SHAUD 10: "Expectativas de la Iluminación"

universo

LOS MATERIALES DEL CÍRCULO CARMESÍ

La Serie de la Libertad
Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe

Presentado al Círculo Carmesí

Agosto 3, 2013

www.crimsoncircle.com

Nota: Las ilustraciones, fotos y diapositivas de Adamus pueden ser vistas en la versión PDF o en el video.

Traducción: Irma Sztabinski irmasz@yahoo.com

Shauds en archivo Word: Manantial del Caduceo:

http://www.manantialcaduceo.com.ar/tobias/tobias.htm

Shauds en MP3 y videos doblados al español: Grupo33

http://www.grupo33.com.ar/shaumbra.html

Yo Soy El Que Yo Soy, Adamus de Dominio Libre y Soberano.

¡Ahhh! Tomen una buena respiración profunda. Anclen todas estas energías. A nosotros nos toma un momento hacer esa transición final a sus reinos para estar aquí directamente con ustedes.

Tomen una buena respiración profunda. ¿Sintieron cómo cambió la energía tan hermosa y rápidamente conforme entrábamos a este Shaud? Mm, finalmente, una música medio decente (risas). (La música que se tocó antes de la canalización fue “Ella es real” por Nick Urata).

Una advertencia para aquellos que están viendo en vivo, nuevos de primera vez, buscadores de un objeto curioso, antes de ponernos en marcha con la disertación de hoy y más transformación de energía. Puede que quieran apagar ahorita la Internet. ¿Por qué? ¿Por qué? Porque esta es una reunión muy especial. Esto no es típico nueva era. Esto no es chapoteo espiritual. Este es un grupo de humanos aquí en Colorado, en todo el mundo, que están dedicados a su iluminación en esta vida mientras permanecen en el cuerpo.

Por lo que nosotros pasamos cambia la vida, y no siempre es fácil. Por lo que pasamos con este grupo llamado Shaumbra es genuino. Los llevará a su verdad. ¿No es cierto Pete? Los pondrá de rodillas si es necesario. Los llevará a las profundidades del infierno y a las cumbres del paraíso, pero es transformativo.

No es para todos, para nada. No, para nada.

Así que si solo son curiosos, si buscan robar algo de energía, si solo están aquí para salir en la zona, si están aquí para chupar la energía de la canalización, apaguen ahorita, porque más tarde podría doler (Adamus ríe).

Bienvenidos Shaumbra. Bienvenidos a este último Shaud de la Serie de la Libertad. Ah, último Shaud de la Serie de la Libertad.

Libertad

Libertad. ¿Qué dicen ellos? ¿Libertad es solo otra palabra para no queda nada que perder? ¿Están ahí? (Algunas risas cuando mira hacia la cámara). ¿Alguna cosa que les quede por perder que necesitemos tirar el día de hoy? (Risas).

Aquí estamos en la Serie de la Libertad, y a fin de cuentas esta palabra “iluminación” es realmente solo libertad. Libertad de ser tú mismo, ser tu total expresión, libre de las cosas que te contendrían manteniéndote en tu propia prisión de cristal. Libre de ser el Yo Soy; sin estar bajo una obligación a alguien, a nadie, ni siquiera a algún dios.

Sorprendente ¿no? Ustedes siempre piensan: “Bueno, puedo soltar lo de los padres o lo de los maestros o lo angélico o todos estos otros niveles, pero ¿no siempre está ese Dios a quien estoy obligado por gratitud?”. No en la pureza de Dios. No, porque el Espíritu, el Eterno Uno se dio a Sí Mismo sin reglas, ningunas reglamentaciones, ningún facturar, ningún toque de queda o cualquier otra cosa. Él dijo: “Anda y sé como tú quieras ser. Sé el Yo Soy”.

Eso es mucha responsabilidad. De hecho es algo, como discutíamos, que empezó hace muchos años, y hay muchos humanos que en realidad no quieren su libertad. Quieren una vida más fácil, pero no necesariamente la verdadera libertad. Pero ustedes, yo creo, han elegido eso. Han asumido esa responsabilidad, y no siempre es fácil, esto llamado iluminación. Y probablemente mucho más difícil de lo que alguna vez pensaron de cómo iba a ser, mucho más difícil.

Tantas expectativas, y de eso vamos a hablar hoy en este último de la Serie de la Libertad – las expectativas, esas pocas cosas realmente difíciles y desafiantes que aún quedan, unas cuantas dificultades, camino bloqueado. Haremos algo de disertación, tomaremos algunas respiraciones profundas y ojalá nos movamos más allá de esas.

Esto llamado iluminación – para nada tan fácil. Creo que había una percepción a nivel humano de cómo iba a ser, y no fue de esa manera para nada, y eso es bueno, porque lo último que ustedes o su Yo Soy alguna vez querrían es que el aspecto humano diseñara la iluminación de ustedes (risas). ¡Los pensamientos están pasando veloces por la mente de qué creación tan torpe hubiera sido esa! Llena de verdades a medias, llena de desequilibrios, llena de, bueno, algunas cosas de las que vamos a hablar hoy.

Pero, sí, si al humano se le hubiera dejado diseñar y permitido todo esto llamado iluminación, no creo que finalmente hubiera sido en realidad sobre la iluminación, porque habría limitaciones. Si ustedes se sentaron y dijeron: “Así es cómo voy a iluminarme y esto es lo que es la iluminación”, hubiera habido tantas limitaciones y tantas predisposiciones y desequilibrios. Y el humano hubiera continuado su alimentarse de la energía. El humano hubiera continuado tratando de glorificar su identidad humana más que su identidad Yo Soy. El humano se hubiera vuelto muy vulnerable a todos los otros elementos de alrededor – conciencia de masas, su propio pasado, su mente, su modo de pensar analítico contra el creativo. Así que es bueno que no fuera el diseño humano.

El aspecto humano, parte del cual está hoy aquí sentado, el aspecto humano que son ustedes, afortunadamente ha estado permitiendo esto llamado iluminación – muy diferente, muy, muy diferente que diseñarlo o pensarlo – solo permitiéndolo. Ese permitir, ese asumir del que hablamos en nuestro último Shaud, conlleva tremenda confianza, y muy, muy poca gente llegará alguna vez a ese nivel de confianza.

Yo sé que a veces es difícil. Yo estoy cerca, tan frecuentemente de noche, cuando ustedes están pasando por algo de lo peor, cuando están pasando por ese tormento interno por el que pasan. Pero estoy tan orgullosos de todos y cada uno de ustedes que puedan, en medio de esas tormentas, pueden tomar una respiración profunda, y desde la parte más pura de ti mismo, tomar una respiración profunda y decir: “Yo Soy el que Yo Soy”.

Ya no tratando de combatir estas batallas internas o demonios internos. Ya no tratando de resolver lo que se supone que estén haciendo. Ya no tratando de trabajar o diseñar su propia iluminación, sino tomando una respiración profunda – tomar una buena respiración profunda y decir: “Yo Soy el que Yo Soy”.

Muy Poca Guía

Una de las dificultades de estar donde están con el darse cuenta de su iluminación – y digo darse cuenta, puesto que la iluminación ya está ahí, y ustedes saben eso, es el darse cuenta o la conciencia de su iluminación. Es el permitir lo que ya está en su interior.

Una de las partes difíciles de estar en, podrían decir, esta etapa o en esta experiencia de darse cuenta es que hay muy, muy poca guía en este punto. Muy poca guía, y eso es bueno.

Ustedes tienen un poquito de guía – pero quizá más provocación – de mí y de algunos de los otros seres angélicos, pero por favor dense cuenta de que no hay muchos humanos o seres angélicos que alguna vez se hayan dado cuenta y aceptado su verdadera soberanía – ustedes lo llaman ser un Maestro Ascendido – muy, muy pocos, un poco arriba de 9,000, y más en camino. Sí, a través de ustedes por supuesto, más en camino, pero muy, muy pocos. Así que ¿cómo podrían algunos de los seres que están en servicio a la humanidad – y algunos que dicen que están en servicio a la humanidad pero están más en servicio a sí mismos – cómo podrían ellos posiblemente estar trabajando como sus guías ahora mismo? Porque ellos no saben.

Yo les diré, hay muchas… (pausa). Un pequeño diálogo interno aquí. Solo vamos a seguir adelante (unas cuantas risitas). Hay muchas entidades canalizadas – maravillosas y hermosas entidades – que están siendo canalizadas a través de humanos estos días, pero ellas no han llegado a donde ustedes están en su propia libertad, en su propia soberanía. Ellos todavía están buscando precisamente como ustedes. Solo porque ellos sean de una dimensión distinta o de alguna nave nodriza o tuvieron una vida pasada ilustre y famosa, no significa que entiendan algo más de lo que ustedes entienden.

Ustedes están en el punto en su experiencia de darse cuenta, tan dura como puede ser a veces, están en ese punto donde hay muy poca guía, porque hay muy pocos que puedan en realidad guiarlos en este punto, que en realidad entiendan por lo que ustedes están pasando y por qué están pasando por ello. Muy, muy pocos seres angélicos o bajo otras circunstancias que realmente entiendan. Además, los que sí entienden, saben que es hora de dar unos cuantos pasos atrás para dejarte a ti pasar por tu descubrimiento.

Ahora bien, parece un mal arreglito pasar por la iluminación, tan tortuosa como es y hermosa como es a veces, para repentinamente oír que tienen muy, muy poca guía. Nosotros nos encontramos una vez al mes. Yo vengo y les hablo cada tantos días, dependiendo de su nivel de aflicción o drama y cuánto usan todas las gorras en su comunicación conmigo (risas cuando se refiere a un comentario anterior de Geoff sobre no escribir en todas las gorras). Lo cual, por supuesto, no me importa pero yo no era un Virgo. De hecho, voy a mantener la sesión de hoy un poco más corta de lo acostumbrado – sí, así dice él – porque hoy es mi cumpleaños.

LINDA: ¡Oh! ¡¿De veras?! (Unos cuantos “feliz cumpleaños” y aplausos).

ADAMUS: En mi vida como Saint Germain, esta fue la fecha de mi nacimiento. Así que conservo esta…

LINDA: Un Leo.

ADAMUS: …como mi celebr-… un Leo, por supuesto (risitas de Linda). Conservo esta como mi celebración de cumpleaños. Así que tenemos un pequeño entretenimiento, una fiestecita en el Club de los Maestros Ascendido esta noche. No por interrumpirlos pero es mi cumpleaños. (Varios comentarios. Alguien pregunta “¿Podemos ir?”). ¡Ni hablar! (Adamus ríe).

LINDA: (Cantando). ¿Cuántos años tienes? ¿Cuántos años tienes? ¿Cuántos …

ADAMUS: Esa no es una pregunta amable (risas). ¿Cuántos años tienes? Te mostraré los míos si tú me muestras los tuyos.

LINDA: Cincuenta y ocho. La, la, la.

ADAMUS: Bueno, yo tengo como 308.

LINDA: Ooooh. (Alguien dice “¡Te ves bien!”; risas).

