¿Qué opinas de ti misma?

image

Muchas veces creemos ciegamente lo que los otros dicen sobre nosotros pero dudamos de nuestra propia opinión, o lo que es peor, no le damos importancia.

Pensamos que los demás saben exactamente como somos,

¿pero esto es así?

La respuesta es no!!!!!

¿Quién conoce tus pensamientos o sentimientos?

¿Quién sabe exactamente como eres?

¡SOLO TU!

Nadie más que ti misma puede decirte qué te conviene, qué te hace feliz y qué necesitas. Pero para saber esto debes conocerte, tomarte un tiempito para indagar en tu interior y descubrir así todo aquello que te identifica.

Así que esta sencilla técnica de 2 Pasos te ayuda a descubrirte y dejar de estar pendiente de la opinión ajena.
Primero: Examina
Una buena forma de iniciar un camino de autoexploración es preguntarte:

¿Si tuviese que hablar de mí con otra persona, qué diría?
En las respuestas podrás descubrir si, a la hora de describirte, lo haces con amor a ti misma o con desprecio.
Algunas personas utilizan frases descalificadoras o peyorativas sobre ellas mismas y se las repiten a diario e inclusive se las trasmiten a cuanta persona se comunica con ellas: "soy un desastre"; "siempre me equivoco"; "estoy hecha una vaca"; "soy torpe", "no sirvo para nada"; "soy ignorante", etc.
Obviamente, si piensas eso de ti, ¿qué crees que pensarán los demás?, o lo que es más grave, ¿cómo crees que te tratarán?

Sígueme en Facebook

Segundo: Reemplaza
Comienza a identificar qué palabras utilizas cuando te refieres a tu persona para poder cambiar aquello que te perjudica. Para ello modifica estos conceptos utilizando frases que denoten algo más positivo, pero sin ser lo opuesto.

Por ejemplo si te repites "siempre me equivoco" puedes comenzar a reemplazarla por:
"algunas cosas hago bien" o
"me gusta lo bien que me sale tal cosa"
Como verás no lo reemplacé por "nunca me equivoco", que sería lo opuesto, porque te resultará poco creíble y lo único que lograrás es que te enfoques cada vez más en lo que no te gusta. Lo mismo sucede si te repites que estás muy gorda, cambiar la frase por "estoy delgada" no te causará más que rechazo.
Aprende a conocerte y verás que nunca más creerás todo lo que opinan de ti y así tu propia opinión será la que te guie.

Si deseas más información gratis, ingresa en www.imagenyautoestima.com.ar

Andrea Martínez

Menú de cierre

Comparte con un amigo