risas cuando él se envuelve más en la capa).

TIFFANY: (Riendo) ¡No siempre! ¡No siempre! (Más risas).

ADAMUS: ¿Y?

TIFFANY: He estado teniendo estos sueños realmente tranquilos.

ADAMUS: No, volvamos al baño.

TIFFANY: Oh, ¿volvemos al baño? Bueno, en…

ADAMUS: Y Linda puede contestar, porque ella y Cauldre tienen que lidiar con ello todo el tiempo. ¿Qué hay con el baño?

LINDA: ¿Qué hay con él?

ADAMUS: ¡Está tranquilo!

TIFFANY: Oh, tranquilo.

ADAMUS: ¡Está tranquilo! ¿Cuántos de ustedes llevan sus telefonos celulares al baño? No contesten, no quiero saber. (Adamus ríe). Cuando entran ahí, generalmente es para hacer una función del cuerpo, y está tranquilo.

LINDA: Geoff y yo todo el tiempo tenemos que tener pláticas acerca de no hablar en el baño.

ADAMUS: Ningún asunto en el baño, ciertamente. Y, oh, bueno, asuntos, pero tus propios asuntos personales en el baño. Así que es un momento tranquilo. Hay ciertos momentos en que los Maestros Ascendidos, los seres angélicos, sabemos cuándo podemos deslizarnos dentro para tener una charla con ustedes. Generalmente, cuando están manejando un coche, pero sí hallamos que esto incrementa sustancialmente la tasa de accidentes, incluso aún más que mensajeando.

En el baño, porque están relajados. En la ducha, está tranquilo – se están empapando con el agua, o a veces cuando se están aplicando el maquillaje o se están vistiendo – uno de los muy pocos momentos. Es más difícil llegar a ustedes cuando están yendo a dormir en la noche. ¿Por qué? Porque están preocupados por todo. Ahí es cuando el parloteo de la mente… el parloteo de la mente realmente entra entonces. El parloteo de la mente tiene ese tiempo reservado con ustedes (Adamus ríe).

Nosotros les hablamos en el estado de sueño, por supuesto, pero luego no lo recuerdan y es tan frustrante para nosotros. A veces durante una comida, pero generalmente están haciendo otras cosas cuando comen. ¿Se dan cuenta de eso? Viendo un programa de TV, estando en la Internet, escribiendo correos electrónicos, haciendo tantas cosas mientras comen. Solíamos poder llegar por ahí cuando estaban comiendo, pero ya no tanto.

De manera que ‘tiempo en el baño’ es una expresión popular en los reinos angélicos. “¡Ooh! ¡Veo que están en el inodoro! Corramos abajo y tengamos una charla sagrada con ellos”. (Risas) Bien. Sí.

TIFFANY: Sí, gracias por eso.

ADAMUS: Así que, lo siento, ¿qué experimentaste?

TIFFANY: Mis sueños han sido realmente tranquilos, porque he estado entendiendo cosas en mi sueño.

ADAMUS: Sí.

TIFFANY: Y luego cuando me despierto, no tengo idea de qué entendí, pero las cosas cambian. De manera que sí, ha sido realmente estupendo. Ocasionalmente tengo que decir ¡basta! esta noche. Mi cuerpo tiene que dormir esta noche.

ADAMUS: Sí.

TIFFANY: Pero yo no… de hecho, no estuve aquí el mes pasado, y los extrañé tanto a todos ustedes. Los extrañé tíos. Pero lo vi en mi computadora, y todo el “quedarse o partir”, eso fue realmente grande para mí. Eso fue como, bueno, espera un minuto ¿no dije ya que me iba a quedar? y entonces me di cuenta de que no últimamente.

ADAMUS: No últimamente.

TIFFANY: Como que necesitas seguir… como cada respiración. Ahora ando como, “ooh, inhalé…

ADAMUS: Sí.

TIFFANY: … entonces ahora sí me estoy quedando. Oh, otra vez estoy inhalando. Okey, sí. Ahora me estoy quedando”. Así que solo en todo momento.

ADAMUS: Es fácil de decir, a veces incluso casualmente cuando se te plantea la pregunta, “¿Realmente quieres estar aquí?”. Es tan fácil de decir “Bueno, claro”, pero no otorgarle en realidad convicción y compromiso. Y entonces regresará. La pregunta regresará en tu cara a través de mí, a través de alguien más y dirá…

SHAUMBRA 3: Cuando estoy en el inodoro.

ADAMUS: … ¿realmente quieres estar – en el inodoro – realmente quieres estar aquí en el inodoro? Sí. Bien. Gracias.

Siguiente. Energías el mes pasado.

SUSAN: Bueno, tengo que decir que no fue tan intenso como yo estaba esperando. Ya que tú estableciste la expectativa, pienso que quizá alteró un poquito mi experiencia.