ADAMUS: De hecho, me veo mejor. ¡Este es Cauldre! (La audiencia dice “Ouuu” y más risas).

LINDA: ¡Ouuu! ¡Oooooh!

ADAMUS: Entonces ¿dónde estábamos? Estábamos hablando de muy – oh, yo estaba en una nota seria ahí – muy poca guía en este punto, y eso es bueno.

Tan difícil como es a veces y tan a menudo que ustedes llaman a seres para que vengan a ayudarlos, noten que no muchos se acercan en realidad. Es como llamar en la oscuridad. No que no estén siendo escuchados, sino que ellos entienden que ustedes tienen que recorrerlo por su cuenta. Difícil, ¿no? Difícil.

Hace años con Tobías ustedes renunciaron a sus guías de siempre. Han renunciado a tantos de los seres con quienes se conectaban, y la belleza de eso es que ustedes llegan a hacer sus propias elecciones, a veces en la oscuridad. Llegan a hacer sus propias elecciones. Y cuando verdaderamente es su elección – no influenciada por seres angélicos, no influenciada por algún tipo de grandes maestros, no influenciada por ninguna otra cosa, incluso por otra gente – cuando llegan a hacer sus propias elecciones, llegan a sentir la profundidad y la verdad de esas elecciones.

Los lleva a profundidades mayores. Los lleva más allá de su típico análisis del drama, el cual frecuentemente es usado cuando están enfrentando una situación, tratando de hacer una elección y sienten, desde un punto de vista del drama, sienten dentro de los resultados proyectados de ciertos potenciales o escenarios. Es una emoción intelectual que ponen al hacer esas elecciones, y sienten, entonces, el resultado.

Cuando están sin la guía, como están ahora, tienen que ir más profundo. Tienen que ir más allá de solo el drama o el miedo. A menudo, las elecciones francamente son hechas dentro del miedo, lo cual es simplemente lo menos aterrador de todos los escenarios frente a ustedes.

Una cosa interesante sucede también en este punto de su experiencia. El miedo a la muerte solía ser la cosa de la que corrían mayormente. Lo evitaban. Al hacer este drama o estas decisiones emocionales, echarían una mirada y dirían: “¿Esto potencialmente conducirá a la muerte, especialmente a una muerte dolorosa?”. Y si así era, evitaban ese potencial.

Es interesante notar que ya para muchos de ustedes, la muerte ni siquiera es un factor. Ni siquiera un factor. Es, de alguna manera, porque han pasado por la noche negra del alma más oscura. Y algunos de ustedes ni siquiera están seguros de querer estar más aquí. Algunos de ustedes incluso piensan que la muerte va a proveer la resolución, lo cual no hace. No lo hace. No repentinamente los hace terriblemente intuitivos y todos sus problemas se marchan. Solo significa que ustedes están muertos (algunas risas). Muertos. Todo lo demás todavía está ahí. Así que más vale que lo resuelvan o lo permitan aquí mismo.

Pero ustedes harían elecciones basados en estos factores emocionales – factores de miedo. Andarían por lo menos de lo temible, pero ya están yendo más allá de eso. Están dando una zambullida más profunda a su propia verdad.

Lo están haciendo desde la perspectiva de esto que llaman iluminación o libertad. ¿Qué los va a liberar? ¿Qué es lo que va a permitir el mayor nivel de conciencia? ¿Qué es lo que va a permitir la integración del Yo Soy a su vida?

Si tuvieran mucha guía, y algunos de ustedes todavía la invitan de vez en cuando, pero si tuvieran mucha guía para los asuntos en su vida, todavía estarían difiriendo a otros, y hay muy, muy pocos – puedes esconderte, pero no puedes huir (a Linda) – hay muy, muy pocos que realmente entienden.

Así que esto es bueno, y sé que a veces se siente solitario. A veces sienten que nadie está escuchando. Primero que nada, yo escucho, pero no necesariamente respondo, más que quizá de vez en cuando una pequeña provocación; de vez en cuando un susurro, un susurro – “Yo Soy. Recuerda eso, Yo Soy” – solo ese pequeño susurro.

¿Han notado cuán resistentes son? Cuán resistentes. Pasan por algo de lo peor. Eso es lo asombroso de cualquiera que haya estado alguna vez en la forma humana, algo que los otros seres realmente no entienden – la resistencia de un humano. Uno podría también llamarlo solo necedad (Adamus ríe).

LINDA: (Aplaudiendo). ¡Bravo por nosotros!

ADAMUS: O determinación.

LINDA: ¡Bravo por nosotros!

ADAMUS: Bravo por nosotros. Pero la resistencia, la habilidad de pasar por situaciones difíciles – de vida… quizá situaciones de vida o muerte, situaciones con otras personas que tienen lo que ustedes sienten que son enormes implicaciones, cosas que amenazan la vida – y ustedes son capaces de permitirse su camino a través de ellas. Permitir con el talante del Yo Soy dentro de ti mismo y recuperarte, y sonreír encima de eso.

Sí, ha sido difícil. Sí, yo sé. Entiendo que hay momentos en que sencillamente quieren rendirse. Pero de alguna manera, incluso en esos momentos más oscuros, son capaces de recordar tomar una respiración profunda. Son capaces de recordar “Yo Soy. ¡Yo existo! ¡Sí! Yo existo, por consiguiente, todas las cosas son posibles”.

Mientras ustedes, mientras seguimos adelante, encontrarán que incluso hay menos guía externa. Llegarán verdaderamente a apreciar eso. Llegarán verdaderamente a apreciarse.

Por supuesto, nosotros continuaremos reuniéndonos así, pero algunos de los otros seres en los que ustedes se han apoyado, y algunos de ellos siendo reales, algunos de ellos siendo sus propias creaciones, si saben lo que quiero decir – éjem, tú sabes lo que quiero decir (hablando con Norma; Adamus ríe) – aspectos que ustedes crean como seres externos que en realidad no son seres externos; en realidad son seres internos. Eso está bien. Pero va a haber menos de eso y más descubrimiento de su verdad. Esa es una cosa buena, buena, buena.

La Pregunta

Iluminación. Libertad. Hay muchas expectativas sobre esto llamado iluminación. Ustedes entraron a este bote de la iluminación hace un par de miles de años… Creí que era chistoso (solo un par de risas). Y no hemos dejado de remar Adamus ríe).

Han estado en este sendero de la iluminación por un rato, por varias razones. Si vuelven a sentirlo, regresando a hace dos mil [años], algunos de ustedes mucho más tiempo que eso. ¿Por qué? ¿Por qué? Han tenido un montón de encarnaciones humanas. Pasaron por algunas de las grandes eras de la humanidad. Han tenido vidas en que fueron, llamémoslo, famoso o ricos; otras vidas en que barrían estiércol en un establo; vidas en que murieron cuando eran muy, muy, muy jóvenes; vidas en que fueron asesinados o ustedes asesinaron a otros – todo eso.

Pero ¿por qué? ¿Qué inició todo esto? No es de acá arriba. No hay un panel de control arriba en el cielo que esté diciendo: “Okey, es tu momento para la iluminación”. Fueron ustedes. Fue el Yo Soy a través de sus aspectos, sus encarnaciones, que en algún punto dijo: “Es hora”.

Vuelvan a sentir eso por un momento, no los detalles, sino la esencia de eso – esto que los inició en un sendero de miles de años y muchas, muchas vidas.

Aburrimiento con la vida humana de siempre, porque después de un tiempo, yo diría después de un par de cientos de vidas, todas son bastante iguales. De veras lo son.

¿Fue el aburrimiento? ¿Fue que era tan difícil, tan condenadamente difícil pasar por la experiencia humana? ¿Terrible? ¿Dolorosa? ¿Ya no podían soportarla? Ese no es un mal motivo. ¿Qué fue lo que los trajo a esto? ¿Que los llevó finalmente a algunas vidas en las iglesias o las órdenes religiosas? Vidas no hace mucho cuando tiraron todo y dijeron: “No más grupos, no más organizaciones, no más retórica, no más libros, textos sagrados o nada de eso”. Se alejaron de todo eso. Y luego esta vida en que regresan a este grupo llamado Shaumbra organizado muy relajadamente pero hermoso.

¿Qué fue lo que los encaminó a esto?

Ustedes saben que es algo que dan por sentado, pero la mayoría de los otros humanos ni siquiera han llegado a ese punto. La mayor parte de los otros humanos nunca contemplan la razón, no tienen idea de lo que realmente significa ‘Yo Soy’. La mayoría de los humanos digieren un poco de la retórica de la iglesia – “Existe un Dios en el cielo; tú vives, mueres, esperas alcanzar el nivel” – pero realmente pocos se sumergen profundamente en ellos mismos, como ustedes han hecho.

Algunos los llamarían egoístas. Algunos dirían: “Mira toda esta atención que te estás dando a ti mismo. Mira toda tu complacencia”. Yo diría que cada humano va a hacer eso tarde o temprano, la apreciación interna. Ustedes pueden ayudar. Es natural. Tarde o temprano ese Sí Mismo interno, ese Yo Soy provocará que ocurra, dirá: “Hagámoslo. Hagámoslo”.

¿Qué fue, regresando un par de miles de años, lo que lo hizo para ustedes?

Solo sientan dentro de eso por un momento, y no les estoy pidiendo que sean psíquicos o incluso que enumeren los detalles. Pero hay algo muy importante en sus Archivos Akáshicos personales. No hay un Akáshico global universal, todo es personal. Hay algo ahí. ¿Qué fue?

(Pausa)

Y si no son capaces de sentir dentro de ello ahora mismo, hagan esto más tarde cuando se acuesten hoy en la noche o en algún momento la próxima semana cuando estén fuera dando un paseo. ¿Qué fue?

Ahora bien, de hecho fue una serie de cosas lo que condujo a un punto muy definitivo, una elección muy definitiva. Y la pregunta es, cuando terminamos esta Serie de la Libertad, eso que motivó a su alma, tú, a iniciar este hermoso viaje hacia el descubrimiento del Yo Soy, la pregunta es, ¿ha sido satisfecho? No necesariamente estoy diciendo la realización del Yo Soy, sino el motivo. ¿Fue porque estaban aburridos? ¿Fue porque había miedo? ¿Fue porque quizá vieron o conocieron a un ser como Yeshua que los inspiró tanto, que los afectó tanto? Por supuesto, recordando que Yeshua es, era, tú. Era casi como ver una parte de tu ser futuro.

La pregunta es, pues, estamos aquí en esta nueva era, ¿ha sido respondido eso? ¿Ha sido esa pregunta inicial, motivación – esa cosa que los llevó a este sendero – ha sido eso satisfecho?

Sería interesante, y les pido a aquellos de ustedes que en particular son Keahakianos que están llevando un diario y a cualquier otro que esté llevando un diario, escriban esto en este próximo mes. Sí, eso es una encomienda de tarea en casa, si elijen. Escríbanlo. Van a estar sorprendidos, incluso quizá anonadados con la respuesta. Y la respuesta no va a venir de mí o Aandrah o cualquier otro ser, así que no los busquen para la respuesta. Vendrá de aquí mismo. Será una revelación asombrosa. Será un descubrimiento.

