creating worlds - artificial

En el último verano, una joven me dijo que estaba enferma porque le habían hecho un mal.

Le expliqué que tenía un Poder Infinito dentro de sí, que la guiaba y la protegía, mas si ella daba ese poder a otro, esa persona mandaría en ella.

– ¿Cómo puedo dar poder a otro? –preguntó, incrédula, la joven.

– Dejándose influenciar. Si usted se deja influenciar, está aceptando la orden dada por otra persona, y todo lo que su subconsciente acepta, se torna realidad física. Por tanto, nunca de poder a alguien que pueda perjudicarla.

Si usted asume el pensamiento de los otros, ocurrirá en usted lo que los otros quieren que acontezca.

Cuanto más cargado de emoción fuere el pensamiento, con más fuerza y rapidez ocurrirá el resultado.

Examínese ahora y verá que innumerables veces usted dio poder a otros; por ejemplo, cuando le dijeron que usted es fea y usted lo admitió y pasó a considerarse fea; cuando le dijeron que su cuerpo es desgarbado y usted pasó a aceptar eso; cuando le dijeron que no era inteligente y usted pasó a considerarse atrasada; cuando le dijeron que usted es un aguafiestas y usted pasó a considerarse una persona no bien vista; cuando le dijeron que usted no sabe decidirse y usted pasó a ser indecisa y medrosa; cuando le dijeron que las personas sólo quieren explotarlo a uno y usted comenzó a temer a las personas; cuando le dijeron que viajar es peligroso y usted dejó de viajar; cuando le dijeron que comer sandía y tomar vino hace mal y usted se dejó condicionar; cuando le dijeron que mojarse los pies en la lluvia provoca gripe y usted aceptó esa orden; y así sucesivamente, sucesivamente. Haga ahora una limpieza general en su mente. Asuma usted mismo el comando de su barco, pues nadie lo ama mejor a usted que usted mismo; por tanto, nadie buscará con más acierto su beneficio que usted mismo.

Edison, el genio de la electricidad, cuando entró a la escuela, ya en el tercer mes de clases el profesor lo consideró un perfecto idiota y lo mandó a casa, porque nunca aprendería nada. Si Edison hubiese aceptado esa orden negativa, dada por una autoridad en el asunto, no habría pasado de ser una persona marginada en la vida.

Leí, cierto día, que una de las mayores cantantes líricas de todos los tiempos, Madame Schumann-Alink, cuando joven, fue ante un profesor de canto a realizar una prueba de voz.

El profesor la escuchó durante algunos minutos, y, entonces, bruscamente la interrumpió para decirle: "Está bien. Vuelva a su máquina de coser. Usted podrá ser una excelente costurera. Cantante, jamás".

¿Qué hubiera acontecido si la cantante hubiese prestado oídos al profesor?

Oí hablar también de que el famoso compositor Joaquín Rossini, autor de la célebre ópera "El Barbero de Sevilla" y otras, cuando comenzó a estudiar música fue decididamente desaconsejado por su profesor, quien hallaba que él no tenía dones para la música.

Quiero que usted fije en su cabeza que nadie puede perjudicarlo a usted a no ser usted mismo. Si usted cree en una sugestión negativa dada por alguien, no es ese alguien quien, en verdad, le está perjudicando a usted, sino que es usted mismo quien se está perjudicando, por haber asumido la sugestión y haberla hecho suya.

Nunca se perturbe por nada y haga que la Sabiduría Infinita, que habita en su ser íntimo, lo oriente correctamente, en la dirección del amor, del éxito, de la felicidad y de la vida.

EL PODER INFINITO DE SU MENTE

Lauro Trevisan

Menú de cierre

Send this to a friend