ADAMUS: ¿Y si no hubiera mencionado nada de ello y solo decidía mantenrlo en secreto?

SUSAN: Sí, pienso que de todos modos lo hubiéramos experimentado, pero tener la expectativa hizo que lidiar con las energías haciendo la transición… tú sabes, sabíamos que estaba llegando, así que pienso que hubo mucha gente con la que hablé que lo sabía, que lo esperaba, y tú sabes que realmente cambió nuestra experiencia, cambió eso para nosotros. Pero de hecho hallé que todo el mes fue intenso.

ADAMUS: Intenso. Sí.

SUSAN: Y no solo esos diez días, y definitivamente encontré montones de extremos entre mi divino y mi humano.

ADAMUS: Ah.

SUSAN: Así que lo pondré de esa manera.

ADAMUS: Montones de extremos. Bien, estupendo. Algunos más.

JULIE: Mucha claridad y montones de sí.

ADAMUS: Sí. ¿Te importaría ponerte de pie?

JULIE: Claro. Así que definitivamente mucha claridad. Solo recordando y solo bum, bum, bum. Así de rápido, rápido, rápido, rápido.

ADAMUS: Muy acelerado.

JULIE: Y sí, muy acelerado, y tanto más fácil.

ADAMUS: Bien. ¿Qué tal tu cuerpo – cuerpo físico?

JULIE: Oh toneladas. Así, como, cambios del ADN.

ADAMUS: Sí.

JULIE: Una columna vertebral acrecentándose.

ADAMUS: ¡Sííí!

JULIE: Mi espina sencillamente ha estado ¡OH!

ADAMUS: Sí.

JULIE: Las cosas que normalmente hago – yoga, montar a caballo – todo era muy precario.

ADAMUS: Sí.

JULIE: Así que solo lo tomé a la ligera con mi cuerpo. Muchas respiraciones, mucho beber.

ADAMUS: Muchos cambios.

JULIE: Jugué con, tú sabes, todas las herramientas con las que he jugado en el pasado solo por diversión, sencillamente recordándome cómo respirar, cómo permitir, cómo ser.

ADAMUS: Sí. Bien.

JULIE: Tan diver…

ADAMUS: Y también, solo como un comentario al margen para esto, algunos de ustedes puede que hayan notado que las viejas herramientas ya no funcionan tan bien, las cosas que realmente estaban funcionando muy bien para ustedes en el pasado y repentinamente ya no lo hacen. Y probablemente ya no lo harán. Las cosas esenciales siempre estarán ahí. Las respiraciones, respiraciones, respiraciones siempre van a estar ahí y funcionando. Pero las otras herramientas que tenían, algunas de ellas eran muy mentales, algunas de ellas bastante viejas. Así que es muy desconcertante cuando los viejos recursos que tenían, las cosas viejas, los remedios de rescate que usaban – literal o figurativamente – sencillamente ya no están funcionando. Los medicamentos no parecen funcionar como solían. O lo de hierbas o cualquiera de los otros suplementos no parecen funcionar.

JULIE: Y siento como que puedo jugar con ellas, sabes, conscientemente.

ADAMUS: Sí.

JULIE: Así que sencillamente puedo usar ese recuerdo, esa huella…

ADAMUS: Absolutamente.

JULIE: … para sencillamente inhalarlo. De manera que es más un juego.

ADAMUS: Claro. Bien.

Excelente. Energías del mes pasado.

SCOTT: Estaba viendo el Shaud…

LINDA: ¡Párate! ¡Párate!

SCOTT: … creo que el día cinco o así, y entonces… pues estaba como, casi tuve un… estaba esperando consecuencias negativas como por el 10…

ADAMUS: ¿De veras?

SCOTT: Sí, pues… fue exactamente lo opuesto.

ADAMUS: ¡Ah! ¡Ah!

SCOTT: Puedo recordar que el 10 estaba yo en la cama y las ideas de creatividad pues sencillamente estaban fluyendo como locas. Yo estaba como, oh gracias a Dios es positivo, así que…

ADAMUS: ¿Y cómo preservaste esas ideas? En otras palabras, muy frecuentemente una idea creativa fluirá dentro y al siguiente momento se habrá ido, incluso si dices que vas a recordar. ¿Cómo permaneciste conectado con esas?

SCOTT: Algunas a través de anotar siempre – tomando notas más de lo que jamás acostumbré – pero algunas de ellas, muchas ideas se estaban construyendo encima de las cosas, así que no eran como cosas que yo olvidaría, pienso, más tarde, porque eran como, bueno, yo podía ver cómo es posible que eso necesite venir más tarde. Pero puedo hacer esto y puedo hacer esto y puede hacer esto. Así que sencillamente fue… todo fue positivo para mí.