Expectativas

Siguiente. Iluminación. Un montón de expectativas sobre… (él saca el podio). Nos ponemos serios cuando esto surge. Ustedes dicen “¡Ohhhh!”. Todos dicen “¡Uh-oh!”. Expectativas de la iluminación.

Este sendero inició, ya fuera hace un par de miles de años o un par de cientos. Ustedes llegan a esta vida; había un tanto de una elección interna, un alto potencial de que iban a realizar la iluminación en esta vida. El sí mismo humano al parecer sigue adelante con ello. Al parecer es como su ADN espiritual. “Okey – iluminación, realización en esta vida”.

De verdad, todo desde ese momento en que nacieron… yo debiera decir, desde el momento en que infundieron su energía a este cuerpo físico, puesto que hay una enorme diferencia entre el momento del nacimiento, el nacimiento físico, y el momento de – en realidad es integración – y pudiera ser meses después del cuerpo físico. Estoy sorprendido con todas estas discusiones acerca de la pro-vida y la pro-elección, y es – ¡escupitajo! – no importa. No importa. Pero es buen drama y es gran culpa. Oh, es una de las mejores culpas. Es uno de los botones más grandes que algunas personas usan para apretar los botones de otra gente. Pero me desvío del tema. ¿Cuál era mi punto?

Estamos aquí en la iluminación. Desde el momento en que ustedes fueron infundidos, desde el momento en que integraron su esencia dentro de este cuerpo físico en esta vida, se ha tratado de la iluminación. Todo. Ustedes podrían mirar atrás, podrían escribir la historia de esta vida – todo se ha tratado de la iluminación.

Y lo gracioso es – es gracioso para mí, pero no para ustedes – lo gracioso es que no hubo ningunos errores. Si. Lo gracioso es que ustedes no podrían cometer un error aunque trataran. Lo gracioso es que pretenden que pueden cometer errores, y que todavía pueden. Pretenden que existen estas elecciones allá afuera y la puerta número uno es una verdadera bastarda; la puerta número dos es al parecer no tan buena, pero es relativamente segura; la puerta número tres pudieran ser percepciones geniales, paro también podría dejarlos caer en los fosos del infierno para siempre, como una eternidad, para siempre (unas cuantas risitas). Así que pretenden, han aceptado alguna programación de la conciencia de masas de que pueden cometer un error. ¿Adivinen qué? No pueden. En serio no pueden. No pueden.

De hecho pueden – he dicho esto antes – de hecho pueden fijar su timón en una dirección que saben que no está bien, saben que no es compatible con su ser, intencionalmente, y ¿adivinen qué? Sencillamente va a redirigirse al verdadero sendero de ustedes.

Su verdadero sendero, por cierto, no es su sendero de niño agradable o niña agradable. Y ustedes tienen esa especie de retorcido ahí dentro de que tienen que hacer la elección que sea la cosa agradable – el niño agradable o la niña agradable. No lo es. A veces en la iluminación, sencillamente no es agradable. No es agradable. Es… es… a los otros no les caerán bien ustedes a veces, pero es la elección correcta para ti mismo.

¿Por qué es eso? ¿Por qué es eso? Bueno, les diré: Porque la conciencia de masas quiere ciertas conformidades, quiere que ustedes hagan las cosas de una cierta manera. Muchos de sus padres querían que ustedes solo fueran un chico agradable y luego se hicieran cargo de ellos cuando envejecieran. Sus maestros querían que ustedes fueran agradables. ¿Por qué? Bueno, es más fácil para ellos. Así que muchas de las elecciones fueron hechas sobre esta base de ser agradable, hacer lo correcto – lo agradable.

Volvamos al punto – muchas expectativas de la iluminación.

La pregunta que hago hoy es… tomemos la perspectiva. Tomemos la perspectiva de que estamos en la Nueva Tierra, una de las Nuevas Tierras; ustedes están dando clase a los seres angélicos que están por entrar a la Tierra en un cuerpo físico por primera vez, lo cual ustedes de hecho realmente hacen. Están hablándoles ahora acerca de la iluminación. Están en la clase avanzada. Son un maestro, profesor avanzado. Están hablando acerca de la iluminación y están hablando acerca de, desde su perspectiva habiendo pasado por ella, las expectativas que ustedes, el humano, tenían de la iluminación frente a la realidad.

Así que aquí están dando clase. Digamos que tienen una clase de, oh, digamos 144. Están instruyendo a la clase. Tienen un lindo podio de estilo diseñado – (está hurgando en su propio podio) – un rayón aquí – están enseñando a la clase de estos nuevos. Ellos estarán viniendo a la Tierra, entrando al cuerpo físico en los próximos seis meses. Entonces el momento es de la esencia. Y ahora ustedes van a hablar con ellos. Su clase se llama “Las Expectativas Humanas de la Iluminación”. ¿Cuáles van a decirles que fueron sus expectativas humanas de la iluminación? Linda va a tomar el micrófono y preguntarles a ustedes.

¿Cuáles fueron sus expectativas humanas de la iluminación?

GARRET: Que a todos les agradaría yo.

ADAMUS: A todos les agradarías. ¿Y?

GARRET: No lo hacen. A algunos realmente no les agrado (risas).

ADAMUS: ¡Tengo que besarte por esa! (Adamus besa a Garret). ¡Esa es brillante! Esa es brillante. No tienen que levantar su mano, pero pueden si quieren. ¿Cuántos de ustedes pensaron mientras entraban a la iluminación y llegaban a ser este ser espiritual brilloso, que le agradarían a todos? Ohhh. Sí. Veo unos muy honestos en la parte de atrás. Algunos, ustedes saben… sí.

Sí. Esa es una buena. Oh, y ¿cómo vamos a hacer esto? Linda, ¿Preferirías escribir o correr? ¿Micrófono o pizarrón?

LINDA: Me gusta correr.

ADAMUS: Correr. Okey, entonces Vili, ¿te importaría escribir? Todas las gorras hoy, por favor, solo para fastidiar a Cauldre (risas).

LINDA: ¿Por qué todas las gorras?

ADAMUS: Para molestar al Sr. Virgo.

Entonces veamos, la primera es “A todos…” – “Expectativas de la iluminación” es el encabezado, todas las gorras – “A todos les agradarías”. Y el hecho es que van a pasar por un período – han pasado, algunos de ustedes aún están en medio de ello – de que a ellos no les caen bien para nada. ¿De qué hablamos el mes pasado? Ser una perra, estar irritable, ya no tener tolerancia o paciencia por lo que saben que obviamente es basura y drama. Y a ellos no les van a caer bien ustedes. “¿Qué te pasa? ¿Cuándo te subiste a este trono elevado?”. (Algunas risas). Los tronos elevados son realmente bonitos (Adamus ríe).

Bien. ¿Qué más? Es fue una estupenda para empezar.

LINDA: Aquí vamos.

ADAMUS: Sí, ¿qué más?

LINDA: Por favor párate.

DIANE (mujer): Que todo sería fácil.

ADAMUS: ¡Fácil! En serio. ¿Por qué pensarías que todo sería fácil? ¿Quién te dijo eso? ¿En qué libro leíste eso? (Risitas de ella). Todo sería fácil.

DIANE: ¿Por qué no? Soy iluminada. Solo debería llegar a mí sin ningún problema.

ADAMUS: Sí. Bien. ¿Y lo hace?

DIANE: ¡No hasta ahora! (Risas).

ADAMUS: No hasta… (Adamus ríe). Voy a esperar para decirte más tarde, a todos ustedes, por qué no. Sí. Pero bien. Pensé que sería fácil. ¿Qué parte de ti? Tu parte humana pensó que sería fácil. De hecho, lo gracioso es – se reirán cuando diga esto – pero de hecho lo es.

LINDA: Ja, ja, ja, ja, ja. (Adamus ríe).

ADAMUS: De hecho…

LINDA: Eso es tan gracioso que me olvidé de reír.

ADAMUS: … muy pronto llegará un día en que ustedes me digan: “Eso fue tan condenadamente fácil. Solo deseo haberlo sabido en el momento”. (Un par de risas). Dos lo lograron. Sí.

LINDA: ¿Prometes?

ADAMUS: Ahora bien, es muy fácil para el espíritu. Es realmente fácil. No es fácil para ti el humano. ¿Por qué?

DIANE: Bueno, supongo que todavía no soy iluminada.

ADAMUS: ¿Te importaría ponerte de pie? (Risitas de ella; Edith hace un comentario). Edith, tú sigues (risas).

LINDA: ¡Me leíste la mente!

DIANE: Okey, es debido a la duda y…

ADAMUS: Debido a la duda, claro, claro.

DIANE: Sí, y los peros.

ADAMUS: Sí, y los peros. Y el humano queriendo proteger al humano, porque en realidad, de una manera curiosa, hay un paralelo con lo que llamas el Espíritu o el Yo Soy y el humano. Inician este sendero de la iluminación, al parecer juntos paso a paso, pero repentinamente empieza a ir en diferentes direcciones, porque el humano quiere popularidad, y vamos a descubrir en un momento que un montón de dinero. Quiere construir un santuario para sí mismo. No quiere morir. Continuará por siempre, para siempre. Quiere ser el humano más glorificado de todos los seres.

Así que el humano se estanca en la realización de la iluminación. En otras palabras, cuando al principio entras en esto, cuando leíste ese libro o fuiste a una clase o primero entraste en esto, fue como, la exuberancia del humano – ¡Ohh! ¡Finalmente la salvación y encontré algo! ¡Y chico esto va a facilitar las cosas! ¡Y chico voy a usar mis poderes mágicos para asegurarme de que nadie me joda más!”. Pero el humano alcanza su nivel, su límite en la iluminación. El Espíritu sigue adelante. Ese Yo Soy interno sigue adelante. Y entonces se desarrolla esta lucha y guerra entre los dos. Bueno, de hecho no es entre los dos. Es solo el humano guerreando. Al Espíritu no le importa.

Al Sí Mismo Alma en realidad no le importa, pero el humano tratará de arrastrar al Yo Soy, a la verdad y a la esencia de vuelta abajo a su nivel, y no va a suceder. El humano se halla en terrible miseria, drama, desorden, quebrado, mala salud hasta que finalmente dice: “¿Sabes qué? No soy muy bueno en esto de la iluminación, y supongo que mi agenda estuvo fuera de sitio desde el mero principio. Supongo que cuando empecé – yo, como el humano – realmente empecé a entrar en esto, en realidad estaba al parecer usando todo este rollo espiritual solo por la glorificación en sí misma, solo para hacerme un poco más listo, un poco más joven, un poco más rico”. Y entonces finalmente el humano dice: “Sabes, sencillamente voy a permitir. Esa es la cosa más grandiosa de todas”.

Heh, aquí estoy dando mi clase… (Se echa para atrás hacia el podio que se ladea y derrama su bebida).

LINDA: ¡Ohh! ¡Bum, ba-bum!!

ADAMUS: Oh, ¡me emociono tanto con ello!

