DESCUBRA USTED LAS MARAVILLAS DE SU MENTE

abstract_nko_34

 

En cualquier dirección

que recorras el alma,

nunca tropezarás con sus límites.

Sócrates

Muchas veces usted se habrá preguntado: ¿Por qué algunas personas son felices y otras desgraciadas? ¿Por qué algunos logran el éxito en la vida y otros viven y mueren marginados?

Mire a su alrededor y verá personas que comenzaron como simples empleados y hoy están en la cima, y verá personas que nunca salieron de un mismo lugar; verá personas que se casaron y son felices, y verá personas cuyo casamiento se desintegró, sin quedar piedra sobre piedra. Continúe observando y verá personas que consiguieron curarse de enfermedades consideradas incurables, y personas que nada pudieron contra la enfermedad.

Tal vez usted forme parte de ese ejército incalculable de personas que sufren de insomnio y sólo concilian el sueño a la madrugada a fuerza de somníferos, cuando existen tantas otras personas que, basta que caigan en la cama, para que ya estén durmiendo en la dulce paz de un saludable sueño.

Usted ya se preguntó: ¿por qué existen personas alegres y despreocupadas, cuando millones de otras están deprimidas y atormentadas por neurosis y miedos?

Muchos ya dividieron el mundo en dos partes: las personas de suerte y las personas desdichadas.

¿Será que vivimos bajo el flujo y reflujo de lo imprevisible?

¿Será que tendremos que decir, como Shakespeare, que "hay más misterios en este mundo de los que nuestra vana filosofía puede imaginar"?

Escribí este libro para abrir su mente. Finalmente, aquí usted descubrirá su verdadero destino.

Ahora usted comienza a levantar el velo del misterio y de lo desconocido; ahora usted encontrará el camino de sus sueños.

No importa el estado actual en que usted se encuentra. No importa si usted es pobre o enfermo o fracasado. Usted puede, desde ahora, comenzar a abrir las manos para recibir todas las dádivas de la vida.

Sería injusto suponer que sólo una pequeña clase de privilegiados pudiese tener acceso a los arcanos de la suerte y de las buenas cosas de la vida, en tanto el resto tendría que contentares con las migajas.

Sería también ridículo admitir que las riquezas del universo sean limitadas, de tal suerte que, si unos tuvieran bastante, otros tendrían poco.

Usted siempre deseó tener una vida repleta de felicidad, de amor, de paz, de salud, de bienestar económico. Si no lo consiguió, algo debe estar equivocado en usted.

¿Qué es?

Sé que usted ya culpó a la falta de suerte, a la falta de oportunidades; sé que ya culpó a sus padres, al gobierno, a la vida, al mundo, al diablo, a las brujerías, y a tantas otras causas más.

Mas, comience a pensar desde ahora: ¿será que la culpa está fuera de usted o dentro de usted?

EL PODER INFINITO DE SU MENTE

Lauro Trevisan

Cerrar menú

Comparte con un amigo