ADAMUS: Bien.

SCOTT: Hasta donde incluso apenas podía dormir por estar tan entusiasmado con las ideas.

ADAMUS: Sí, absolutamente.

SCOTT: Y lo que verdaderamente resonó también fue el, lo que tú habías dicho, fue el problema… la carga mayor de este mes recuerdo que fue las herramientas creativo-mentales resolviendo el problema contra preocuparse por él. Pues yo sencillamente andaría y estaría como, “Oh, esa es una solución fantástica para eso”. Entonces…

ADAMUS: Sí. Excelente.

SCOTT: Sí.

ADAMUS: Excelente. Bien. Montando la ola. Montando la ola.

LINDA: ¿Más? (Adamus dice que sí con la cabeza).

JOSHUA: Bueno para mí este mes pasado fue principalmente de enojo e impaciencia y frustración.

ADAMUS: Bien. ¿Y cómo eran? Suena como tres parientes (risas).

JOSHUA: Fueron muy frustrantes, pero también muy buenos.

ADAMUS: Si. ¿Movió algunos rollos hacia arriba y a través?

JOSHUA: Sí, ambos.

ADAMUS: Bien. ¿Cómo los manejaste? Cuando estos subieron a la superficie, ¿qué hiciste?

JOSHUA: Exploté.

ADAMUS: ¡Bien! Bien, bien. Él explotó. No, y es bueno. ¿Contra alguien?

JOSHUA: Sí.

ADAMUS: Ah, no tan bueno, a menos que les des aviso por anticipado o mucho dinero después (algunas risas).

LINDA: Tú eres un tipo bastante discreto. ¿Cómo se vió la explosión?

JOSHUA: Un poquito desagradable.

ADAMUS: Sí. ¿Vocal?

JOSHUA: También vocal.

ADAMUS: Bien, bien. Bien. ¿Un montón de pensamientos locos durante el mes?

JOSHUA: No tanto.

ADAMUS: Ah. Espérate este mes (risas). Bien. Muy honesto. Aprecio eso. Aprecio eso. Bien.

Siguiente. ¿Cómo estuvo el mes? Oh, okey.

GABRIELA: (Suspirando profundamente) nada diferente.

ADAMUS: Nada diferente

GABRIELA: No, el primer pensamiento que tuve cuando mencionaste eso, “Oh, ese es un lindo implante”.

ADAMUS: Mm Hmm.

GABRIELA: Sí. Y no, no fue muy diferente del resto del mes.

ADAMUS: ¿Cómo estuvo el resto del mes?

GABRIELA: ¡Intenso!

ADAMUS: Ah (ella ríe). Intenso encima de intenso. Bien. Bien. ¿Cómo te sientes ahorita, físicamente?

GABRIELA: Bien.

ADAMUS: Bien. ¿Mentalmente?

GABRIELA: Un poquito cansada.

ADAMUS: Cansada.

GABRIELA: Sí.

ADAMUS: Sí. Bien Y debieras estar.

GABRIELA: ¿Por qué?

ADAMUS: Debido a que la intensidad está afectando al cuerpo, definitivamente afectando la mente. Estás aquí en un medio ambiente diferente. Estás pasando por un montón de cuidado de la casa, reorganizando.

GABRIELA: Sí, eso es cierto.

ADAMUS: Pero te cansará. A veces estar cansado es bueno. Sé que a los humanos no les gusta estar cansados, pero ¿cuál es la importancia de estar cansado? (Alguien dice “¡Duermes!”). Te saca de tu mente. Cuando estás realmente cansado, la mente no está haciendo su típico rastreo. De hecho estás más en los sentimientos cuando estás cansado. Bien. Unos cuantos más.

KARI: Bueno, ese domingo mi hija y su amiga vinieron y me ayudaron a reorganizar mi departamento. Yo ya había estado trabajando en ello por mucho tiempo. Mi amiga Joanie aquí había estado trabajando conmigo, y continuamos trabajando con esta energía asombrosa. Transformamos mi recámara. Nos deshicimos de la cama. Pusimos un increíble sofacama. Transformamos e hicimos esta hermosa oficina hogar.

MUS: Bien.

KARI: Así que también estábamos trabajando juntas para, tú sabes, ayudar a la gente a vivir más tiempo, estar más sana, ser más feliz y más rica. Y esa es nuestra meta. Siento como que esa es mi misión divina.

ADAMUS: Bien. Olvida la meta.

KARI: Bueno sí.

ADAMUS: Las metas son terribles.

KARI: Sí, estoy de acuerdo.

ADAMUS: De veras lo son.

KARI: Palabra equivocada. Palabra equivocada. Estoy de acuersdo. Estoy de acuerdo.

ADAMUS: Pero solo armoniza con la pasión. Armoniza con la pasión.