LINDA: Edith, tú sigues.

ADAMUS: ¡Sí! ¡Sí!

LINDA: Y yo iré por el limpiador.

ADAMUS: Sí. Oh…

EDITH: Acabo de recibir un baño de café.

ADAMUS: No creo que eso fuera café, pero recibiste un baño. Recibiste un bautizo. Sí (Adamus ríe).

EDITH: Un bautizo de iluminación (alguien dice ”¡Alabado sea el Señor!”). ¡Alabado sea el Señor!

ADAMUS: Entonces – bien.

EDITH: ¡Apruebo el argumento! (Algunas risas).

ADAMUS: Siguiente. ¿Cuáles eran tus expectativas de la iluminación?

EDITH: No sé si realmente tenía alguna. Yo solo quería descubrir quién era en realidad y quién soy y…

ADAMUS: Bien. Detengámonos ahí mismo.

EDITH: … por qué diablos no soy rica y…

ADAMUS: ¡No, no! Detengámonos en la primera… ¡me gusta esa! Escribiremos eso – “Descubrimiento de quién soy yo” – absolutamente. Absolutamente, porque esta pregunta, por cierto, Edith, te la has estado haciendo por muchas vidas de manera hermosa, “¿Quién soy yo?”. No que quién soy yo, sino “¿Quién soy yo? ¿Qué puedo ser?”. Así que es una pregunta tan hermosa. Y, sí, ahora, ¿tienes la respuesta a eso?

(Ella hace una pausa; alguien puede ser escuchado susurrando “Yo Soy el que Yo Soy”).

EDITH: Yo Soy la que Yo Soy.

ADAMUS: ¿Quién se la susurró?

EDITH: ¡Yo sé quién soy yo! Soy un ser, y puesto que Yo Soy la que Yo Soy, yo recibo.

ADAMUS: Sí. Chico suena como algo sacado directo de mi libro de texto.

EDITH: Sí, tienes razón. Lo es.

ADAMUS: No sentí nada de corazón ahí dentro, querida.

EDITH: Yo Soy la que Yo Soy.

ADAMUS: Llegando ahí. Yo Soy el que Yo Soy.

EDITH: E incluso te amo la mayor parte del tiempo (risas).

ADAMUS: ¿Y qué tal esos otros momentos?

EDITH: Me cabreo contigo.

ADAMUS: ¿¡Moi!? (N. de T: Yo, dicho en francés).

EDITH: Moi.

ADAMUS: Entonces estoy haciendo mi trabajo. Gracias.

EDITH: Sí lo estás (ambos ríen).

ADAMUS: Bien. Entonces el descubrimiento de quién soy yo. Y Edith, a pesar de los desafíos y dificultades, ¿ha sido una experiencia hermosa?

EDITH: Sí. Sí.

ADAMUS: Sí. Sí. ¿Regresarías?

EDITH: No.

ADAMUS: No. ¿Y cómo vas a seguir adelante?

EDITH: Bueno, sabes, mi cumpleaños – también soy una Leo – y mi cumpleaños es en unos cuantos días, y estoy llegando a una edad preciosa, y sabes, puede que sencillamente me encamine al otro lado y vaya a visitarte.

ADAMUS: Sí y luego regreses a ti.

EDITH: Mm hmm.

ADAMUS: Sí, o nos podríamos encontrar a la mitad.

EDITH: O te veré en la Nueva Tierra o en la luna, tú sabes, dondequiera que estemos enseñando.

ADAMUS: Sí, bien. Obviamente tienes otros 30, 40, 60 años que recorrer.

EDITH: ¡Oh dios! (Risas del público y Adamus).

ADAMUS: Aquí estas, enseñando en la Nueva Tierra, enseñando a estos nuevos, y aprendes que… (Linda está rociando limpiador justo frente a él; algunas risas). ¿Tenemos que hacer esto ahorita?

EDITH: Ella no quiere arruinar la alfombra.

ADAMUS: No. No.

LINDA: Solo es parte de la iluminación (risas).

ADAMUS: ¡Pero estás en los pies de Cauldre!

LINDA: Oh ¿crees que eso fue un accidente?

ADAMUS: Y mientras estás allá atrás…

LINDA: ¿Qué te gustaría?

ADAMUS: Con crema – café.

LINDA: ¿Con?

ADAMUS: Con crema. O chai (alguien pregunta “¿chai?).

LINDA: Sí, ¡claro! (risitas de ella).

ADAMUS: Creí que este era un grupo nueva era (risas). ¡Café estaría bien! Chai orgánico. Sí.

LINDA: ¡Sí claro!

ADAMUS: Entonces ¿dónde andábamos? Oh, sí. Entonces ¿no te gustarían otros 60 años en este planeta?

EDITH: Bueno, si yo pudiera…

ADAMUS: Ten cuidado con lo que elijes.

EDITH: Quizá necesito acabar de rejuvenecerme e introducir toda mi abundancia y mi coche nuevo.

ADAMUS: Tu asunto es la abundancia, ¿huh?

EDITH: Sí, tengo un problema con la abundancia…

ADAMUS: Tsk, tsk, tsk, tsk, tsk, tsk, tsk.

EDITH: Evidentemente.

ADAMUS: Eso es desafortunado, porque…

EDITH: Sí.

ADAMUS: … eso es tan pequeño comparado con los asuntos reales.

EDITH: Oh.

ADAMUS: Los asuntos reales, sí. Sí. Así que todos hablaremos de esos en un ratito.

Siguiente. Gracias. Gracias, querida.

EDITH: De nada. Es un placer.

ADAMUS: Siempre es un deleite estar contigo.

LINDA: Edith, puedes pasarle eso a Joann.

ADAMUS: Siempre.

EDITH: Ídem.

ADAMUS: ¿Vas a ir a mi fiesta de cumpleaños esta noche?

EDITH: Sí.

ADAMUS: Bien. Bien. ¿Sabes dónde es?

EDITH: ¿También estaremos celebrando?

ADAMUS: Sí.

EDITH: Es con el Concejo Carmesí, uh… no exactamente (Risitas de Linda y la audiencia ríe).

ADAMUS: ¿Recibiste una invitación?

EDITH: No creo. Probablemente estaba en todas las gorras (risas y algunos aplausos).

ADAMUS: Moveremos esto fuera del camino para ya no derramar (mueve el podio). Bien. Gracias, Edith. Gracias.

Todos ustedes han recibido invitaciones, por supuesto, sí, y es en el Club de los Maestros Ascendidos, Camino Soberano #1, Cielo. Sí. Empezando a media noche. Sí.

EDITH: ¡A media noche!

ADAMUS: A media noche. Bueno, por supuesto. Por supuesto. Sí.

Bien. Siguiente. Expectativas de la iluminación. ¿Sí? Oh, el micrófono.

JOANN: Hola. Yo solo pensé que iba a ser una humana más grande, tú sabes.

ADAMUS: Párate más alta entonces.

JOANN: Más profesional y tú sabes.

ADAMUS: Oh, ¡¿en serio?!

JOANN: Tú sabes, solo, tú sabes, solo una humana más grande.

ADAMUS: ¿De veras? Como encabezar una corporación mayor y…

JOANN: Bueno, lo hago… mi trabajo es bastante bueno.

ADAMUS: Sí, sí. Sí.

JOANN: Es perfecto.

ADAMUS: Pero…

JOANN: Me encanta.

ADAMUS: ¿Cuál es tu título?

JOANN: Coordinadora de la Buena Salud, gerente, asistente de la doctora, Así que tengo varios títulos.

ADAMUS: ¿Tienes un título que dice asistente?

JOANN: Sí, bueno, yo la asisto. Cuando ella no está ahí, yo la represento.

ADAMUS: ¿Tú asistes?

JOANN: Más o menos. Sí.

ADAMUS: ¿No estás haciéndolo en realidad?

JOANN: ¡Sí! Okey ¡lo hago! (Risitas de ella).

ADAMUS: Exactamente. Entonces para todos ustedes que tienen títulos, tarjetas de presentación que dicen “asistente”, “coordinador” o “gerente de nivel medio” – no, no es aceptable (Linda le da el café). Gracias.

LINDA: No necesitamos más empleados renunciando. ¿Quisieras callarte?

ADAMUS: ¡Que les den a todos un título mejor!

LINDA: ¡Okey! (Algunas risas).

JOANN: Solo uso ese título cuando preguntan.

ADAMUS: Todos vice presidentes – vice presidentes ejecutivos. Absolutamente.

LINDA: Solo puedes tener uno.

ADAMUS: Así que pensaste que sería más grande.

JOANN: ¡Sí!

ADAMUS: Pensante que tú serías más grandiosa.

JOANN: Grandiosa, sí. Y todavía soy yo…

ADAMUS: Viviendo en la Riviera.

JOANN: … pero estoy teniendo una bronca. ¡Sí! Rollos como ese.

ADAMUS: Sí. Tu propio yate.

JOANN: ¡Sí!

ADAMUS: ¿De veras? ¿Por qué no manifestaste esas cosas?

JOANN: No sé, porque al parecer estoy cavando en lo que estoy haciendo. Así.

ADAMUS: Ehh, ve al baño (ella ríe).

LINDA: ¡Ohhhh!

ADAMUS: Dame el micrófono.

LINDA: ¡Ohhhh!

ADAMUS: Escuché la palabra sucia, así que tú ve al lugar sucio. Ve allá atrás.

LINDA: ¡Ohhhh! ¡Solo di que no!

ADAMUS: Ella dijo: “Yo no sé”.

LINDA: ¡Ohhhh!

ADAMUS: Esa es charla de baño (risas).

LINDA: ¡Ohhhh!

ADAMUS: Horrible metafísica.

OANN: Acabo de mandar a mi Espíritu allá atrás, así que…

ADAMUS: Oh, esa estuvo bien. Me gusta esa. Bien. Aguzada. Aguzada (ambos ríen). Entonces ¿por qué no manifestaste eso?

JOANN: Porque creo que cambié de parecer.

ADAMUS: Pfff. Esa es una buena respuesta, pero es una salida.

JOANN: ¿En serio?

ADAMUS: Una distracción. Una distracción.

JOANN: Podría ser una distracción.

ADAMUS: Absolutamente.

JOANN: Okey.

ADAMUS: Ahora bien, no tiene que ser, pero para muchos será. Conlleva mucho trabajo dirigir un gran imperio, así que tú querías el tiempo para concentrarte mayormente en ti. Y hubo unas cuantas distracciones ahí dentro, de las cuales hablaré en un momento.

JOANN: Okey.

ADAMUS: Pero tú has hecho eso en el pasado. Has hecho eso. Has tenido ejércitos, ¿!$%?)(¡. Me refiero a que has tenido imperios, de verdad. Y quiero decir para ti.

JOANN: Oh yo… sí.

ADAMUS: Sí. ¿Realmente quieres hacer eso de nuevo?

JOANN: Ya no.

