10 movimientos que alivian el dolor y te hacen sentir más joven

El ejercicio es importante para mantener el cuerpo saludable y ayudarlo a sentirse más joven. A medida que uno envejece, se vuelve cada vez más importante mantenerse activo. Si no lo hace, puede sentirse más viejo y cansado, e incluso puede causarle dolores y molestias.

Pero a veces el ejercicio de alta intensidad puede ser demasiado para alguien. ¡Es por eso que debe conocer los movimientos y ejercicios correctos para realizar para los beneficios que busca! Aquí hay algunos movimientos que alivian el dolor y te hacen sentir más joven .

AQUÍ HAY 10 MOVIMIENTOS QUE ALIVIAN EL DOLOR Y TE HACEN SENTIR MÁS JOVEN

1. POSICIÓN INVERSA DE LA MESA
postura de la mesa

Este movimiento es fantástico para estirar el pecho y los hombros. Después de estar sentado todo el día, es una excelente manera de descansar el cuerpo y ayudarlo a encontrar el equilibrio. Aquellos que pedalean o nadan también pueden disfrutar del alivio del dolor a medida que avanzan, ya que el movimiento brinda increíbles beneficios energéticos. Aquí es cómo hacerlo!

Paso 1: Siéntate en el suelo. Mantenga las piernas estiradas frente a usted y asegúrese de que su espalda esté recta.
Paso 2: Doble las rodillas de manera que sus pies queden apoyados en el piso. Mueve tus manos para que queden justo detrás de tus caderas y un poco a tu lado, con las palmas también apoyadas contra el suelo. Ten las puntas de tus dedos en ángulo para que apunten hacia adelante.
Paso 3: Presione hacia arriba desde sus pies y manos, con las rodillas dobladas, y levante el pecho y las nalgas hacia arriba. Inhala mientras haces esto. Su parte posterior debe mantenerse relajada mientras se concentra en sus piernas.
Paso 4: inclina tu cabeza hacia atrás suavemente, dejándola caer. Inhala y exhala mientras mantienes esta postura. Mantener entre cinco y diez segundos.
Tenga en cuenta que si tiene lesiones en el hombro, la muñeca o el cuello, ¡no debe intentar este movimiento!

2. PIERNAS ARRIBA
yoga

Descansar con las piernas en un ángulo de 90 grados es una manera fantástica de devolver algo de la circulación a las piernas y los pies, especialmente si están cansados ​​o agobiados después de un largo día. Puedes hacer este movimiento de dos maneras. Aquí es cómo hacerlo como un ejercicio de mayor intensidad.

Paso 1: Acuéstate sobre tu espalda. Ten tus brazos extendidos y tus palmas contra el suelo.
Paso 2: levante la cabeza lentamente para que su barbilla toque suavemente su pecho.
Paso 3: levante las piernas de tal manera que su espalda quede plantada en el suelo. Mueva las piernas lentamente hacia arriba hasta que estén a 90 grados de su cuerpo.
Paso 4: Baje suavemente las piernas y repita. También puede optar por mantener la posición durante unos segundos.
He aquí cómo hacerlo de la manera más suave y relajada:

Paso 1: Consiga un par de almohadas o una manta o toalla enrollada. Coloque sus cojines de elección cerca de una pared.
Paso 2: Acuéstese de espaldas al piso y coloque las caderas sobre los cojines. Su pelvis debe colocarse un poco más arriba que su pecho.
Paso 3: levante las piernas para que descansen hacia arriba contra la pared en un ángulo de 90 grados con respecto a su cuerpo. Mantenga los brazos extendidos y en ángulo hacia los costados con las palmas hacia arriba.
Paso 4: Ajústese para que su distancia de la pared sea cómoda.
Paso 5: Relájate. Cierra los ojos e inhala y exhala lenta y profundamente. Haga esto por entre uno y cinco minutos.
Tenga en cuenta que si tiene una lesión en el cuello, presión arterial alta o glaucoma, este movimiento puede no ser lo mejor para usted. También puede omitirlo si está menstruando en ese momento.

3. PROGRESIÓN NIÑO-GATO-VACA
ciática

Esta progresión es un gran conjunto de movimientos para reducir el dolor de la inflamación. En su esencia, estas poses son altamente restaurativas. Se enfocan en relajar y curar el cuerpo, reduciendo el estrés a lo largo del cuello y los hombros.

Además, estos movimientos son excelentes para hacer que te sientas más joven porque reducen el dolor en la parte inferior de la espalda al tiempo que fortalecen los músculos de la espalda para evitar el debilitamiento habitual que viene con la edad.

