El mal de amores

mal amores

Toda enfermedad es creada por uno mismo, sucede como una respuesta a una situación interna que nos genera un bloqueo emocional. Nadie busca la enfermedad de manera consciente, esta nos sucede, aunque a veces nos decimos cosas como… “no vale la pena vivir o me quiero morir” y resulta que nos enfermamos. Normalmente recreamos un ambiente mental de manera inconsciente que genera una… tensión emocional que precisa de una salida para liberarse. Por tanto el sentido biológico de cualquier enfermedad, aunque te parezca absurdo e irónico, tiene que ver con un intento por sanarnos energéticamente, es una acción del inconsciente que nos señala en donde se encuentra un bloqueo emocional para atenderlo. Sucede que para el inconsciente, como es un programa que regula y vigila todos tus procesos internos, tiene como prioridad mantener el equilibrio emocional, ya que su deterioro puede causarte la muerte.

El bienestar del cuerpo físico depende del saneamiento del cuerpo emocional. Por tanto el inconsciente hace cosas que en apariencia no tienen sentido para ti, pero como vives de manera incoherente con el orden natural, afectando por tanto tu equilibrio energético. El inconsciente hace que te detengas, que frenes, y que dejes de comprometerte y suicidarte silenciosamente. Es por ello que enfermas, es el último recurso que tiene tu alma para hacerte entrar en razón. Para que prestes atención a esas emociones intensas que reprimes y las liberes por medio del perdón.

Lo mismo sucede con el sentido de las experiencias que tenemos. Él para que de una situación que nos afecta (como robos, descomposturas, pérdidas o infortunios) tiene que ver con una situación emocional no resuelta y reprimida. El nuevo paradigma del bienestar total, percibe a las enfermedades y conflictos en nuestra vida como síntomas o efectos de una causa que se haya asociada a un desequilibrio emocional propiciado por nuestro dialogo interno. La forma como pensamos e interpretamos es determinada por nuestro sistema de creencias. Si tú crees que no mereces vivir, que no eres digna o que careces de valor. O si te sientes culpable de algo, abandonada y sin protección. Tendrás suficientes razones para estar resentida(o), el inconsciente por tanto tratará de sanarte de este virus altamente toxico generando estados depresivos y enfermedades para que detengas, para que dejes de reprimirte y lo liberes. Por ello mismo se te ha dicho muchas veces que el que no perdona no sana. El que se enferma y no puede sanar vive con resentimientos ocultos.

Por © Ari Shemoth
psicoterapia.energetica@hotmail.es

Visita Wadie.com
Menú de cierre

Comparte con un amigo