ADAMUS: Sí. Larry que está allá atrás papeando, tú sabes, igual. El querido Larry ha tenido vidas como un gran comandante del ejército, comandante militar, vidas dirigiendo grandes extensiones de tierra, todo el resto de esto. Así que regresa en esta vida a tener – (Larry se pavonea) sí, a ser un pez gordo, como puedes ver – y él dijo: “No, yo tengo la habilidad y el talento para hacerlo, pero no quiero hacerlo otra vez. Dejemos que algún otro juegue el juego”.

Cada uno de ustedes se ha permitido ese espacio – un espacio seguro y sólido – para estar consigo mismo. Sí. De vez en cuando todavía tratan de salir de ahí y todavía hacen demasiado y a veces hacen un poco de demasiado poco, pero se están permitiendo ese espacio. Sí. Bueno. Gracias.

LINDA: ¿Siguiente?

ADAMUS: Unos cuantos más antes de que avancemos al gran tema.

EDITH: El baño está fuera de los límites (algunas risas).

ADAMUS: ¿Por qué? El baño es un lugar agradable para ir y reflexionar.

ANDY: ¿Cuál fue la pregunta?

LINDA: ¿Cuál es la pregunta?

ADAMUS: Expectativas de la iluminación. Tú estás dando clases en la Nueva Tierra. Estás enseñando a todos estos seres angélicos que están avanzando en su marcha, preparándose para bajar a la Tierra, y tú estás como riéndote disimuladamente para ti, porque sabes cómo es en verdad. Y por supuesto ellos están todos emocionados y tú estás en alguna de las preparaciones finales enseñándoles sobre las expectativas de la iluminación. Ellos están en un curso avanzado. Les has contado todo sobre los modos de los humanos – los modos raros e interesantes de los humanos – pero ahora estás diciendo: “Cuando sea su momento, después de unas cuantas vidas, y pasen por estas diferentes encarnaciones, entonces van a empezar a, lo que ellos llaman, despertar y volverse iluminados”. Y ahora les estás contando algunas de tus experiencias – tus experiencias humanas – con tus expectativas de cómo sería la iluminación.

Así que tú diles…

ANDY: Que honestamente no tenía ni idea (risas).

ADAMUS: ¡Esa fue muy buena!

ANDY: Honestamente no sabía qué esperar, pero sabía que ser un humano se sentía bastante extraño.

ADAMUS: Sí.

ANDY: Esa sensación cuando era niño en que, “¿Por qué no puedo volar? Sé que puedo, pero ahorita no puedo. ¿Qué está mal conmigo?”.

ADAMUS: Sí.

ANDY: Y supongo que al parecer la iluminación me dijo que podía ser normal otra vez, lo cual sería un humano anormal. ¿Tiene sentido eso?

ADAMUS: Absolutamente. Absolutamente. De regreso a un estado natural.

ANDY: Sí.

ADAMUS: Esto es anti natural. Esto es muy anti natural.

ANDY: Estoy de acuerdo.

ADAMUS: Porque es limitado.

ANDY: Sí.

ADAMUS: De manera que está regresando al estado natural. Entonces ¿tú sabías eso en principio cuando empezarte esto del despertar?

ANDY: Yo… umm… era más una sensación que un conocimiento.

ADAMUS: Claro.

ANDY: Porque se sentía bien no ser tan humano.

ADAMUS: Claro. Bien. Sí. Bien. Entonces cómo definiríamos esto, “¿Regreso al estado natural?”.

ANDY: Eso está muy bien. Sí, me gusta eso.

ADAMUS: Claro. Yo lo inventé.

ANDY: Sí (risas). Sí.

ADAMUS: Es mi cumpleaños. Miénteme (más risas y Adamus también ríe). Pues entonces la pregunta es, ¿has regresado a ese estado natural?

ANDY: Sí parece haber ahí alguna programación en el camino que… al parecer lleva tiempo lidiar con ella.

ADAMUS: Sí.

ANDY: Porque – sociedad, compromisos.

ADAMUS: Claro.

ANDY: Rollos materiales.

ADAMUS: Sí, sí.

ANDY: Parecen entrometerse a veces.

ADAMUS: ¿Y yo podría proferir algo más también?

ANDY: Oh, por favor.

ADAMUS: ¿Quizá sea que al parecer solo estás divirtiéndote mucho con ello?

ANDY: Bueno, existe eso.

ADAMUS: Existe eso.

ANDY: Existe eso.

ADAMUS: Tú sabes, porque…

ANDY: Solo estar aquí es mucha diversión, tú sabes, aquí y todo.

ADAMUS: Porque cuando eres iluminado, obviamente, el ser se marcha (risas).

ANDY: No estoy seguro de estar de acuerdo con eso.

ADAMUS: Bien. Bien. Yo tampoco estoy seguro de haberme referido a ello como verdad (más risas).

ANDY: Okey. Sí, sí, porque realmente es como divertido tropezar y caer sobre tu cara y ser humano.

ADAMUS: Al parecer lo es. Al parecer lo es.

ANDY: Pero sí también se hace viejo después de un rato.

ADAMUS: Al parecer lo hace.

ANDY: Sí.

ADAMUS: Entonces solo por curiosidad, ha habido muy pocos Maestros Encarnados. La mayoría, ellos – ¡chasquido! se marchan de inmediato. Así que digamos que tú vas a ser iluminado y todo

ANDY: Yo voy a ser.

ADAMUS: Sí. Oh sí. ¿Y ya no vas a tropezar?

ANDY: Ehh, tú sabes.

ADAMUS: ¿No piensas que Jesús alguna vez trastabilló sobre una roca en la noche y se rompió la cara?

ANDY: Bueno, yo podría ser el primero.

ADAMUS: Sí, sí.

ANDY: Yo, tú sabes, yo siempre he tenido la tendencia a ser como torpe.

ADAMUS: ¿No piensas que Jesús alguna vez tuvo unas migajas de pan en su barba y caminó por ahí todo el día y quizá unos cuantos bichos ahí dentro, y…?

ANDY: Ohh sí.

ADAMUS: … solo como la nariz goteando y… (risas). Sí.

ANDY: Sí, yo… sabes, probablemente tengas razón. Probablemente lo hizo. Sí.

ADAMUS: Sabes, yo pensaría que al Maestro Encarnado sencillamente no le importa en realidad. Tiene unas cuantas migajas en la barba – no importa. De hecho, yo casi apostaría que tantos de ustedes de hecho van a hacer cosas deliberadamente, como tener una manchita, saben, ahí mismo, y entonces la gente estará, saben, a lo largo de todo el día estarán como… (hace señas como si ellos estuvieran señalando la mancha) y luego ustedes andan como… (hace una tonta sonrisa burlona; risas) ustedes saben. Y como, saben, usar calcetines de dos colores diferentes. ¡Qué horror! O hacer cosas que de otra manera no harían normalmente y quizá estar un poco avergonzados.

De hecho yo pienso que ustedes van a salirse de su camino para hacer algunas cosas al parecer groseras y desagradables solo porque por fin pueden, y realmente ya no les tiene que importar, porque si son un Maestro Encarnado, ¡y qué! ¡Y qué! ¿Tienen esa espinaca en sus dientes? En vez de intentar quitarla, se ponen una en el otro diente (risas). Y caminan por ahí todo el día sonriéndole a la gente, y luego te ríes para ti mismo, cuando ellos están al parecer como… (está haciendo ademanes; más risas). Y entonces unos cuantos van a tratar de, saben, hacerles señas y… (más ademanes y risas).

De verdad, nos reímos de ello, pero llegará a un punto en que ustedes van a tratar de… porque han estado tanto tiempo en la represión y siguiendo las reglas y no teniendo espinaca en sus dientes, que finalmente pueden hacerlo y no les importa. De verdad no les importa. Solo lo dejan ser. Sí. Bien. De hecho, lo usan con los otros como una especie de leccioncita para dejar de meterse en tal bache. Entonces y qué si se les olvidó ponerse la camisa en la mañana (risas).

Siguiente. Expectativas de la iluminación. Sí. Unas cuantas más y llegaremos al tema.

LINDA: ¿Eso quiere decir que puedo usar rellenos para el trasero si se me antoja? (Algunas risas) (Más temprano ella había estado usando algo así como broma para aparentar que su trasero en mucho más grande).

ADAMUS: ¿Te lo quitaste?

LINDA: ¡Sí! No, ¡me los dejé! (Más risas).

ADAMUS: Sí, Kathleen. Expectativas. Cuáles – tú tenías muchas expectativas de la iluminación. Hemos hablado de muchas de ellas. ¿Cuáles eran? Sí, por favor.

KATHLEEN: Bueno, esta es más sobre tener un alma gemela.

ADAMUS: Sí, sí.

KATHLEEN: Esa fue una expectativa que puedo soltar.

ADAMUS: Sí.

KATHLEEN: Sí.

ADAMUS: ¿Por qué tenías la expectativa de un alma gemela?

KATHLEEN: (Suspirando). No sé (el público dice “Ohhh”).

ADAMUS: ¡Egh, egh, ohhhhh! ¡Oh, oh, ohhhhh!

KATHLEEN: Esa no fui yo (muchas risas y aplauso).

ADAMUS: Oh, eso es – ¡me gusta eso! Vean Shaumbra, ¡se están haciendo mejores! Se están haciendo rápidos, rápidos, muy rápidos. Okey. ¡Oh! Estoy tan orgulloso de ti. Sí. Bien. Hiciste que ese descenso en picada casi se estrellara y quemara.

KATHLEEN: Mi alma gemela soy yo.

ADAMUS: Sí, pero… sí, absolutamente.

Visita Wadie.com

KATHLEEN: Sí.

ADAMUS: Sí.

KATHLEEN: Soy yo.

ADAMUS: Pero al principio no te dabas cuenta de eso, y estabas buscando desesperadamente a Steve, buscando esa alma gemela y entonces un montón de decepción, querida, mucha congoja, y mucha agonía.

KATHLEEN: Pensé que la había encontrado.

ADAMUS: Sí.

KATHLEEN: Fue una expectativa de que era perfecto. No fue perfecto, porque siempre me estuve buscando a mí misma.

ADAMUS: Sí. Gran congoja – y de hecho nos vamos a dirigir hacia eso en un momento – pero a algo tan profundo como buscar a tu alma gemela. Y tú piensas – tú, la humana – piensas que estás tan bien, tan llena de verdad, esto es todo lo que importa, esto es todo – si el Espíritu te garantizara solo esto – y luego de hecho vas, proyectas eso hacia afuera, sales a buscarlo. Incluso encuentras a alguien que en realidad es como carne para perros (risas), y en tu imaginación tratas de crearlo para que sea esta alma gemela. Tratas de encontrar excusas. Incluso empiezas a compartir historias de vidas pasadas que tuvieron juntos, que en realidad no tuvieron juntos, y tratas de fabricar esta cosa. Es una de las más profundas, verdaderamente una de las más profundas, y luego la desilusión. La desilusión de que él no es – o ella no es – lo que pensabas. Y él o ella solo estaban tratando de robar un poco de energía o un poco de intimidad o un poco – un poco, um, eh…

EDITH: Sexo.

ADAMUS: … ¿sexo?