Aquí es cómo hacer esta progresión de movimiento:

Vamos a empezar con la pose del niño. Póngase sobre sus manos y rodillas, moviéndose para estar sentado con su peso sobre sus caderas.
Mantenga sus pies juntos, con sus dedos grandes tocando, pero tenga las rodillas abiertas.
Dobla tu cuerpo hacia el frente hasta que tu cabeza descanse contra el piso. Ten tus brazos estirados delante de ti. También puede optar por colocarlos al lado de sus lados si lo prefiere.
Sostén la postura, respirando profundamente.
Ahora, vamos a pasar a la progresión de gato-vaca. Salga de la postura del niño y levántese para estar en cuatro patas. Sus manos deben descansar sobre la colchoneta aproximadamente a la altura de los hombros, y las rodillas deben hacer lo mismo. Asegúrate de que tus hombros estén alineados sobre tus muñecas.
Inhale y concéntrese en sus abdominales mientras gira lentamente su espalda hacia arriba para que su espalda se arquee. Mientras lo hace, su barbilla debe moverse hacia abajo y tocar su pecho. Mantén la postura.
Exhala y relájate para que tu estómago se mueva hacia abajo y más hacia el piso. Ahora deberías estar arqueado en la otra dirección. Levanta la barbilla mientras lo haces.
Repita, arqueando la espalda y hacia arriba y hacia abajo, hasta 10 veces, luego vuelva a la postura del niño. Puede repetir todo el ejercicio todo lo que quiera, se recomiendan 10 repeticiones.
4. GIRO SENTADO
postura-sentado-apoyada-restaurativa

También en soyespiritual.com:   El peligro de compartir tu espacio personal con cualquier persona

Este movimiento ayuda a que su cuerpo se vuelva más flexible pero de una manera suave. Promueve la salud de la columna y ayuda a liberar la tensión de la espalda y la cadera, por lo que es excelente después de un día de estar sentado. Aquí está cómo hacerlo.

Paso 1: Siéntate para que tus piernas se crucen. Mantenga la espalda recta y los brazos extendidos, de modo que cada una de las yemas de sus dedos toque el suelo a los lados.
Paso 2: inhala y alarga tu espalda mientras lo haces. Si te sientes cómodo con él, también puedes levantar tus brazos hacia arriba.
Paso 3: exhale y gire su cuerpo con un movimiento suave y fluido hacia la derecha. Su movimiento debe comenzar desde la parte inferior de la espalda y, naturalmente, moverse hacia arriba.
Paso 4: Cuando haga esto, su mano izquierda debe moverse hasta que se coloque sobre su rodilla derecha. Mientras tanto, tu mano izquierda debe moverse para que esté apoyada contra el piso detrás de ti. Tu cabeza debe seguir este movimiento naturalmente, mirando por encima de tu hombro.
Paso 5: Sostenga por unos segundos, hasta 30. Luego inhale y vuelva al centro, luego exhale y repita, esta vez girando hacia su izquierda.
Si experimenta incomodidad mientras realiza este movimiento, doble una manta o use una almohada o almohada debajo de las caderas.

5. PERRO HACIA ABAJO
yoga para principiantes

El perro hacia abajo es probablemente el movimiento de yoga más famoso que existe. Es un movimiento básico y proporciona muchos beneficios positivos, que van desde el fortalecimiento de las cualidades hasta el estiramiento. Puede aliviar el estrés, ayudar al pensamiento positivo y aliviar el dolor de cabeza. ¡También se sabe que es bueno para el dolor de espalda y también puede mejorar la digestión ! Aquí está cómo hacerlo.

Paso 1: Comience a cuatro patas. Las caderas y las rodillas deben estar alineadas, así como las muñecas a los hombros. Haga que sus dedos se abran y se abanquen, centrado hacia el frente, y sus pies deben estar rectos y al ancho de la cadera.
Paso 2: Inhale. Mete los dedos de los pies y empuja las caderas hacia arriba para que tu cuerpo se asemeje a una forma de «V» invertida. Es posible que sus talones se levanten del piso y que sus rodillas estén ligeramente dobladas, esto está bien. Si puede, baje suavemente los talones y estire las rodillas, pero no lo empuje.
Paso 3: Relaje los músculos de su cuello y mantenga sus hombros sin restricciones. Si tiene problemas con el estiramiento de sus piernas, puede ampliar su postura. Equilibre el peso de su cuerpo entre sus pies y sus manos.
Paso 4: Mantén la postura y pasa a otro movimiento. ¡Recomendamos el tablón!
6. TABLÓN
tablones

Esta postura es fantástica para la fuerza central y también ayuda a la parte superior del cuerpo. Estas son áreas que comúnmente se deterioran a medida que envejecemos, por lo que hacer este movimiento tiene muchos aspectos positivos además de ayudarlo a sentirse más joven. Así es cómo.

Paso 1: Comience a cuatro patas. Tus hombros deben estar por encima de tus muñecas.
Paso 2: Camine con las rodillas hacia atrás hasta que estén en línea recta alejándose de los hombros. Mientras lo haces, mantén tus abdominales centrales contraídos, encogiendo tu ombligo hacia adentro para que tus caderas se mantengan erguidas.
Paso 3: Ahora, levántate sobre tus dedos de los pies para que tu cuerpo esté en línea recta y suspendido sobre la tierra por tus muñecas y dedos.
Si sus muñecas duelen cuando hace este movimiento, en lugar de usar sus manos, doble los codos y utilícelas en su lugar.