KARI: Sí.

ADAMUS: Sí, absolutamente. Bien.

KARI: Hermoso.

ADAMUS: Así que algo de limpieza literal de la casa, reorganizando, lo cual usualmente también es indicativo de algo que está sucediendo en el interior.

KARI: Exacto.

ADAMUS: ¿Cómo te sientes ahorita?

KARI: Oh, estoy emocionada. Y tengo toda clase de energías…

ADAMUS: ¿Físicamente?

KARI: Físicamente.

ADAMUS: Bien.

KARI: Sí. No puedo dormir mucho. Solo sigo y sigo y sigo.

ADAMUS: ¡Ah! ¡Ah!

KARI: Así que he estado muy cansada. Esta mañana me quedé dormida y apenas llegué acá. Así que, pero, sí, solo… solo me siento sensacional. Me siento sensacional por doquier.

ADAMUS: Bien. Bien. Dos más.

JOYCE: Um, veamos.

ADAMUS: Un poco de calor (Adamus se quita la capa).

JOYCE: Un poco… oh tú que… tú cómo… vibrando. Por hacer demasiado, siguiendo a mi hija por ahí y al nieto y sencillamente no puedo ver mis correos electrónicos y mucha gente y mi hija diciéndome todo el tiempo qué hacer (risitas de ella). Así que solo estoy…

ADAMUS: Entonces ¿cómo fue para ti? ¿Intenso? ¿Frustrante? ¿Irritante?

JOYCE: Intenso, frustrante, pero luego vámonos a casa y tomemos rápido una siesta.

ADAMUS: Sí. Lo siento, pero…

JOYCE: Vámonos a casa y tomemos bien rápido una siesta. Ya no puedo soportarlo. (Ella ríe nerviosamente cuando Adamus llega para mirarla detenidamente).

ADAMUS: Más espíritu en tus ojos.

JOYCE: ¿Hay más?

ADAMUS: Más vida en tus ojos, absolutamente.

JOYCE: Oh, ahora me estoy sintiendo sensacional.

ADAMUS: Sí, bien. Bien.

JOYCE: Sí. Las cosas van bien.

ADAMUS: Excelente. Bien. Uno más.

DORIS: Es bueno estar aquí. Han sido un par de meses intensos. Sabiendo lo que yo quería, sabiendo dónde estaba mi pasión, no bajaba la velocidad lo suficiente para conectarla a tierra, y en el último par de semanas bajé la velocidad, la poseí, y logré la claridad como nunca antes la había logrado.

ADAMUS: Excelente.

DORIS: Sí.

ADAMUS: Excelente.

DORIS: Es una cosa hermosa. Fue intenso, y cuando me ocuparía demasiado, sencillamente bajaría la velocidad y respiraría y mantendría mi equilibrio.

ADAMUS: Bien.

DORIS: y ahorita tengo claridad como loca.

ADAMUS: Bien, porque yo no implanté nada de las energías. Ellas son muy reales. Yo quería advertirles a todos sobre ellas para que supieran que estaban llegando antes de que lo hicieran. Pero la claridad sí la implanté, sí.

DORIS: Gracias.

ADAMUS: Bien. Sí. Bien. Claridad, qué cosa maravillosa. Tener claridad, entendimiento. Uno más.

LINDA: ¿Uno más?

ADAMUS: Uno más. Mary, ¿cómo estuvo el mes?

MARY: Estuvo excelente.

ADAMUS: Bien.

MARY: Pasé la semana sin siquiera saber que algo era diferente. Pero pareció como que justo después la energía era más intensa, e hice alguna creación después.

ADAMUS: Bien.

MARY: Y me di cuenta de que esa es mi pasión. Sencillamente crear.

ADAMUS: Estupendo ¿Y qué creaste?

MARY: Creé un grupo para reunirnos, para reunirnos en persona.

ADAMUS: Sí. ¿Gente real o imaginaria?

MARY: No, gente real. Gente real (algunas risas).

ADAMUS: Nunca sabes con Shaumbra. Eso es bueno. Puedes tener un grupo con gente imaginaria, y a veces es más divertido y se van puntualmente (risas).

MARY: Y también sigo adelante con mi nuevo sitio web y un montón de cosas.

ADAMUS: Bien. Bien.

MARY: Sí.

ADAMUS: Excelente.

MARY: Gracias

ADAMUS: Pues gracias a ti.

De manera que hubo muchas energías intensas que entraron. Yo quise hablar de ellas para que ustedes entendieran con antelación, hicieran un poquito de preparación.

Continúa …

Enviado por Hernán:

El video en español del último Shoud de Tobías: "Graduación".


También está la canción de Anders Holte con Adamus: "El Sueño Atlante" (inglés-español):

Cerrar menú

Comparte con un amigo