LINDA: ¡Oh!

ADAMUS: Sí. No, tienes razón, un poco de sexo. Yo iba a decir “una pequeña medianoche en el oasis”. Estoy tratando de ser un poco más… (risas). Pero sexo. Sexo. Cualquiera que haya sido. O tenía algo de verdad en el momento. Quizá estuvieron juntos en el pasado. Quizá habían estado juntos desde hace mucho, mucho, mucho tiempo antes de la Tierra, pero el interludio fue solo parte de la iluminación, asumiendo que fue parte de la llegada a ti misma. Pero conduce a una desilusión en ti misma profunda y oscura – “¿Por qué tuve estos pensamientos alguna vez? ¿Qué estaba yo pensando? Estoy toda equivocada”. Verás, empiezas a juzgar eso, y no lo hacías. No lo hacías.

Así que por supuesto, sí, tener un alma gemela, y finalmente descubrir (a) no necesitas ninguna; (b) tú eres el alma gemela

Ahora bien, te diré esto. Lo que sí sucede es que una vez que llegas a ese amor a ti misma, entonces puedes verdaderamente encontrar a alguien. Ya no son un alma gemela, pero es un ser con el que puedes disfrutar la vida de una manera libre y abierta sin toda la obligación, y entonces es solo pura diversión. Sí. Llegará. Lo hará.

LINDA: ¿Uno más?

ADAMUS: Claro. Expectativas de la iluminación. Joshua, ¿cuáles eran las tuyas?

JOSHUA: Yo esperaba ser un poco más sabio y más perceptivo.

ADAMUS: Sí. Define sabio. ¿Qué quieres decir con eso?

JOSHUA: Conocer el por qué, los por qué y los cómos de lo que está sucediendo en mi vida, o no en mi vida.

ADAMUS: Sí, entonces ser sabio y perceptivo. Interesante. Interesante. Tú eres uno que ha estudiado mucho, mucho, mucho más que la mayoría de cualquiera que esté aquí o viendo en línea. Tienes una inteligencia increíble, un cerebro muy en armonía. Estabas en este sendero de estudiar la física, el cosmos, religiones, metafísica, todo lo demás. ¿Qué pasó?

JOSHUA: Bueno, yo entiendo ciertas cosas específicas pero no mucho más que eso, y en su mayor parte solo se puso menos y menos interesante.

ADAMUS: Sí. Y otras cosas que sucedieron que, tú sabes, te llevaron a decir: “No solo se trata de estudiarlo”. Tú nunca – tú jamás – comprenderás a Dios o a ti mismo en tu mente. No puede ser hecho. Simplemente no puede. Puedes estudiar. Puedes aprender de los Maestros. Puedes aprender de ti mismo, de tus vidas pasadas, hasta cierto punto. Pero luego se trata de lo que llamarías el corazón. Se trata de permitir. Se trata de ir a un nivel enteramente diferente que es sin limitaciones o explicaciones. Llega a un cierto punto en todo esto que no puede ser y no debería ser explicado. Es sentido y experimentado.

Así que ¡bum! – tú tenias esta mente increíble, mente poderosa, de hecho trataste de usar tu mente para la manipulación energética; llegas a un punto, chocas contra esa barrera y básicamente ya no funciona. Es devastador para la mente descubrir que no sabe ni nada (algunas risas). No sabe.

SART: ¿)(/&%$! (risas).

ADAMUS: Entras en la desesperación. Ello conduce a la depresión – depresión mental – porque la mente pensaba que ella era Dios, pensaba que era el orden más elevado de las cosas, y entonces descubre que no lo es. No lo es para nada. Es sumamente limitada.

La verdadera sabiduría, mi amigo, la verdadera sabiduría y percepción es simplicidad, destilar todo hasta su esencia. No puede ser puesta en las matemáticas. De hecho, ni siquiera puede ser puesta en palabras o fórmulas o nada. Destílalo hasta la simplicidad.

La simplicidad, si no te pones cabezón con eso, es simplemente “Yo existo. Yo Soy el que Yo Soy”. Entonces es cualquier cosa que quieras.

Tú empiezas a pensar en ello, empiezas a tratar de analizarlo – “¿Qué es Yo Soy el que Yo Soy? ¿Cuántas sílabas tiene?”. Tú sabes, “¿Qué momento en una luna llena es el mejor momento para decir las palabras?” – te fuiste. Tú puedes sencillamente estar en la experiencia. “Yo Soy el que Yo Soy”.

De manera que te concediste la hermosa experiencia de salir de tu mente. Devastador, al principio; hermoso ahora. Recuerda, simplicidad. Ah. Bien. Gracias.

Okey. Uno más. Ustedes están en la Nueva Tierra. Están dando clase. Yo me estoy divirtiendo. Bien ¿Sí?

SUSAN: Yo pensé que iba a ser más como todos esos Maestros Ascendidos sobre los que leo.

ADAMUS: Ah, sí (Adamus hace un sonido de disgusto; algunas risas).

SUSAN: Y… y… y… ¿dónde estaban todas la mujeres?

ADAMUS: La mejor pregunta que he escuchado hoy. ¡Las mujeres! Ahora bien, dos partes aquí. Dijiste que pensabas que ibas a ser como los Maestros del pasado, la expectativa de los Maestros del pasado.

SUSAN: Sí.

ADAMUS: Sí. No es cierta ¡No es cierta!

SUSAN: Mm-mm.

ADAMUS: Ellos son viejos y bruscos (risas). Hay tantos balances escritos sobre ellos.

SUSAN: Descubrí eso.

ADAMUS: No es cierto para nada.

SUSAN: Mm hmm.

ADAMUS: Y ustedes son llevados a sentirse culpables si dicen que Jesús tuvo sexo o… ni siquiera era un Maestro Ascendido. Era solo un colectivo. No era tan bueno como Un Maestro Ascendido, solo un colectivo. Era solo el potencial de ustedes. No era un ser real.

Sería considerado un sacrilegio decir eso – y por cierto, voy a hacer una declaración; él no es un Maestro Ascendido, algunos piensan que lo es – mas Mahoma, que se rascaba sus axilas y su ingle (Linda queda boquiabierta). Y es como, hah, ustedes saben. Y tenía días realmente malos con su pelo. No me importa. Y algunos de mis mejores amigos son musulmanes (algunas risas). Eso es chistoso. Ellos van a venir a mi fiesta hoy en la noche No beben, por supuesto, o tienen sexo, pero vienen a mi fiesta (más risas). Me gusta tenerlos en las fiestas porque no tienes que darles mucho vino. ¡Está bien reírse! ¡Maldición!

LINDA: ¡Ja, ja, ja!

ADAMUS: Está bien reírse. (Adamus ríe).

Así que los viejos Maestros, ohh, lo hicieron tan difícil. Y uno de mis verdaderos deseos es tenerlos a ustedes sacando toda esta basura de su mente sobre Buda o cualquiera de los otros. Ustedes tienen los altares. ¡Oh! ¡Altares! Altares. Desearía que alguien alterara el altar. ¡Quémenlos! Están glorificando algo (a) que no es cierto y (b) es realmente, en verdad viejo.

SUSAN: Sí.

ADAMUS: Solo quémenlos todos. Si van a tener un altar, pongan su propio retrato ahí arriba.

SUSAN: Un espejo.

LINDA: ¡Ohhh!

ADAMUS: Puede parecer un poco raro, al principio, las otras personas entrando a su casa y – “¿No solía haber una estatua de María ahí arriba (risas) y ahora tienes tu retrato?”. Pero eso es bueno. Vean, a ustedes no les importa, y tampoco les importa que tienen espinaca en sus dientes. “¡Claro! Yo soy un Maestro Ascendido. ¡Ese soy yo!”. (Más risas cuando besa un espejo imaginario).

Y ningunas mujeres. ¿De qué se trata eso?

SUSAN: ¿De qué se trata eso?

ADAMUS: ¿Las mujeres no pueden ascender? (Alguien grita “¡Sí!”). Bueno, cómo es que no… mujeres, ustedes han estado siguiendo historias de Maestros que son de hombres. ¿Qué está mal con eso? (Alguien dice “La historia”). La historia de él (N. de T: Juego de palabras en inglés: History=Historia; His story=la historia de él). Si, la historia de él. Quan Yin, ¿ella era ascendida? (Alguien dice “Sí”). ¿Era una mujer? (Alguien más dice “Sí”). ¿Le importaba? No. (Adamus ríe).

Existen más, primero que nada, más mujeres en las viejas Escuelas de Misterio de lo que teníamos hombres, por extraño que parezca. Hay más Maestros Ascendidos que venían de su última vida en el cuerpo femenino. ¿Por qué es eso?

Podían hacerlo tranquilamente, porque todos los hombres estaban corriendo por ahí teniendo guerras o aporreando sus pechos por Jesús (algunas risitas). Y las mujeres podían sencillamente quedarse en casa y, saben, cuidar la casa, pero en realidad cuidar de ellas mismas.

Existen más, dirían ustedes, mujeres – pero no son mujeres – en el Club de los Maestros Ascendidos.

SUSAN: Claro, claro.

ADAMUS: Aunque a mí como que me gustaría eso. Yo era un hombre, así que… Pero hay más que venían de encarnaciones femeninas, porque ellas podían. No tenían las exigencias y la presión encima.

SUSAN: Mmm.

ADAMUS: Sí.

SUSAN: Okey.

ADAMUS: Y de hecho también es un poco más fácil para las mujeres. Es más fácil para la energía femenina. Sí, un poquito más intuitiva y menos rígida. Sí. Pero tienen un tiempo más malicioso pasando por la iluminación (ligero aplauso). Eso fue chistoso (risas). ¿Es cierto eso o no? Sí. Gracias. Bien.

Okey, ya hemos terminado con las expectativas.

Boten las Expectativas

Ustedes tenían un montón de expectativas de la iluminación, y si sumamos todas estas, la mayor parte de ellas están aquí en el rotafolio, mas la de que van a ser perfectos. Todo va a ser grandioso. Ustedes van a tener mucho dinero. A todo mundo le caerían bien. Como resulta, no tienen dinero, a nadie le caen bien en realidad, no son perfectos y no van a ser como los Maestros del pasado – gracias a Dios. Gracias a Dios.

Cada uno de ellos les dirá – pregúntenle a cualquier Maestro con quien se topen – ellos les van a decir que, “No lo hagas como yo lo hice”. Eso es lo que van a decir. Ellos no quieren que ustedes pasen por la dificultad. Y fue una era totalmente diferente. El tiempo era diferente en ese entonces, literalmente. En serio, el tiempo era diferente en ese entonces. La energía era diferente. La conciencia era diferente. Todo. Ellos los van a animar a hacerlo de una manera diferente, ojalá sin el grado de sufrimiento y angustia por el que ellos pasaron.

Así que por favor, empezando en este momento, boten las expectativas de la iluminación. Bótenlas. Déjenlas ir. Cuando lo hagan, entonces pueden dejar que las dinámicas auténticas de la iluminación empiecen a entrar, al igual que algunas de las alegrías de la iluminación.