También en soyespiritual.com:   10 Hábitos Matutinos de las Personas Altamente Exitosas que las Hacen Extraordinarias

7. GUERRERO II
guerrero 2

El Guerrero II es una pose de yoga simple que ataca el dolor de rodilla y fortalece los músculos de los muslos. Dado que el envejecimiento puede debilitar las rodillas, esta es una gran postura para aliviar el dolor y hacer que te sientas más joven . También puede ayudar a que tus brazos y abdominales ganen fuerza. Aquí está cómo hacerlo.

Paso 1: Párese con los pies separados entre 4 y 5 pies de distancia. Su pie derecho debe mirar hacia adelante (hacia el lado donde se encuentra). Su pie izquierdo debe estar ligeramente hacia adentro, descansando justo en paralelo a la parte posterior de su colchoneta de ejercicios.
Paso 2: Exhale, manteniendo la parte superior del cuerpo hacia delante. Al mismo tiempo, doble su rodilla derecha hacia abajo para que descanse sobre su tobillo.
Paso 3: Inhala y levanta tus brazos hacia un lado, girando tu cabeza hacia la derecha mientras lo haces.
Paso 4: Mantenga esta postura durante hasta 30 segundos, luego repita en el otro lado.
8. SENTADILLAS
ceremonias

Las sentadillas son grandes movimientos de ejercicio. Ayudan a los músculos de la parte inferior de su cuerpo , especialmente a las pantorrillas, los quads y los glúteos, todas las áreas que tienden a perder fuerza a medida que envejecen. Tener estos músculos en forma y fuertes ayudará a prevenir lesiones no deseadas. Aquí es cómo hacer este movimiento.

Paso 1: Párese con los pies separados, preferiblemente al ancho de la cadera. Los dedos de los pies deben mirar hacia el frente.
Paso 2: Baje la parte trasera como si fuera a sentarse y descienda tanto como se sienta cómodo. Asegúrese de que su espalda se mantenga recta.
Paso 3: Mantenga la posición durante tantos segundos como se sienta cómodo, luego vuelva a su posición inicial. Repite todo lo que quieras. Recomendamos 10 repeticiones.
Para una posición en cuclillas más avanzada, intente hacer este movimiento con los pies y las rodillas juntas en lugar de separadas. Asegúrese de que sus rodillas permanezcan detrás de sus dedos de los pies si hace esto, para evitar cualquier lesión o tensión.

9. PUENTES DE GLUTE
Este movimiento funciona de maravilla para toda la parte inferior del cuerpo y proporciona tantos beneficios positivos combinados en uno. Es suave para las rodillas, ideal para los muslos y las caderas, y mejora el rango de movimiento para ayudarlo a sentirse más joven cuando haya terminado. Aquí está cómo hacerlo.

Paso 1: Acuéstate sobre tu espalda. Doble las rodillas de manera que sus pies queden aplastados contra el piso a una distancia razonable (aproximadamente un pie) de su pelvis.
Paso 2: Mete la zona pélvica y presiona los talones de los pies mientras levantas el núcleo y retrocedes hacia arriba. Tus caderas deben terminar abiertas cuando alcances la cima de este movimiento.
Paso 3: mantenga la espalda recta y la pelvis bien estirada, y mantenga la posición durante unos 5 segundos.
Paso 4: Baje de nuevo a su posición inicial y repita todo lo que desee. Recomendamos 15 repeticiones.
10. RECLINADO
Este movimiento no tiene que ver con el ejercicio, sino con el descanso y la relajación. Es excelente para reducir el dolor inflamatorio y ayuda al cuerpo a descansar y calmarse para que pueda sanar. Esto, a su vez, te hará sentir más joven. Aquí está cómo hacerlo.

Paso 1: Obtenga mantas o toallas dobladas, o algunos refuerzos o cojines. Necesitará cuatro artículos de amortiguación de su elección.
Paso 2: Siéntate en tu colchoneta. Lleve un cojín para que quede solo una pulgada detrás de donde está su coxis. Pon otro en donde descansará tu cabeza. Los dos últimos deben colocarse al lado de las rodillas.
Paso 3: Acuéstese de modo que su cabeza descanse sobre la almohada que preparó y su caja torácica cubra otro cojín.
Paso 4: Organiza tus pies para que las plantas se toquen. Las rodillas deben quedar hacia un lado con cada muslo apoyado sobre los dos últimos cojines que preparó.
Paso 5: Tus brazos deben descansar, las palmas hacia arriba, a los lados.
Paso 6: Cierra los ojos y deja que todo tu cuerpo se relaje. Respire profundamente y permanezca en la posición por hasta 5 minutos.
PENSAMIENTOS FINALES SOBRE LOS MOVIMIENTOS QUE ALIVIAN EL DOLOR Y TE HACEN SENTIR MÁS JOVEN
Los ejercicios suaves y sencillos son geniales para el cuerpo. Son fáciles de aprender y sin esfuerzo. Fortalecen los músculos y alivian la fatiga. Son excelentes para el enfoque y el pensamiento positivo. ¡No hay fin a lo bueno que pueden traer!

¿Entonces, Qué esperas? ¡Pon estos 10 movimientos que alivian el dolor y te hacen sentir más joven en la práctica hoy, y disfruta de los beneficios a largo plazo!

Cerrar menú

Comparte con un amigo