Usando el poder combinado de múltiples observatorios astronómicos en todo el mundo, los astrónomos han descubierto un impresionante conjunto de 39 galaxias masivas que antes habían sido invisibles.

El descubrimiento múltiple es el primero de su tipo, según un estudio publicado el miércoles en Nature, y está destinado a cambiar para siempre la forma en que los científicos ven cómo se forman las galaxias.

Las galaxias, que se encuentran a miles de millones de años luz de distancia, están íntimamente conectadas con los agujeros negros supermasivos y la distribución de la materia oscura.

En un comunicado de prensa, el investigador principal Tao Wang de la Universidad de Tokio dijo:

«Esta es la primera vez que se confirma una población tan grande de galaxias masivas durante los primeros 2.000 millones de años de la vida de 13.700 millones de años del universo. … Este hallazgo contraviene los modelos actuales de ese período de la evolución cósmica y ayudará a añadir algunos detalles que han estado ausentes hasta ahora».

Científicos encuentran docenas de galaxias 'invisibles'

Y mientras que el Telescopio Espacial Hubble ha permitido a los astrónomos obtener mayores conocimientos sobre partes del universo previamente desconocidas, el equipo de investigación de la Universidad de Tokio confió en el telescopio Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) en Chile para descubrir este último hallazgo masivo.

Y parece que las enormes galaxias abrumarían nuestra humilde vista de los cielos si fueran realmente visibles para nosotros los humanos. Dada la edad y la distancia de las enormes galaxias, siempre han estado ocultas a nuestra vista gracias a la débil y estirada luz que emanaba de ellas. Como resultado de esta distancia, la luz visible se convierte en infrarroja.

También en soyespiritual.com:   La depresión podría aumentar el riesgo de padecer más de 20 enfermedades no relacionadas, revela un estudio

Kotaro Kohno, autor del estudio y profesor de la Universidad de Tokio, explicó:

«La luz de estas galaxias es muy tenue, con largas longitudes de onda invisibles a nuestros ojos e indetectables para el Hubble.

Así que recurrimos al Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), que es ideal para ver este tipo de cosas. Tengo una larga historia con esa instalación y sabía que daría buenos resultados».

La luz infrarroja de las galaxias distantes fue revelada originalmente por el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA antes de que los «ojos agudos» de ALMA los detectaran, cortando a través del espeso polvo que los ocultaba de nuestra vista, explicó Wang.

«Se necesitaron más datos del imaginativamente llamado Very Large Telescope en Chile para probar realmente que estábamos viendo galaxias masivas antiguas donde antes no se había visto ninguna».

El nuevo descubrimiento también arrojará luz sobre la existencia de agujeros negros supermasivos. El profesor Kohno explicó:

«Cuanto más masiva es una galaxia, más masivo es el agujero negro supermasivo en su corazón. Así que el estudio de estas galaxias y su evolución nos dirá más sobre la evolución de los agujeros negros supermasivos, también.

Las galaxias masivas también están íntimamente conectadas con la distribución de la materia oscura invisible. Esto juega un papel en la formación de la estructura y distribución de las galaxias. Los investigadores teóricos tendrán que actualizar sus teorías ahora».

Entonces, ¿cómo sería el cielo si viviéramos en una de estas antiguas y masivas galaxias? Wang lo explicó:

«Por un lado, el cielo nocturno parecería mucho más majestuoso. La mayor densidad de estrellas significa que habría muchas más estrellas cerca al aparecer más grandes y brillantes… Pero por el contrario, la gran cantidad de polvo significa que las estrellas más lejanas serían mucho menos visibles, por lo que el fondo de estas estrellas cercanas y brillantes podría ser un vasto vacío oscuro».

También en soyespiritual.com:   Los niños religiosos son más propensos a luchar para distinguir entre la realidad y la ficción

Wang está seguro de que en el futuro, la nueva tecnología telescópica basada en el espacio será capaz de revelar los químicos, el número de estrellas y la composición básica de las docenas de galaxias que han sido reveladas. Me lo explicó:

«Estudios previos han encontrado galaxias extremadamente activas formadoras de estrellas en el Universo primitivo, pero su población es bastante limitada.

La formación estelar en las galaxias oscuras que identificamos es menos intensa, pero son 100 veces más abundantes que los estallidos extremos. Es importante estudiar un componente tan importante de la historia del Universo para comprender la formación de galaxias».

Cerrar menú

Comparte con un amigo