Dos Dinámicas

Así dicen ustedes: Entonces ¿por qué no he realizado mi iluminación? Eh, un montón de razones, pero yo voy a decir que hay dos que voy a pedirles que verdaderamente sientan entre ahora y cuando nos reunamos el próximo mes para nuestra nueva Serie. Por cierto, voy a llamarla la Serie del Descubrimiento. Ustedes van a empezar a descubrir cuán iluminados son en realidad.

LINDA: Hmm (aplauso).

ADAMUS: Sí. Gracias. Sí. En otras palabras, nuevamente, menos plática, más diversión. Sí, definitivamente.

Existen dos dinámicas mayores en juego ahora mismo, y ustedes están jugando dentro de ambas, que están causando algo de esta ansiedad y confusión y sentirse atascado. Existen dos mayores. Hemos estado hablando de las expectativas – ¿quieres escribir eso, “Expectativas”, en la siguiente hoja de papel hasta arriba? (a Vili). Expectativas.

~ Aspectativas de la Iluminación

La siguiente que les voy a pedir que realmente observen entre ahora y nuestra próxima reunión es los aspectos que ustedes han creado, mandado allá afuera en su búsqueda de la iluminación. Ustedes los crearon hace mucho tiempo en vidas pasadas, pero muchos de ellos realmente se pusieron de manifiesto en esta vida. Ustedes han creado no solo uno, no solo dos, sino docenas de aspectos de la iluminación. Así que yo voy a llamar a estos aspectos de su expectativa de ser espiritual, de ser iluminado, de ser un Maestro, voy a llamarlos aspectativas (alguien dice un poco sarcásticamente “¡Ja, ja, ja!”; algunas risas). Los ayudará a recordar. Es mi cumpleaños, por favor un aplauso (la audiencia responde “¡Ju ju!” y aplaude). Yo recibo gemidos y gruñidos.

Ustedes tienen expectativas, tienen aspectativas de la iluminación. Estos son aspectos literales, muchos de ellos, y lo interesante es que no todos están al unísono uno con otro. No todos están en armonía uno con otro.

Ustedes tienen muchos aspectos distintos, y me gustaría que realmente exploren estos, porque tienen un aspecto que todavía – ¡oh! esto me vuelve loco con ustedes – todavía se ve como un ser inculto, al Maestro como un ser palurdo y en su vestimenta tosca y ningunos zapatos en sus pies y con una tacita mendigando de puerta en puerta pensando: “Bueno este, el Maestro, el verdadero ser iluminado tiene pobreza”. Es la cosa del ojillo de la aguja. Ustedes aceptaron eso en alguna parte a lo largo de la línea, alguna programación que entró. Lo aceptaron entonces como propio y lo han acarreado por ahí.

Tienen otro aspecto de la iluminación que ha escuchado algunas de las palabras de Tobías y mías y dice: “Bueno, no, tú necesitas ser próspero, abundante”. ¿Y qué sucede con estos dos aspectos? ¡Puf! ¡Puf! (Peleando). Así. Y uno dice: “Sí, pero deberíamos ser abundantes”, y ustedes al parecer prefieren ese, pero el otro que es uno viejo y profundamente arraigado está diciendo: “No, pero tenemos que ser pobres. Tenemos que estar ahí para servir a todos los demás. Tenemos que cuidar al mundo”. Y estos están en conflicto.

Ustedes tienen los aspectos de la iluminación que dicen: “Tengo que estudiar. Tengo que saber todo. Tengo que conocer a todos los filósofos. Tengo que saber todo lo que Jesús alguna vez dijo. Tengo que conocer todas las religiones del mundo. Tengo que…”. Y tienen al otro aspecto que dice: “Nada de eso importa. Nada de eso importa en realidad”, y ellos están teniendo esta – a veces es una batalla y a veces el aspecto intelectual de la iluminación empezará a vomitar todos sus rollos mentales – hechos y números y fechas – tratando de ser condescendiente con este aspecto que está buscando la simplificación. Y abrumará a ese aspecto simple con todo su intelecto y cuán listo es y hará que este otro aspecto se sienta estúpido, como, “Oh, supongo que sencillamente no sé nada de la vida. No soy merecedor de la iluminación”. Vean, ellos están luchando de acá para allá.

Ustedes tienen el aspecto que dice: “Iluminación – tengo el cuerpo perfecto con un brillo alrededor por supuesto, que nunca envejece y huele como las galletas con trocitos de chocolate”. (Unas cuantas risas). Y luego tienen el aspecto iluminado que dice: “Esta cosa del cuerpo físico es tan temporal y realmente ha sido la limitación de mi iluminación. Es mi físico el que me está absteniendo de ella”. Y otro aspecto que dice: “Pero en la iluminación voy a llevar a mi cuerpo físico a mi Tercer Círculo y al Club de los Maestros Ascendidos para la fiesta de Adamus”, y esos tres están luchando uno con otro y batallando. Ustedes tienen estas aspectativas de la iluminación. Me gustaría que se hagan conscientes de ello.

Pues el peligro en eso, o la dificultad en eso, es que ustedes van a hurgar dentro de ello, dentro de estos aspectos, y sentirlos, y Aandrah sabe exactamente lo que ocurre. Ellos entran y tratan de atraerlos a ustedes hacia ellos, haciéndolos pensar que ustedes son ellos. Así que observen desde una distancia. Observen desde un lugar de neutralidad. No se involucren en los rollos de ellos. No se involucren para nada. Solo observen cómo funcionan.

Sí, ellos son partes de ustedes, absolutamente. Pero ustedes pueden observarlos y ver cómo todas estas aspectativas – sus expectativas de la iluminación – están persistiendo por ahí afuera.

Ahora bien, lo que vamos a hacer, lo que ustedes van a hacer es integrarlos a todos. Van a integrarlos a todos, no por la fuerza, no por el intelecto. Los van a integrar tomando una buena respiración profunda hacia dentro del Yo Soy. Toman una buena respiración profunda hacia dentro de ustedes, hacia dentro de su verdad, hacia dentro del amor a ti mismo.

La manera de integrar los aspectos es por amarte a ti mismo. Ustedes no cometieron ningunos errores a lo largo del camino. Se van a reír de eso algún día. No han cometido ningunos errores. No han hecho nada mal. No tienen ningún karma malo, nada de eso. Así que eres libre de amarte a ti mismo. No debiera haber ninguna culpa, ningún remordimiento. Eres libre de amarte a ti mismo.

Así que esas son las aspectativas – o expectativas – de la iluminación.

Saco esto a colación ahora porque, especialmente mientras seguimos adelante hacia nuestra Serie del Descubrimiento, no queremos a todos esos persistiendo por ahí. Queremos que ustedes sean capaces de (a) identificarlos, ver cómo funcionan en ustedes; (b) integrarlos por amarte a ti mismo; y (c) usar las dinámicas de todos esos aspectos, puesto que ellos los han estado sirviendo a ustedes. Ellos han estado buscando versiones de la verdad. Han estado buscando dentro de diferentes potenciales para ustedes, y toda esa energía viene y les presta servicio a ustedes. .

~ Proyectativas

Entonces siguiente, y la más difícil para hablar de ella, es las otras personas.

LINDA: Mm.

ADAMUS: Mmm. Mmmm. Oh, ¿tenemos que ir allá? (Kerri se levanta por una bebida). No te puedes salir ahora Kerri (risas).

KERRI: Yo no tengo miedo.

ADAMUS: Las otras personas, y no voy a ser popular por decir esto, pero no me importa.

ADAMUS: Quizá la barrera más grande para su iluminación sea las otras personas. Y mientras otros considerarían que esa es una afirmación muy ruda, egoísta, tratando de romper familias y todo el resto de eso… las familias se rompen por sí mismas, independientemente de la iluminación. Eso fue chistoso (unas cuantas risas). No tiene nada que ver con la iluminación. Es las otras personas. Y más específicamente, es las otras personas que son las más cercanas a ustedes – sus compañeros y cónyuges, sus hijos, sus padres, sus hijos, sus padres, sus hijos, sus padres (riendo), sus otras personas significativas, sus compañeros de cama, Edith. Esos son los más…

EDITH: Yo desearía tener algunos compañeros de cama (risas).

ADAMUS: Esas son algunas de las cosas más placenteras en su vida y también las cosas que verdaderamente están guardándolos de la realización de su iluminación.

Entonces ¿qué hacer? ¿Empacar sus maletas? ¿Escapar de mala gana? ¿Ir a vivir solo al bosque? No necesariamente. No necesariamente.

Solo empezar a darse cuenta desde este momento en adelante que estas personas que son las más cercanas a ustedes, estas personas que son las más, más cercanas, son en las que ustedes proyectan sus desequilibrios, proyectan sus miedos, proyectan sus vacíos, proyectan sus botones en ellos. Proyectan a su sí mismo, sus desequilibrios directo en ellos, y porque ellos los aman, los aceptan. Y, por cierto, ustedes también lo hacen por ellos. Es como que ellos son su espejo y ustedes son el de ellos.

Ellos les han permitido a ustedes arrojarles todos sus rollos y hacerlos devolvérselos. Ellos son unos de sus más grandes maestros de todos, pero llega un punto en que ustedes no deberían proyectarse en otros. Así que cuando digo que es las otras personas – los amados, los más cercanos a ustedes – es que de hecho ustedes se lo están haciendo a ellos, están poniendo sus rollos en ellos para que ellos puedan devolverlo.

Ellos aprietan los botones de ustedes, porque ustedes les dieron sus botones para apretar. Ellos les provocan la mayor congoja, porque ustedes les dieron su corazón para devolvérselos. No es que sean mala gente. De hecho, son gente maravillosa y los aman, y han soportado mucho, precisamente como ustedes soportan mucho de ellos. Pero toda esta práctica de usar otras personas para descubrir al sí mismo necesita llegar a un fin (Alguien grita ”¡Amén!”). Amen. ¡Hay una reactivación de la reunión! ¡Oh amén! ¡Amén! (Alguien chifla y aplausos).

Todos se lo hacen a todos los demás. Y, por cierto, esa es la razón por la que tantas relaciones no funcionan o no duran mucho tiempo, porque en un cierto punto ustedes ya no pueden soportar verse a través de esa otra persona. Los culpan a ellos, por supuesto, pero sencillamente ya no pueden soportar verse a través de ellos. O en un cierto punto ustedes se dan cuenta de que ya no necesitan hacer eso el uno con el otro.

De manera que la pregunta surge, ¿existe esperanza para las relaciones verdaderas, genuinas y puras? Depende de ustedes. Depende de ustedes. Pero la mayoría de las relaciones con cualquier humano están en este juego de proyección – proyectarte en ellos; no como un pescador (N. de T. en el caso de un pescador la traducción exacta sería naufragarte en ellos lo cual cambiaría el sentido general del texto), sino proyectarte* en ellos.

*Como en un director de reparto para una película.

