Los niños testarudos pueden ser una pesadilla. A veces no entendemos por qué nos desobedecen y se portan mal. No sabemos las razones que los animan a desafiar nuestra autoridad y algunas de sus acciones incluso nos hacen pensar que somos malos padres. Pero no se preocupe demasiado, hay algo positivo en todo esto porque, según la investigación realizada por ResearchGate, los niños más tercos y rebeldes tienen más probabilidades de convertirse en adultos exitosos en el futuro.

Cuando los niños comienzan a estudiar, creemos que tienen que cumplir con ciertas expectativas, como sacar buenas notas, tener un excelente comportamiento y ser obedientes, respetuosos y calmados para tener un futuro prometedor. Este estudio, que ha recopilado información desde 1968, se basó originalmente en un análisis del comportamiento de unos 3.000 niños de entre 8 y 12 años de edad, e incluye inteligencia, medidas educativas, aspiraciones, estatus socioeconómico, antecedentes familiares y un cuestionario sobre la escuela y las actividades diarias, sentimientos, pensamientos y hábitos de los estudiantes.

Después de más de 40 años de seguimiento, el estudio mostró que los niños que usualmente desafían la autoridad tienen tendencia a cuestionar las cosas que suceden a su alrededor y a pensar más allá de los límites que se establecieron para ellos. Esto les da alguna ventaja creativa cuando se trata de nuevas ideas o de un lanzamiento de un negocio. Los que eran considerados rebeldes, desobedientes, agresivos y testarudos podían colocarse en posiciones importantes dentro del lugar de trabajo, ganando más dinero que los que tenían mejores calificaciones y eran más disciplinados durante su infancia.

ninos rebeldes tendran mas exito en el futuro

Las características y el comportamiento de los estudiantes juegan un papel importante. El éxito va más allá de tener buenos recursos cognitivos y ser parte de una familia rica y de clase alta. La calidad de la formación profesional y académica, además del interés y la responsabilidad que el niño desarrolla a lo largo de su vida, son factores determinantes para lograr el éxito profesional y económico.

De acuerdo a las variables analizadas, se determinó que el éxito de los niños rebeldes en su edad adulta puede ser el resultado de su egoísmo y su capacidad para poner en primer lugar sus propios intereses. Al no cumplir con las reglas que se les imponen, se convierten en expertos a la hora de negociar y defender el salario que desean, y su inconformismo siempre los lleva a buscar la opción más atractiva y favorable para ellos mismos.

El estilo de vida que existía hace muchos años probablemente no se parece mucho a nuestro estilo de vida actual. Por otro lado, es posible que en algunos de los casos, las personas que eran niños rebeldes no alcanzaran el éxito de la manera más ética o quizás no fueran muy aplicadas en sus estudios y tuvieran que pasar más tiempo en la escuela. Si hubieran pasado más tiempo en la escuela, esto podría haber aumentado la posibilidad de que absorbieran el conocimiento necesario para ir a la universidad y los hubiera hecho más conscientes de lo que querían para su futuro. Si su hijo es rebelde o testarudo, no debe ponerse demasiado ansioso, porque existe la posibilidad de que su hijo se convierta en un adulto muy exitoso.

Cerrar menú