De manera que mientras estamos en esta disertación de las expectativas, voy a llamar a esto proyectativas (la audiencia responde con gruñidos y risas). ¿Te importaría escribir esa? (A Vili). Porque ellas también son su reparto, como un reparto de caracteres en una obra o un show de televisión. Ellos son su reparto. Son sus caracteres. Pero llega un momento en que se convierte en un show de una sola mujer o un solo hombre. Ustedes están solos. Es su escenario. Ya no usando a otros. Eres tú parado solo, en la Presencia Yo Soy de ti mismo.

Cuando llegas a ese punto, cuando puedes ser sincero respecto a ello, cuando solo es el Yo Soy en el escenario, no este reparto de otros humanos con los cuales te has rodeado, entonces te das cuenta de algo hermoso: Que existe el reparto de ti mismo y todos los aspectos magnificentes que alguna vez hayas tenido, todos los muy integrados aspectos y que en realidad ya no necesitas a los otros. No los necesitas de la manera en que los has estado usando en el pasado.

Entonces aquí está el dilema: Tú estás con alguien, tienes hijos, tienes un compañero, incluso padres, y está todo este juego que ha estado siendo jugado – tú descubriéndote a ti mismo a través de ellos – y tiene que llegar a un final, en un cierto nivel de iluminación o conciencia.

Ahora bien, va a haber gente que saque esto de contexto, y ellos van a decir: “Adamus está diciendo dejen a sus familias. Dejen a sus bebés. Aléjense de sus padres. No los cuiden”. Yo no estoy diciendo eso. Quiero ser muy claro sobre esto. No estoy diciendo eso.

Estoy diciendo termina el juego. Termina cómo usas a otros para verte a ti mismo. Termina cómo usas a otros, ya sean guías, ángeles u otros humanos o cualquiera de ellos, para ayudarte a descubrirte tú. De este punto en adelante, eres tú descubriéndote a ti. No puedes hacerlo a través de tu esposo o esposa o a través de tus hijos o cualquier otro.

Cuando haces esa elección en tu interior de que vas a liberar ese tipo de relación, ¿ella cambiará? ¿Cambiará la relación física que tienes con ellos? ¿La energética? ¿Kármica? ¿Ellos se alejarán? Quién sabe. No importa.

Les diré esto: Ustedes no tienen que hacer nada. No tienen que ir a casa y decir: “Oh, Adamus nos presionó hoy. Ahora tengo que tomar una decisión. ¿Debería dejar al vago de mi marido?”. Yo no estoy diciendo eso para nada.

Solo se trata de que ustedes hagan la elección para cambiar las dinámicas, las proyectativas de la iluminación. Eso en sí mismo cambiará las dinámicas de las otras relaciones. Ustedes no tienen que hacer nada. No tienen que llamar al abogado de divorcios mañana. Sencillamente se equilibrará a sí mismo naturalmente.

Ahora bien, eso no significa que no vaya a haber algo de drama y agitación, porque los humanos son humanos, y en el minuto que alguien siente que los garfios de ellos están siendo sacados de ustedes, que los garfios de ustedes están siendo sacados de ellos, se molestan. Ellos se molestan. “¿Qué te pasa? ¿Qué estás haciendo en esa reunión de culto? ¿Qué te están diciendo?”. Ustedes saben, todas estas otras cosas. Ahí es cuando toman una respiración profunda. Podría haber algunos cambios de la dinámica de la energía teniendo lugar.

Por otro lado, podría ser la cosa más hermosa, el regalo más hermoso que le hayan dado a esta otra persona o a ti mismo. Es una liberación. Es una liberación de algunas sujeciones muy viejas de la energía.

Así que probablemente, yo diría, de los diez asuntos a la cabeza, represiones, preocupaciones por la iluminación, es estas otras personas. Es estas otras personas. Ustedes no quieren hacerlo porque tienen miedo que pueda lastimarlos a ellos. No quieren hacerlo porque ha habido tanta dinámica que han tenido uno con otro por tantos años. Puede que ustedes no piensen que están listos para salir de eso.

Pero, mis queridos amigos, como dije al principio, llega a un punto en su realización de la iluminación en que ya no hay muchos guías alrededor. Llega a un punto en que no hay un montón de amigos como ustedes han tenido amigos antes. Llega a un punto en que no hay un montón de otros humanos, relaciones como han tenido relaciones. No significa que se hayan ido, solo significa que ellos cambian.

Yo no puedo decirles si ellos se van a marchar o no. No puedo decirles qué suceda, pero este es el punto en que toman una respiración profunda y asumen que se trata de la iluminación. Y asumen que lo están haciendo en el amor más grande, primero a ti mismo y luego a los otros con los que han compartido amor. Este es el punto en que asumen y confían que es el júbilo del Yo Soy.

Tomemos una respiración profunda con eso.

Merabh para la Libertad

Mientras llegamos al final de la Serie de la Libertad, solo hagamos una corta merabh para la libertad. Bajemos las luces, un poco de música merabheña de fondo, si quisieras, John.

(Empieza la música)

Merabh, tan hermoso momento. Al parecer hoy hemos aumentado las energías, tal sensación en el salón. Ahora podemos solo tomar una respiración profunda. Ya no necesitan batallar con nada. Ni siquiera necesitan pensar sobre lo que hablamos hoy. No necesitan trabajar en ello. No tienen que estudiarlo.

No hay que rogar por ello.

Una merabh es un momento hermoso en que sencillamente permiten.

No hay manipulación de energías.

Es solo tomar una respiración profunda.

Estos pasados diez Shauds hemos hablado de la libertad. De hecho, en realidad hemos hablado de las limitaciones. Durante los diez Shauds, solo amorosamente liberando limitaciones una por una.

Oh, a veces puede ser absolutamente aterrador. Pero también tan liberador, tan emancipador.

Hemos hablado de liberarnos de las limitaciones de la mente humana, el aspecto humano. Un ser tan amorosos que es ese aspecto humano, tan resistente. ¡Oh! Tan dispuesto a hacer lo correcto, pero sintiendo en la oscuridad más o menos qué es lo correcto.

¿Qué hacemos? Nos liberamos de ese aspecto humano o sus limitaciones, permitiendo que ese amor genuino que el humano tiene se integre de vuelta al Yo Soy.

No puedo pensar en ningunos seres en ninguna parte de la creación que tengan más amor del que los humanos tienen, mas sin embargo tienen más conflictos con el amor, más desafíos. Probablemente porque el ser humano, tan amoroso, tan verdaderamente dispuesto a hacer lo correcto, que a la postre se juzgan a sí mismos tan duramente, establecen sus estándares tan altos, son tan afectados por los fracasos – lo que ellos llaman fracasos – en el amor. Aunque todo el tiempo aprendiendo más y más sobre el amor, más y más sobre el amor que ningunos seres en ninguna parte.

Aquí estamos, llegando al final de la Serie de la Libertad.

Les dio la oportunidad de considerar las cosas en su vida que los han mantenido limitados. Algunas de ellas han sido divertidas. Algunas de ellas verdaderamente han sido tan limitantes, guardándolos a ustedes de sentir y experimentar el verdadero Yo Soy aquí dentro de esta encarnación. Tan frustrante tener esas limitaciones, algunas de estas limitaciones sintiéndose como que están permanentemente sujetas a ustedes.

Así que tomen una respiración profunda dentro de la verdadera libertad.

Libertad, iluminación – ellas pueden ser usadas de forma intercambiable.

(Pausa)

Solo sientan dentro por un momento. Les pregunté antes, cuando todo esto comenzó, este sendero espiritual, este despertar, quizá hace 2,000 años, hace 800 años – no importa – ¿qué fue?

¿Qué sucedió?

¿Qué los llevó a preguntar por qué y cómo?

¿Qué los llevó a preguntar, “¿Quién soy yo?”.

(Pausa)

Eso, mis queridos amigos, eso fue un aspecto. Oh, era genuino. Era una pregunta muy válida o preguntas, pero creó un aspecto.

¿Dónde está ese aspecto ahora? ¿Dónde está esa parte de ustedes que salió a buscar?

¿Ya puede venir a casa?

¿Ya puede venir a ustedes?

¿Puede llegar al descubrimiento?

Ya no necesitando estar allá afuera, deambulando por los corredores celestiales, ¿solo puede venir a casa ahora, a ustedes ahora mismo, en este cuerpo, e iniciar ese descubrimiento?

Al parecer como sencillamente caminando directo hacia ustedes…

Solo diciendo: “Experimentemos juntos, estemos juntos. Descubramos juntos. No más búsqueda y deambular interminable. Solo estemos en la experiencia del Yo Soy. Seres libres. Seres iluminados”.

Por cierto, la iluminación no significa el final de un viaje. La iluminación es solo la conciencia del viaje, de la experiencia.

La iluminación no significa que termina. De hecho significa que empieza la diversión. Y haremos eso, cuando entremos en nuestra Serie del Descubrimiento.

Tomemos una buena respiración profunda. ¡Ahh! Buena respiración profunda.

Todas esas expectativas de la iluminación, todas esas personas en su vida que parecen retener su iluminación, al menos una buena excusa, es tiempo de movernos más allá de eso, liberarnos de eso.

Tomen una buena respiración profunda.

Mis queridos amigos, Aandrah respirará con ustedes en un momento. Yo, tengo una fiesta de cumpleaños que atender. Todos ustedes están invitados. Encuentren su propia manera de llegar. Es en el Club de los Maestros Ascendidos, su nombre está en la lista.

Y recuerden, mientras encuentran su camino para allá a través de los senderos cósmicos, recuerden que todo está bien en toda la creación.

Y así es. Gracias. (Unas cuantas personas dicen “Feliz Cumpleaños”). Y feliz cumpleaños para mí.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Los Materiales del Círculo Carmesí con Tobías, Adamus Saint-Germain y Kuthumi lal Singh han sido ofrecidos gratuitamente desde agosto de 1999,

El Círculo Carmesí es una red global de ángeles humanos, llamados Shaumbra, quienes están entre los primeros en hacer la transición a la Nueva Energía. A medida que experimentan las alegrías y retos de la ascensión, ellos se convierten en los Estándares para otros humanos en su viaje de descubrimiento del Dios en su interior.
El Círculo Carmesí se reúne mensualmente en el área de Denver, Colorado donde Adamus presenta la última información a través de Geoffrey Hoppe. Estas reuniones del Círculo Carmesí están abiertas al público y todos son bienvenidos.
Si estás leyendo esto y sientes una sensación de verdad y conexión, ciertamente eres Shaumbra. Eres un maestro y un guía para humanos y ángeles semejantes. Permite que la semilla de la divinidad florezca dentro de ti en este momento y por todos los tiempos por venir. Nunca estás solo, ya que hay familia por todo el mundo y ángeles en los reinos en torno tuyo.

Puedes distribuir libremente este texto en una base no-comercial, no-costo. Por favor incluye la información en su totalidad incluyendo estas notas al pie. Todos los otros usos deben ser aprobados por escrito por Geoffrey Hoppe, Golden, Colorado. Ve la página de contactos en el sitio web: www.crimsoncircle.com

© Derechos de Autor 2012 Geoffrey Hoppe, Golden, CO 80403

Menú de cierre

Comparte con un amigo